El Mundo

Aumentó un 100 % el éxodo de balseros cubanos a pesar del deshielo con EEUU

La situación encendió las alarmas entre ambos países por el temor a un nuevo éxodo ante la frustración en la isla caribeña por la difícil situación económica, según analistas.

Sábado 16 de Mayo de 2015

A pesar del deshielo entre Washington y La Habana, anunciado por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, el número de inmigrantes cubanos que busca ingresar a los Estados Unidos se disparó desde principios de 2015, fenómeno, en parte, impulsado por la incertidumbre de los isleños después de que los dos países anunciaron esfuerzos para mejorar sus relaciones bilaterales. En los tres primeros meses del año, 9.371 cubanos llegaron a Estados Unidos, sobre todo a Miami, lo que equivale a un aumento del 118% sobre el mismo período de 2014. La situación encendió las alarmas por el temor a un nuevo éxodo ante la frustración en la isla caribeña por la difícil situación económica, según analistas.

   Los expertos dicen que los números indican que ese crecimiento se dio sobre todo desde el 17 de diciembre, día del anuncio de Obama y Castro para restaurar las relaciones diplomáticas y trabajar en pos de normalizarlas después de más de 50 años de hostilidad. “Los cubanos están cada vez más preocupados de que el estatuto jurídico especial que tienen bajo la ley actual de Estados Unidos se elimine”, dijo Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de La Florida.

   Por otro lado, desde octubre, cuando empezó el año fiscal 2015, llegaron a la frontera estadounidense desde México 6.489 cubanos. Este número representa el 37% de todas las llegadas durante el año fiscal anterior, entre octubre de 2013 y septiembre de 2014, que fueron 17.459, según indicó la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CPB, por su sigla en inglés). El organismo no desglosa las cifras por meses, pero al igual que ya lo hizo la guardia costera, emitió una notificación en días recientes en la que recordaba que el histórico anuncio del acercamiento entre Estados Unidos y Cuba en diciembre no significa un cambio en las leyes migratorias.

   En virtud de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, los cubanos que llegan a suelo estadounidense tienen derecho a quedarse y solicitar la residencia, un beneficio que no se ofrece a cualquier persona de otra nacionalidad. Una política conocida con el nombre de «pies secos, pies mojados» significa que sólo aquellos cubanos interceptados en el mar sean devueltos a su país.

Varados. Mientras tanto, 38 migrantes cubanos detenidos cuando se dirigían por mar a Estados Unidos se encuentran varados a bordo de un barco de la Guardia Costera, ante la negativa del gobierno cubano de autorizar su regreso a la isla.

   Desde hace mucho tiempo, la política estadounidense de recibir a los cubanos que llegan a su territorio y de rechazar a los detenidos en el mar ha molestado al gobierno de Cuba, que ha argumentado que dichas medidas alientan a los cubanos a efectuar el peligroso viaje a través del Estrecho de la Florida, con frecuencia en balsas de manufactura casera o en botes endebles con la esperanza de arribar a territorio estadounidense.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS