El Mundo

"Alá nos ha elegido para hacerlos llorar sangre, la vida no nos importa nada"

A casi un año del atentado de Barcelona, la Justicia permitió la publicación de audios de la célula del Estado Islámico que lanzó el brutal ataque

Martes 07 de Agosto de 2018

Cuando faltan 11 días para el primer aniversario del atentado en Barcelona que causó 14 muertes en las Ramblas con una combi lanzada a toda velocidad, el juez que lleva el caso levantó el secreto del expediente y dio a conocer videos y audios de la célula islamista que provocó la matanza. En los audios, los terroristas del Estado Islámico se exhiben mientras arman chalecos explosivos y granadas, al tiempo que se ríen de los españoles e invocan continuamente a Alá. Poco después estarían muertos: seis fueron abatidos por la policía catalana y dos murieron en un accidente al manipular los explosivos, lo que obligó al resto a improvisar el ataque con la combi. Entre los muertos había un clérigo islámico marroquí, líder de la célula terrorista. Hay además dos detenidos y dos sospechosos que están en libertad bajo vigilancia.

En los videos, uno de los terroristas sonríe mientras viste un chaleco explosivo; otros están sentados fabricando explosivos. Todos son árabes y hablan en este idioma, pero pasan al español en ocasiones. También se observa a los miembros de la célula del Estado Islámico mientras rellenan cilindros con explosivos y luego los adhieren a chalecos. Una de las fotos muestra, con una sonrisa y con un chaleco explosivo puesto, a Younes Abouyaaqoub, que sería el conductor de la combi que el 17 de agosto atropelló a una multitud en las Ramblas de Barcelona. Mató a 14 personas y logró huir del lugar.

Ayer se conocieron estos y otros detalles porque se levantó el secreto del sumario de la investigación que instruye el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu. Las imágenes estaban en una cámara de los terroristas, que contenía fotos y videos, y fue recuperada por los investigadores de los escombros de una casa de veraneo en la localidad costera de Alcanar, 200 km al sur de Barcelona, donde el grupo confeccionaba explosivos. En esta vivienda ocurrió una gran explosión el 16 de agosto, que mató a dos de los terroristas y dejó sin explosivos a la célula. Los sobrevivientes improvisaron el plan de ataque con la combi al día siguiente. Luego del atropellamiento masivo cometido por Abouyaaqoub en Barcelona, los yihadistas provocaron un nuevo atropello ese mismo día por la noche en Cambrils, una localidad costera.

En total, asesinaron a 16 personas y dejaron heridas a más de 130. Los atentados fueron reivindicados por el Estado Islámico, al que los yihadistas habían jurado fidelidad.

En sus diálogos, los islamistas bromean, se jactan de las víctimas que van a causar y juran fidelidad a Alá. "Alá nos ha elegido entre millones de hombres para hacerlos llorar sangre", dice uno de ellos, Omar Hichamy. "Esto es una granada de mano improvisada, pero que hace su trabajo. Todo lo que tenemos lo he traído de mí trabajo, es decir, que con vuestro dinero nos preparamos para matarlos", agrega.

Ocho miembros de la célula murieron, seis abatidos por la policía y dos —incluido el imán marroquí Abdelbaki Es Satty, líder del grupo— en la explosión en Alcanar. Otros dos miembros están en prisión y dos sospechosos, en libertad vigilada.

El 14 de agosto, tres días antes de los atentados, se registra una conversación muy reveladora. Intervienen tres miembros: Youssef Aalla, Mohamed Hychami y Younes Abouyaaqoub (el que conducía la combi en las Ramblas). Los tres están manipulando explosivos y hablan en castellano, árabe y catalán. Younes Abouyaaqoub: "Vamos a hablar en español. A sufrir". Youssef Aalla: "Seres engañados, enemigos de Alá. Esto es para que sepáis que el musulmán tiene el honor y la fuerza con el apoyo de Alá, alabado sea. En cuanto a la humillación y la mezquindad, eso es para vosotros, enemigos de Alá". Mohamed Hychami agrega: "Nos queríais comprar con nuestros trabajos. La vida no nos importa nada. Alá, alabado sea, nos ha elegido entre millones de hombres para haceros llorar sangre, con el permiso de Alá, alabado sea". Aalla agrega: "Alá, alabado es, nos ha prometido el paraíso y a vosotros os ha prometido el infierno. Enemigos de Alá, esperad". Hychami: "Todo lo que os tenemos preparado con el permiso de Alá. Os vais a arrepentir de haber nacido. Sobre todo vosotros, Mossos d'Esquadra", la policía catalana. Después de lanzar más amenazas e insultos a los policías catalanes, Abouyaaqoub concluye: "Ya estamos con la ayuda divina. Vamos a hacer vencer nuestra religión, nuestra creencia, y vamos a destrozar a nuestros enemigos con el permiso de Alá, todopoderoso". Hychami: "Con el permiso de Alá, alabado sea". Y los tres a la vez: "Alá es el más grande".

Este estremecedor documento evidencia el fanatismo religioso de la célula, su identificación absoluta con el islam radical que practican miles de clérigos salafistas como el imán marroquí Abdelbaki Es Satty. El salafismo está muy extendido en el Norte de Africa y Oriente Medio.

fanático. Uno de los terroristas se muestra con un chaleco explosivo. El índice arriba, signo del Estado Islámico.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});