El Mundo

Alemania rechazó multiplicar el monto del fondo de rescate europeo

Dura reacción de la coalición de Merkel a una sugerencia de la UE de subirlo a dos billones de euros. El Parlamento alemán vota el jueves el segundo paquete de emergencia. Hay fuerte resistencia.

Martes 27 de Septiembre de 2011

Berlín/Atenas. - Al inicio de una nueva semana de alta tensión por la crisis europea de deuda, Alemania salió a rechazar versiones surgidas de la propia Unión Europea sobre una ampliación del fondo europeo de rescate, del que dependen Grecia y los demás países en problemas.

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schauble, negó las versiones que apuntaban a una nueva y fuerte expansión del fondo de rescate europeo. "Le otorgamos al fondo de rescate los medios necesarios para que efectivamente pueda disponer de 440.000 millones de euros y le otorgamos los instrumentos para que en caso necesario pueda operar de manera preventiva", dijo el ministro. Esa suma citada por el ministro germano de hecho ya se incrementó el pasado 21 de julio, hasta un total teórico de 720.000 millones de euros, aunque la decisión final está en manos de los Parlamentos nacionales. A partir de esto, agregó Schauble, "no tenemos la intención de expandirlo", negando versiones sobre una ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF), según su denominación oficial.

Temor en Bruselas. Schauble respondía al comisario europeo de Asuntos Monetarios, Olli Rehn, quien en una entrevista aseguró que había conversaciones informales sobre el tema con Washington, en respuesta a la sugerencia de EEUU de potenciar el FEEF por temor a una "suspensión de pagos en cascada". Rehn evitó precisar cifras, pero la británica BBC aseguró que los fondos del FEEF pasarían, según esos planes, de los 440.000 millones de euros actuales a dos billones (millones de millones) de euros, es decir, casi una quintuplicación. Los mismos números manejó el diario británico The Times.

Los países de la Eurozona ya acordaron el pasado 21 de julio una ampliación del FEEF hasta 720.000 millones, al aprobar el segundo rescate a Grecia por 109.000 millones de euros, una medida que sin embargo aún debe ser ratificada por los Parlamentos nacionales.

Alemania, como primera economía europea, es el mayor contribuyente del FEEF, y estos rumores sobre su ampliación generaron fuertes reacciones dentro de la coalición de la canciller Angela Merkel. "La canciller debe aclarar muy rápido que no hay cambios en el FEEF", apresuró Christian Lindner, secretario general de los liberales (FDP), segundo partido de la coalición de gobierno.

Una expansión del FEEF sería bien recibida por los mercados, pero plantea una incómoda encrucijada para la canciller Angela Merkel, en una semana que podría definir el futuro de su gobierno. La Cámara baja del Parlamento votará este jueves la reforma del FEEF, que aumenta las garantías estatales de 440.000 millones a 780.000 millones de euros, y así casi duplicará el aporte de Alemania, su mayor contribuyente, hasta 211.000 millones de euros.

Misión imposible. Los políticos alemanes en el gobierno deben "vender" la erogación de esta enorme suma a sus ciudadanos y votantes. Merkel y su coalición vienen de una demoledora serie de derrotas electorales regionales este año, atribuidas en gran medida a los fondos ya destinados a rescatar a Grecia, Irlanda y Portugal. El 75 por ciento de los alemanes no quiere saber nada de más "rescates" a los socios de la Eurozona. Varios diputados de la coalición amenazan con dejar a Merkel sin mayoría para sacar la ley, lo que sería un golpe de credibilidad mortal para su gobierno. También la Unión Cristianosocial (CSU), la socia bávara de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y tercer integrante de la coalición, rechazó cualquier posible aumento de los fondos de rescate. Alemania "debe fijar los límites de lo asumible", consideró el presidente de la CSU, Horst Seehofer. "No queremos una comunidad europea de deuda".

Votación difícil. El portavoz de Merkel, Steffen Seibert, negó que haya un plan oculto para expandir el FEEF. Merkel concedió una larga e inusual entrevista la noche del domingo a la televisión pública. "Estoy convencida de que el euro es bueno para nosotros y que todo esfuerzo vale la pena", declaró. Merkel también admitió que la coalición que preside atraviesa "una situación muy difícil, muy complicada", pero rechazó vincular la crucial votación del jueves a una moción de confianza y dijo que saldrá adelante con la mayoría propia.

El FEEF ya ha prometido 17.700 millones de euros a Irlanda y Portugal. Además, se espera que ofrezca dos tercios de los 109.000 millones de euros del segundo rescate a Grecia. El tercio restante lo pone el FMI. Un eventual paquete para España podría suponer 290.000 millones de euros, mientras que un rescate para Italia ascendería a 490.000 millones de euros.

Obama apura

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que la crisis de la deuda en Europa "está asustando al mundo". Durante un encuentro con usuarios de la red social LinkedIn, el presidente recriminó a los líderes europeos no estar reaccionando con la suficiente rapidez ante la crisis que sufren.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario