El Mundo

Atentado terrorista contra un semanario en París deja 12 muertos

Un comando de tres hombres atacó la redacción del periódico satírico Charlie Hebdo. Los extremistas disparaban mientras gritaban “¡Alá es grande!”. Anoche capturaron a uno de ellos.  

Jueves 08 de Enero de 2015

Doce personas, ocho de ellas periodistas, murieron asesinadas en la redacción de un semanario satírico atacado por un comando de terroristas islámicos. El ataque dejó además 11 heridos, cinco de ellos graves. La matanza en la sede de la revista Charlie Hebdo desató la indignación internacional. El comando terrorista, formado por tres hombres que gritaban "Alá es grande" y hablaban en perfecto francés, logró escabullirse, pero anoche uno de ellos fue cercado y se entregó a la policía en el norte de Francia. Previamente, las autoridades habían identificado públicamente a los presuntos autores, tres jóvenes franceses de origen y nombres árabes. El semanario Charlie Hebdo y su director habían sido anterioremente víctimas de atentados y amenazas provenientes del islamismo radical, muy fuerte en Francia. Ayer, en una reacción espontánea masiva, cientos de miles de franceses salieron a la calle a repudiar el atentado terrorista y en defensa de la libertad de expresión. Estas manifestaciones se repitieron en muchas naciones occidentales.

Dos hombres encapuchados vestidos de negro irrumpieron en la redacción de la revista en la mañana, disparando sus fusiles de asalto Kalashnikov. Una dibujante que sobrevivió contó que los atacantes hablaban francés "a la perfección" y dijeron ser de Al Qaeda. Los atacantes gritaron "Alá es grande" y "Hemos vengado al profeta", en referencia a Mahoma. Dejaron 12 muertos, entre ellos ocho periodistas y dibujantes, y dos policías. Uno de estos fue rematado en la calle, crimen que fue captado por un celular y mostrado ayer en todo el mundo. La frialdad que exhiben los asesinos del policía, inerme y herido en el suelo, causó aún mayor indignación. Durante el asalto al periódico,varios transeúntes escucharon ráfagas de más de cuarenta tiros. Los redactores y administrativos del semanario fueron perseguidos a tiros por los asesinos, debiéndose refugiar en los tejados del edificio. Los dos atacantes huyeron en un auto Citroen negro, en el que los esperaba el tercer integrante del comando. De inmediato, la policía francesa lanzo una enorme operación de búsqueda y captura, en la que participaban varios miles de policías y entre ellos centenares de especialistas. Poco después se halló el auto utilizado por los terrristas.

El director y los más conocidos dibujantes de Charlie Hebdo figuran entre los asesinados (ver página 24). Entre las víctimas aparecen asimismo dos policías que custodiaban las instalaciones por las continuas amenazas que sufría el semanario. Los dibujantes eran figuras muy conocidas en Francia desde hace décadas, lo que generó una ola de conmoción pocas veces vista en la nación.

El peor en 50 años. Ante el que es el mayor atentado terrorista registrado en Francia en los últimos 50 años, el presidente François Hollande anunció un plan antiterrorista que presentará hoy al Parlamento y pidió unidad a la nación francesa ante este "shock".

Cientos de miles de personas salieron a las calles de París y de decenas de ciudades francesas en solidaridad espontánea con la revista atacada por los islamistas y en defensa de la libertad de expresión, que ha quedado en peligro luego del brutal ataque. Los manifestantes congregados en la Plaza de la República de París portaban pancartas diciendo: "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie).

Esta consigna, en francés, se repitió ayer en diversos lugares del mundo, como reacción a un atentado que claramente intenta callar al periodismo crítico, en este caso del islamismo más fanático. En otros carteles se veía una de las muchas caricaturas de Mahoma publicada por Charlie Hebdo. Las marchas, siempre con el cartel "Je suis Charlie", se multiplicaron en las ciudades de toda Francia, y también se replicaron en el exterior. Fueron particularmente importantes en Londres y en las ciudades de Cánadá, que posee una provincia de habla francesa.

Identificados rápidamente. Los terroristas fueron rápidamente identificados por la inteligencia francesa. Horas después, ocurrió la primera captura. El más joven de los tres atacantes se entregó en el norte de Francia cuando ya eran las primeras horas de este jueves. Tras huir a Charleville-Mézière, en las Ardenas ,el joven de 18 años quedó bajo custodia policial cerca de la frontera con Bélgica. Aún eran buscados los dos terroristas más peligrosos, los hermanos Chérif y Said Kouachi, de 32 y 34 años, que serían quienes ingresaron en la redacción y cometieron la masacre, mientras el joven de 18 años esperaba en el auto. Según medios franceses, la policía interrogaba a personas del entorno de los dos hombres, que se mantenían prófugos. Las autoridades estaban buscando a los atacantes con un despliegue de miles de agentes, entre otros lugares, en Reims y Estrasburgo. Los dos hermanos son de París y tienen ciudadanía francesa pese a sus nombres árabes. Son de origen argelino, como muchos franceses islámicos.

Documento olvidado. Durante la tarde, la fuerza de seguridad nacional francesa emitió un documento interno pero hecho público en el que indicaba que que se buscaba a los tres hombres. El documento, revisado por un corresponsal de la agencia británica de noticias Reuters, identificó a los hombres como Said Kouachi, nacido en 1980; Cherif Kouachi, nacido en 1982. Uno de ellos estaba señalado como miembro de una red de reclutamiento iraquí que actuaba en el barrio 19 de París. El tercero es Hamyd Mourad, nacido en 1996. Este último es el joven de 18 años que se entregó anoche en el norte de Francia.

Una fuente de la policía dijo que uno de ellos fue identificado porque dejó sus documentos en el auto Citroen negro en el que escaparon del lugar del crimen. Los hermanos Kouachi viven en la región de París, mientras que Mourad es del área de la ciudad de Reims, en el norte francés, dijo una fuente del gobierno a Reuters. Fue allí donde fue arrestado anoche, luego de verse cercado por un comando policial fuertemente armado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS