El Mundo

Bachelet reafirmó su decisión de reformar la educación en Chile

La jefa de Estado rindió informe ante el Congreso sobre sus planes de gobierno. Llamó a despenalizar el aborto y anunció un nuevo censo.

Jueves 22 de Mayo de 2014

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, reafirmó ayer la decisión de su gobierno de llevar adelante la emblemática reforma educacional, junto a cambios tributarios y políticos, destinada a terminar con la desigualdad en el país trasandino. "No hemos logrado superar las grandes desigualdades", no obstante el progreso económico de Chile, dijo la mandataria socialista en el Congreso nacional, en su primera cuenta pública desde que asumió el 11 de marzo su segundo mandato. .

De hecho, hace dos días suscribió un proyecto de reforma educacional, considerada una de las más emblemáticas de su gestión, que intenta un sistema de educación gratuito, de calidad y sin fines de lucro, y que busca responder las demandas de los estudiantes desde el estallido social de 2011. Además de reducir "la desigualdad", el proyecto "fortalecerá la educación pública", subrayó la jefa de Estado, en un discurso de dos horas.

Durante el discurso, miles de estudiantes se manifestaron en las afueras del Congreso en Valparaíso (a 120 kilómetros de Santiago) desconfiados de que los cambios propuestos logren una educación gratuita y de calidad, alejada de las leyes del mercado. La mandataria también reivindicó la reforma tributaria que busca recaudar 8.200 millones de dólares para financiar el cambio del sistema educativo, que el empresariado considera una amenaza a la inversión y el crecimiento de una economía en desaceleración.

Actualmente, la educación pública chilena es provista por los municipios y los llamados "sostenedores", empresas que reciben fondos del Estado a cambio de administrar colegios. Esas empresas privadas fueron autorizadas durante el régimen militar del general Augusto Pinochet (1973-1990) a tener colegios y universidades, los que les generan rentables negocios. Incluso las universidades públicas cobran a sus alumnos cantidades que pueden llegar hasta los 8.000 dólares anuales.

La presidenta se refirió también a cambios a la Constitución política, también heredada de la dictadura militar. Se necesita una Constitución que "proyecte a Chile al futuro y no la ate al pasado", dijo Bachelet, que también demandó discutir "la despenalización del aborto" cuando hay problemas para que el feto nazca. Por otra parte, anunció que en su gestión se hará un nuevo censo, para subsanar las fallas del realizado en 2012.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario