El Mundo

Aseguran que la banca estatal de Brasil ya no financiará la corrupción

"La banca pública hoy hace aportes para ayudar a los más fuertes, es una transferencia perversa de recursos", dijo el nuevo ministro de Economía.

Martes 08 de Enero de 2019

El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo en un acto de posesión de los nuevos presidentes de los bancos públicos, que el "dirigismo económico corrompe la política brasileña y frenó el crecimiento económico". Los nuevos presidentes de las instituciones estatales tendrán que afrontar distorsiones en el crédito estatal que, afirmó, fue blanco de fraudes que serán revelados cuando el nuevo gobierno abra la "caja negra" de esos bancos.

En la mañana de esta segunda, el presidente Jair Bolsonaro ya había publicado un mensaje similar en su red social. Y el ministro participaron en la solemnidad de posesión de los presidentes del Banco do Brasil, Rubem Novaes, del banco nacional de desarrollo BNDES, Joaquim Levy, y de Caixa Económica Federal, Pedro Guimares, en el Palacio del Planalto.

"El mercado de crédito está estatizado, el BNDES recibe aportes para hacer proyectos económicos extraños, para ayudar a los más fuertes. A nosotros, liberales, no nos gusta y creemos que eso es una transferencia perversa de recursos", afirmó. "La Caja ha sido objeto de saqueos, fraudes y asaltos al dinero público, eso será obvio más adelante, a medida que se analicen las 'cajas negras'" de estas entidades de crédito estatales.

"Asociaciones con piratas"

Según el ministro, los bancos públicos se perdieron "en asociaciones con piratas privados, políticos corruptos y algunas criaturas del pantano" y será la misión de los nuevos presidentes de las instituciones impedir que eso se repita. "Ha habido transferencia de renta en fraudes, para alianzas políticas, para ayudar a ‘amigos del rey', a empresarios que llegan cerca del poder", afirmó. "El pueblo brasileño se cansó de ver este uso de la máquina de crédito del Estado". Guedes se esforzó en destacar que el problema no es subsidiar el crédito para las clases más pobres.

"La estatización del crédito reduce los recursos a disposición de la economía, mientras la tasa de interés para el pueblo brasileño sube a la luna, hay otro interés barato; este tipo de distorsión es la que los nuevos presidentes enfrentarán".

En una de las varias causas que tiene abiertas el encarcelado ex presidente Lula da Silva se lo acusa de negociar obras públicas en el exterior para beneficio de las grandes empresas brasileñas, como Odebrecht. Lula, a través de la fundación que lleva su nombre, lograba que países africanos y centroamericanos concedieran importantes obras públicas a esas empresas. El BNDES actuaba dando financiamiento subsidiado a las empresas, que eran así doblemente beneficiadas.

A su turno, el presidente Bolsonaro reafirmó que quiere hacer públicos todos los contratos de los bancos estatales, incluyendo los de su gestión y las de sus antecesores. "No podemos permitir ninguna cláusula de confidencialidad pretérita", subrayó. Dijo que ha orientado a los "jóvenes" que están al frente de la política económica a actuar bajo el lema "transparencia por encima de todo", en referencia al lema de su gobierno."Todos nuestros gastos tendrán que ser abiertos al público, y lo que ocurrió en el pasado también. Aquellos que fueron a esas instituciones porque eran amigos del rey a buscar privilegios no serán perseguidos, pero esos actos se volverán públicos", declaró.

El nuevo presidente de la Caixa, Pedro Guimaraes, anunció que "estaremos sábado y domingo en Estados del país. Nuestro foco son las comunidades carenciadas donde tenemos impacto relevante".

Por su lado, el nuevo presidente del BNDES, Joaquim Levy, afirmó que pretende revisar la contabilidad del banco de fomento más grande de América latina para depender menos del Tesoro. Levy fue ministro de Economía de Dilma Rousseff. "Estamos en la antesala de un nuevo ciclo de inversiones en una economía más abierta, más vibrante y con más espacio para el sector privado y el mercado de capitales", declaró. El BNDES va a contribuir a ese nuevo clima con el desarrollo de nuevas herramientas y formas de trabajar en asociación con el mercado privado. "Nadie deberá sorprenderse de que se sigan combatiendo las distorsiones que son una traba al crecimiento del país, a la justicia y a la equidad. Las herramientas tienen que ser la transparencia y la ética en el sector público. Así tendremos más libertad, más competencia y más crecimiento", concluyó.

enfático. Paulo Guedes quiere replantear el rol del BNDES y la Caixa, distorsionados por años de mala praxis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});