El Mundo

Benedicto XVI pide por la paz y ve adelantos en el diálogo entre la Iglesia y los judíos

El papa Benedicto XVI, al iniciar una gira por Medio Oriente, dijo hoy que el diálogo entre la Iglesia y los judíos progresa “pese a los malentendidos”, y que esto “ayudará a la paz y el camino recíproco”. La gira del Sumo Pontífice llega precedida de controversias que podrían empañar su proyectada visita a Israel, que empieza el lunes: la conducta de su predecesor durante la Segunda Guerra Mundial y la presunta indulgencia hacia un obispo que niega el Holocausto.

Viernes 08 de Mayo de 2009

Ammán (Jordania).-  El papa Benedicto XVI, al iniciar una gira por Medio Oriente, dijo hoy que el diálogo entre la Iglesia y los judíos progresa “pese a los malentendidos”, y que esto “ayudará a la paz y el camino recíproco”.

La gira del Papa llega precedida de controversias que podrían empañar su proyectada visita a Israel, que empieza el lunes: la conducta de su predecesor durante la Segunda Guerra Mundial y la presunta indulgencia hacia un obispo que niega el Holocausto.

En declaraciones a periodistas poco antes de aterrizar en Jordania, primera escala de su gira de ocho días, Benedicto XVI dijo que los malentendidos entre cristianos y judíos son inevitables cuando “por 2.000 años se estuvo separado”.

Es “importante que judíos y cristianos tengamos la misma raíz en la Biblia y los mismos libros del Antiguo Testamento, que son libros de liberación”, señaló el Papa.

“Naturalmente, donde por 2.000 años se estuvo distinguidos, es más, separados, no hay por qué maravillarse de que haya malentendidos: hay un cosmos semántico diverso así que las mismas palabras significan cosas diversas”, añadió.

Benedicto XVI subrayó que hay que “hacer de todo para aprender los unos de los otros”, informó la agencia de noticias ANSA.
“Hacemos grandes progresos y hay grandes posibilidades”, afirmó el Pontífice.

Además de Jordania e Israel, el Papa visitará también los territorios palestinos durante su peregrinaje de ocho días por lugares sagrados para el cristianismo, judaísmo e islam.

Será la segunda visita oficial de un Papa al Estado judío y llegará nueve años después del histórico viaje sin precedentes del papa Juan Pablo II, quien rezó ante el Muro de los Lamentos, el sitio más sagrado del judaísmo.

Días atrás, el Vaticano buscó minimizar las polémicas que podrían ensombrecer la visita a Israel.
La Santa Sede dijo que una comisión judía y católica trabaja duro para resolver la controversia sobre si Pío XII, papa durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), hizo lo suficiente como para tratar de detener el Holocausto, el asunto que para muchos es el que más complica las relaciones entre el Vaticano e Israel.

Otras dos polémicas también causaron fricciones con los judíos durante el papado de Benedicto.

A principios del corriente año, el Pontífice levantó la excomunión a un obispo renegado, Richard Williamson, que había negado el Holocausto. Benedicto reconoció luego que cometió errores al querer acercarse al religioso ultraconservador.

En 2007, la decisión de relajar restricciones a la celebración de la vieja misa en latín también provocó tensiones porque restauró una plegaria por la conversión de los judíos que se recita durante Semana Santa.

El Vaticano dijo la semana pasada que ambas controversias fueron resueltas, y que los católicos no rezan por la conversión de los judíos. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario