El Mundo

Alemania recordó los 70 años del inicio de la persecución de los judíos

La canciller Merkel llamó a sus compatriotas a un mayor compromiso ante el antisemitismo El Papa también recordó la fecha siniestra de la Noche de los Cristales, el 9 de noviembre de 1938

Lunes 10 de Noviembre de 2008

Berlín/Roma. — Alemania recordó con numerosos actos el 70ª aniversario de la llamada Noche de los Cristales, que dio inicio a la persecución y exterminio de los judíos de Europa bajo el nazismo, mientras en el Vaticano el Papa manifestó su solidaridad con el pueblo judío.

Contra la indiferencia. En el acto central celebrado en la sinagoga de la Rykestrasse en Berlín, la jefa de gobierno germana, Angela Merkel, instó a sus compatriotas a no permanecer indiferentes ante las manifestaciones de antisemitismo. "La indiferencia es el primer paso para poner en peligro los valores esenciales", destacó la mandataria en un discurso pronunciado en la mayor sinagoga del país, que resultó totalmente destruida por hordas de nazis en la Noche de los Cristales, en 1938. "Alemania necesita un clima que fomente el coraje cívico. No se puede dar nunca más oportunidad en Europa a la xenofobia, el racismo y el antisemitismo", insistió. Tácitamente, la canciller alemana se refería a la creciente cantidad de actos de violencia antisemita que se registran en su país.

Merkel dijo que nadie puede permanecer callado cuando es golpeado en plena calle un rabino —como ocurrió el año pasado en Frankfurt—, o cuando es profanado un cementerio judío. "Es un error pensar que a uno no lo afecta cuando los afectados son los vecinos. Este error nos lleva más y más hacia el mal", advirtió.

Desde el Vaticano. Entre tanto, en el Vaticano, el papa Benedicto XVI instó tras el tradicional rezo del Angelus expresamente a proscribir el antisemitismo y la discriminación en todas sus formas. El horror de la Noche de los Cristales no se debe repetir nunca, subrayó. El Pontífice alemán añadió que el recuerdo de aquella noche de hace 70 años aún hoy le causa dolor y expresó su "profunda solidaridad con el mundo judío".

El Papa Benedicto XVI, nacido como Joseph Ratzinger en Baviera en 1927, fue obligado a unirse a las Juventudes Hitlerianas cuando era adolescente, aunque sus dos padres se oponían a los nazis. Este mismo año dijo en un discurso en Nueva York que su adolescencia se vio "manchada por un régimen siniestro". Bajo el nazismo, negarse a inscribir a los hijos en las Juventudes Hitlerianas resultaba un gesto casi suicida.

En la actualidad, Benedicto XVI está siendo presionado por supervivientes del Holocausto y sus descendientes para que frene el proceso de santificación de Pío XII, Papa durante la Segunda Guerra Mundial. Muchos judíos acusan a Pío XII, que dirigió la Iglesia Católica entre 1939 y 1958, de ignorar el exterminio de los judíos. El Vaticano lo defiende, afirmando que trabajó desde las sombras para ayudar a salvar a muchos judíos de una muerte segura.

Por otra parte, la presidenta del Consejo Central de los Judíos de Alemania, Charlotte Knobloch, reprochó a la clase política alemana falta de firmeza en la lucha contra el racismo. En la ceremonia en Berlín y en otras que se celebraron en varias ciudades alemanas, como Munich, Düsseldorf y Gottinga, se evocó el pogrom de la noche del 9 de noviembre de 1938, en la que multitudes de nazis dieron muerte a más de 1.300 judíos y saquearon sus viviendas, negocios y sinagogas. Un día más tarde fueron deportados a campos de exterminio más de 30.000 niños y hombres judíos.

También en la capital alemana, unas 2.000 personas, incluido el alcalde de la ciudad, Klaus Wowereit, participaron en una marcha entre la sede de municipal y la sinagoga de la Oranienburger Strasse para recordar a las víctimas. La marcha fue convocada por las iglesias protestante y católica alemanas.

Antisemitismo persitente. En Berlín ardieron en la Noche de los Cristales 12 grandes sinagogas. La organización estadounidense American Jewish Commitee, por su parte, demandó más esfuerzo en Alemania en la lucha contra el antisemitismo. "Entre 10 y 15 por ciento de la población alemana conserva una postura antisemita", sostuvo la directora de la delegación alemana del AJC, Deidre Berger.

En este marco de polémica, el diario Bild dio a conocer el sábado los planos originales del campo de exterminio de Auschwitz. Quienes lo diseñaron escribieron en los planos que era un "campo de prisioneros", pero diseñaron cámaras de gas y crematorios. l (DPA y Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario