El Mundo

Atentan en la capital de India contra la esposa de un diplomático israelí

En Nueva Delhi resultó herida de consideración la mujer del agregado militar. Otro ataque similar en Georgia pudo ser abortado. Israel acusó a Irán y Hezbolá.

Martes 14 de Febrero de 2012

Nueva Delhi/Jerusalén. - La esposa de un diplomático israelí resultó seriamente herida en la capital de India, Nueva Delhi, al ser blanco de un ataque con bomba. Un atentado similar fue abortado en la república caucásica de Georgia. Israel acusó a Irán y a su aliado libanés Hezbolá de estar detrás de los ataques. Irán no sólo negó cualquier vinculación sino que acusó a Israel de estar detrás de los ataques contra sus propios diplomáticos. En todo caso, los atentados parecen la respuesta iraní a una serie de asesinatos de ingenieros iraníes que eran figuras clave en el programa nuclear de Teherán (ver aparte).

La explosión en Nueva Delhi destruyó un auto en el que viajaba la esposa del agregado militar israelí en India. La mujer tuvo que ser operada, pero que su vida no está en peligro. Otras tres personas sufrieron heridas menores en la explosión, incluido el chofer del auto. La explosión ocurrió a 500 metros de la residencia del primer ministro indio, Manmohan Singh. Por su parte, B.K. Gupta, jefe de policía de la capital india, dijo que un testigo vio a un motociclista colocando un dispositivo en la parte trasera del auto, que tenía placas diplomáticas. "El testigo dice que era una especie de dispositivo magnético. Ni bien la moto se alejó, el auto explotó y se prendió fuego", explicó.

En la capital de la república caucásica de Georgia, Tiflis, otro ataque similar fracasó debido a que el dispositivo explosivo fue desactivado a tiempo por la policía local.

Aniversario y alerta. Israel había colocado en alerta a sus misiones extranjeras porque hoy se cumple el cuarto aniversario del asesinato en Damasco de un alto jefe de Hezbolá, Imad Moughniyah. Los medios online israelíes resaltaban que los atentados ocurrieron el día antes de que se cumpliera el aniversario del asesinato del "architerrorista de Hezbolá". Mugniyah estaba considerado el jefe de operaciones de Hezbolá en el exterior. Israel le imputaba la autoría intelectual de los atentados contra su embajada en Buenos Aires en 1992 y contra la Amia en 1994. Hezbolá había prometido vengar la muerte de Moughniyah, por la cual acusó al Estado judío.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, salió ayer rápidamente a acusar a Irán y Hezbolá, y también los responsabilizó por una serie de intentos de ataques recientes en Tailandia y Azerbaiyán. "Irán y su socio Hezbolá están detrás de cada uno de estos ataques", dijo Netanyahu.

El mes pasado, Tailandia informó que detuvo a un libanés vinculado con Hezbolá, que luego condujo a la policía a un depósito lleno de materiales para fabricar bombas. Por otro lado, las autoridades de Azerbaiyán arrestaron a dos personas que estaban preparando un ataque contra el embajador de Israel y un rabino local. .

Insólita acusación. Irán no sólo negó las acusaciones israelíes. Dio un paso más allá y acusó a la propia Israel de estar detrás de los atentados. Lo hizo el vocero oficial del Ministerio de Exteriores de Teherán, Ramin Mehmanparast. "El régimen sionista (por Israel) tiene el más alto récord de acciones criminales y es el primer sospechoso de toda acción terrorista en el mundo", declaró el vocero, quien agregó que el objetivo de la denuncia israelí era dañar los vínculos iraníes con India y Georgia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS