El Mundo

Angela Merkel volvió a sufrir una crisis de temblores

Fue durante una ceremonia oficial junto al presidente. Nueve días atrás tuvo otro episodio similar al recibir al mandatario de Ucrania.

Viernes 28 de Junio de 2019

Nueve días después de la crisis que la había visto temblar durante una ceremonia oficial, Angela Merkel volvió ayer a tener el mismo problema. La repetición del problema de salud plantea preocupantes preguntas sobre su verdadero estado de salud.

El segundo episodio ocurrió ayer a la mañana en la sede del Ministerio de Exteriores alemán, con motivo de la toma de posesión de la nueva ministra de Justicia, la socialdemócrata Christine Lambert. Mientras el presidente de la República, Frank-Walter Steinmeier, pronunciaba su discurso, la Canciller, de pie a su lado, volvió a temblar sobre sus piernas, aunque de una manera menos violenta que la anterior. Merkel permaneció en su lugar, manteniendo sus brazos juntos y su mano izquierda en su mano derecha. El temblor duró dos minutos. Un empleado le acercó un vaso de agua a Merkel, pero ella lo rechazó con un movimiento de cabeza. Cuando Steinmeier terminó de hablar, Merkel, aunque con la cara muy pálida, volvió a aparecer con el control total de sus movimientos. De hecho, fue al vecino "Bundestag" para tomar el juramento a la nueva ministra. Y unas horas más tarde Merkel voló a Japón, donde participa en la cumbre del G-20 en Osaka.

Las imágenes del nuevo incidente se convirtieron inmediatamente en virales. El portavoz del gobierno, Steffen Seibert, trató de apaciguar la conmoción, explicando que el episodio no tendría ningún efecto en el calendario y los compromisos de Merkel: "Todo sigue según lo previsto. La canciller está bien".

El primer incidente ocurrió hace nueve días, durante la ceremonia protocolar de visita a Berlín del nuevo presidente ucraniano, Wolodymyr Selenski. Merkel había temblado durante toda la ejecución de los himnos nacionales, en el patio de honor de la Cancillería. Pero había podido completar la ceremonia y regresar sin ayuda, aunque un poco precipitadamente al interior del edificio. En la conferencia de prensa, una hora más tarde, dijo que tenía que beber al menos tres vasos de agua, lo que indica que estaba deshidratada. Pero según muchos médicos, el temblor generalmente no está relacionado con una mala hidratación.

Merkel también ha sufrido en el pasado de episodios similares y también en esos casos las causas se atribuyeron a una deshidratación. En 2017, durante una visita de estado a México, tuvo una crisis de baja presión, acompañada de temblores. Tres años antes, tuvo que interrumpir una entrevista televisiva durante un congreso de su partido CDU. Según Jakob Berger, presidente de la Asociación de Médicos de Baviera, en los dos casos más recientes "el temblor era demasiado corto para asumir una patología. En Berlín hace mucho calor y el estilo de vida de la canciller es muy estresante. Algunos expertos hablan de 'temblor ortostático', en el que el equilibrio de agua y sal puede provocar temblores".

Un año muy complejo

Merkel, que ya ha cedido la presidencia de la CDU, se encuentra en su cuarto y último mandato como canciller, denominación que en Alemania equivale a primer ministro. En teoría debería permanecer en el cargo, liderando la "gran coalición", como se llama al cogobierno entre democristianos y socialdemócratas, hasta 2021, pero la situación política alemana está en pleno desarrollo y existe la opinión generalizada de que habrá elecciones anticipadas el año próximo.

Sobre el futuro, Angela Merkel ya ha dicho en varias ocasiones, tanto en público como en privado, que no está disponible para ningún otro tipo de misión, tanto en Alemania como en Europa. Su deseo personal es volver a sus pasiones privadas: la música clásica, los viajes y el buen retiro en los bosques de Uckermark, la región de Brandenburgo, no lejos de Berlín, donde creció. Merkel es famosa por la extrema austeridad de su vida cotidiana. Sigue viviendo en la misma casa que tenía cuando era una diputada "rasa" de la CDU y suele ir al supermercado para hacer las compras.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario