El Mundo

Arrancó en Japón la cumbre del G8 con África en la agenda del primer día

Los gobernantes de los países más ricos del mundo iniciaron hoy una cumbre en Japón para aunar esfuerzos contra los estratosféricos precios del petróleo y los alimentos, además de renovar sus compromisos hacia Africa.

Lunes 07 de Julio de 2008

Tokio.- Los gobernantes de los países más ricos del mundo iniciaron hoy una cumbre en Japón para aunar esfuerzos contra los estratosféricos precios del petróleo y los alimentos, además de renovar sus compromisos hacia Africa.

El presidente estadounidense George W. Bush y otros líderes sesionarán tres días en la apartada ciudad de Toyako, en el norte de Japón, y en la primera jornada se les sumaron siete gobernantes de Africa para hablar sobre los problemas del continente.

En un día de intensa lluvia, policías antimotines con escudos bloquearon el paso a unos 50 manifestantes que habían acampado en la campiña aledaña y que pretendían acercarse lo más posible al hotel donde se reúnen los líderes del Grupo de los Ocho (G8).

Los activistas sólo pudieron llegar a la otra orilla del cristalino lago Toya, desde donde gritaron consignas contra el G8 con escasa probabilidad de que hayan sido oídas por los líderes mundiales desde la colina donde estaban, en la orilla opuesta.

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Barroso, inició el encuentro con una propuesta de crear un fondo europeo de 1.570 millones de dólares para combatir el hambre y ayudar a productores de países pobres con semillas y fertilizantes.

Los precios de los alimentos se multiplicaron casi por dos en tres años y este aumento desmedido provocó protestas y disturbios sociales en países del mundo en desarrollo, que también enfrentan los efectos del creciente valor de los combustibles.

En una sesión a puertas cerradas, líderes africanos llamaron al G8 a cumplir con sus promesas para con el continente que, según dijeron, se lleva la peor parte del encarecimiento de los alimentos, según reveló un diplomático japonés que estuvo en el encuentro, citado por la agencia de noticias japonesa Kyodo.

El papa Benedicto XVI también pidió a los líderes del G8 focalizarse en las personas más débiles y pobres del mundo, pues, según señaló, “son más vulnerables ahora por la especulación y la turbulencia financiera y sus efectos perversos sobre los precios de los alimentos y la energía”.

La organización de asistencia humanitaria Oxfam acusó hoy a algunas de las naciones del G8, especialmente a Francia, Canadá e Italia, de haber incumplido con compromisos asumidos. Los otros países de este selecto grupo de los más industrializados son Estados Unidos, el Reino Unido, Alemania, Japón y Rusia.

El club de naciones ricas prometió en 2005 en el Reino Unido aumentar la ayuda a Africa en 25.000 millones de dólares para 2010, pero la ONU y la Unión Africana dicen que apenas se llegó a un cuarto de ese total.

Los líderes del G8 se reunieron con sus pares africanos de Argelia, Etiopía, Ghana, Nigeria, Senegal, Sudáfrica y Tanzania.
Las conversaciones de mañana y el miércoles se centrarán en los precios del combustible y los alimentos y en el cambio climático.

El G8 también tenía previsto discutir el tema de Zimbabwe, donde el presidente Robert Mugabe acaba de jurar su sexto mandato pese a las críticas formuladas por Occidente y la ONU a los comicios en los que obtuvo su reelección.

En Mali, cientos de activistas de todo el mundo se congregaron en la ciudad de Katibougou para celebrar una contracumbre a la del G8 de los países más pobres. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario