El Mundo

Autorizaron un vuelo semanal directo entre Nueva York y La Habana

Todavía prevalecen restricciones impuestas por Estados Unidos a los viajes a Cuba como parte del bloqueo que rige de 1962 y, se supone, estaría en vía de quedar sin efecto.

Martes 05 de Mayo de 2015

La compañía aérea JetBlue anunció hoy que desde el 3 de julio conectará Nueva York y La Habana, capital de Cuba, con un vuelo semanal, conexión autorizada por las autoridades de Estados Unidos como resultado directo de la nueva política de deshielo de las relaciones bilaterales.

Los pasajes para el vuelo operado por JetBlue desde el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York hasta la base José Martí de la capital cubana se podrán comprar a través de la agencia de viajes charter Cuban Travel Services (CTS).

“Nuestro primero vuelo de JFK a Cuba ofrece una nueva opción de volar directo desde Nueva York, donde hoy en día residen muchos cubanos”, destacó en un comunicado el presidente y consejero delegado de JetBlue, Robin Hayes.

El anuncio del nuevo vuelo llega apenas semanas después de que el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, encabezara una misión comercial a Cuba -de la que participaron ejecutivos de esa línea aérea- en busca de oportunidades para las empresas de la región interesadas en invertir en la isla caribeña, en proceso de apertura la firmas extranjeras.

“Felicito a JetBlue por convertirse en la primera gran aerolínea en anunciar un vuelo directo entre Nueva York y Cuba en esta nueva era entre nuestras naciones”, aseguró en el mismo comunicado el gobernador Cuomo.

Por ahora solo existen vuelos chárter ofrecidos por algunas aerolíneas, y con limitado número de personas autorizadas, ya que todavía prevalecen las restricciones impuestas por Estados Unidos a los viajes a Cuba como parte del embargo, que se supone en vía de quedar sin efecto.

La administración del presidente Barack Obama ya puso en marcha algunas medidas para suavizar el bloqueo, como aumentar la cantidad de dinero que se puede enviar a la isla o permitir las exportación de materiales de construcción, herramientas y equipo para el trabajo agrícola.

Los pasos, medidos por ahora, forman parte de los cambios en las relaciones generados a partir de los anuncios de diciembre de Obama y su par Raúl Castro de que iniciarían un lento camino hacia el restablecimiento pleno de las relaciones.

Con ese fondo, más de 120 agentes de viajes, representantes de aerolíneas y operadores de Estados Unidos están participando de la Feria Internacional de Turismo “FitCuba 2015”, el más importante evento de la industria del ocio de la isla, inaugurado hoy.

El ministro cubano de Turismo, Manuel Marrero, resaltó la presencia de los estadounidenses durante su discurso de apertura del foro, que tiene lugar en el polo turístico de Jardines del Rey, un conjunto de cayos situados en la costa norte del centro de la isla, informaron medios locales.

Aunque Marrero destacó que se incrementaron las visitas de ejecutivos estadounidenses a la isla, lamentó las trabas que aún existen para que los estadounidenses viajen a Cuba.

Por el bloqueo que rige desde 1962, los ciudadanos de EEUU solo pueden viajar al país caribeño por motivos académicos, culturales o religiosos. Se estima que si el gobierno levanta las prohibiciones los visitantes estadounidenses podrían sumar hasta 3 millones en el primer año.

A partir de aquel acercamiento, Cuba entregó a EEUU al contratista Alan Gross, que asistió a una recaudación de fondos en Miami para apoyar políticas que promuevan el comercio bilateral.

Unas 50 personas fueron anoche a la casa del abogado de Gross, Scott Gilbert, para recaudar fondos para el comité de acción política (PAC) New Cuba, a favor del incremento de los viajes de estadounidenses a isla y del flujo bilateral del comercio entre ambos países.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS