El Mundo

Atacante suicida mata a siete personas en Afganistán

Al menos siete personas murieron  hoy en Afganistán cuando un atacante suicida se inmoló con una  bomba cerca de un grupo de obreros de la construcción indios y  policías que los protegían...

Jueves 03 de Enero de 2008

Kabul- Al menos siete personas murieron  hoy en Afganistán cuando un atacante suicida se inmoló con una  bomba cerca de un grupo de obreros de la construcción indios y  policías que los protegían, informaron fuentes gubernamentales.

En tanto, el gobierno afgano informó hoy que 200 rebeldes  talibanes, entre ellos 17 comandantes del movimiento, murieron el  mes pasado en la operación militar para reconquistar la sureña  ciudad de Musa Qala, que estuvo en poder insurgente 10 meses.

Otras 12 personas resultaron heridas en el atentado suicida  contra los trabajadores indios, que ocurrió en la provincia de  Nimroz, en el sudoeste del país, según informó el gobernador  Ghulam Dastagir Azad.

El convoy de trabajadores y policías viajaba por la principal  ruta hacia la ciudad de Khash Rod cuando fue alcanzado por la  explosión de una bomba plantada en el lugar, relató Azad, citado  por la agencia Europa Press.

La caravana se detuvo tras el primer estallido, y un atacante  suicida detonó una segunda bomba y mató a seis policías y a un  trabajador indio. De los 12 heridos, 10 fueron policías y dos,  obreros, según el gobernador Azad.

En tanto, el Ministerio de Defensa afgano anunció hoy que más  de 200 talibanes murieron el mes pasado en la reconquista de Musa  Qala, en la sureña provincia de Helmand.

“Esta es una cifra de víctimas confirmada. Sabemos ahora que  más de 200 talibanes fueron muertos en el marco de la operación  Musa Qala”, dijo el vocero ministerial general Mohammad Zahir  Azimi.

“Diecisiete de ellos eran comandantes”, agregó, sin dar más  detalles. Al menos cuatro civiles también murieron en los  enfrentamientos, concluyó.

Los talibanes habían tomado Musa Qala hace diez meses y  transformado la ciudad en su principal base de operaciones.

Desde allí coordinaban su campaña insurgente, que el año  pasado dejó un récord de alrededor de 6.000 muertos que hizo de  2007 el período más violento en el país desde que Estados Unidos  derrocó a los talibanes, a fines de 2001.  (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario