El Mundo

Arrecian las protestas en Rusia mientras Putin pasea en moto

Decenas de miles volvieron a salir a la calle en Moscú y otras grandes ciudades en reclamo de elecciones. El presidente se fue a visitar Crimea.

Domingo 11 de Agosto de 2019

Decenas de miles de rusos han salido nuevamente a las calles de Moscú y San Petersburgo para exigir al presidente Vladimir Putin que garantice elecciones libres y justas en el municipio de la capital y ponga freno a la violencia policial contra las protestas. Ayer fue el cuarto fin de semana consecutivo de marchas, y que se han saldado con más de 300 detenidos.

   Mientras las protestas volvían a desatarse en Moscú, Vladimir Putin aparecía cerca de Sebastopol, en la península de Crimea que invadió y anexó en 2014, dado que para el derecho internacional se trata de una provincia de Ucrania) a bordo de una motocicleta negra y acompañado de la legendaria banda de motociclistas rusos “Lobos de la Noche”, que le regalaron incluso uno de sus sombreros de piel. “Tienen una maravillosa tradición apoyando las mejores cosas que puede haber en el corazón de una persona rusa”, dijo un agradecido Putin a sus “lobos”, que adoran pasearse en moto por la península arrebatada a Ucrania. Los motociclistas son nacionalistas de extrema derecha y se cree que reciben fondos del gobierno de Putin.

   En cuanto a las manifestaciones, según los observadores del grupo OVD-Info, 229 personas han sido detenidas ayer en Moscú y 81 en San Petersburgo, además de arrestos aislados en Rostov del Don y Bryansk. La policía rusa ha cifrado los asistentes a la protesta de Moscú en unas 20.000, contra 60.000 según los organizadores y el grupo de supervisión White Counter, lo que convertiría la marcha en la más grande de los últimos ocho años. Los manifestantes han avanzado por el Cinturón de los Jardines de Moscú hasta concentrarse en el espacio reservado por la policía, que por primera vez ha dado permiso para una marcha de este estilo. Una señal de que la pésima imagen de la represión e ilegalización de las marchas anteriores se sintió en el círculo de poder de Putin. Sin embargo, con el paso de los minutos, más de 500 personas han roto el cordón de seguridad con la intención de dirigirse a la Presidencia rusa, donde han protagonizado escaramuzas con la policía que acordonaba el edificio.

   La protesta ha ido acompañada del grito “Abajo con el zar”, en referencia a Putin. Antes de la protesta, la policía detuvo a la activista de oposición, Lyubov Sobol, que se ha declarado en huelga de hambre. “No podré llegar pero ya saben lo que tienen que hacer”, ha escrito en Twitter antes de pasar a disposición de las autoridades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario