EL MUNDO

Al grito de "fuera, fuera", le tiran una silla Evo Morales en un acto partidario en Bolivia

El ex presidente boliviano acusó a la derecha golpista de tratar de destruir la unidad del MAS-IPSP enviando infiltrados para generar violencia.

Martes 15 de Diciembre de 2020

Evo Morales participó de una tensa reunión partidaria que terminó con varias sillas revoleadas al aire, una de las cuales golpeó al ex presidente de Bolivia. La violenta situación se desató en medio de la selección de los canditatos de los próximos comicios subnacionales en el vecino país.

“Fuera, fuera, fuera” o “renovación, renovación” se escuchó durante una reunión en la localidad de Lauca Ñ, en el trópico de Cochabamba, el bastión político y sindical de Morales. Los asistentes al encuentro expresaron airadamente su descontento al tiempo que grababan con sus celulares.

En la mesa principal instalada en un coliseo estaba Morales junto con otros integrantes de su partido cuando empezó a crecer el enojo de los asistentes al mitín político. En ese momento lanzaron una silla plástica que golpeó al ex primer mandatario boliviano. El incidente, registrado en video, se viralizó en las redes sociales.

sillaso a Evo Morales.mp4

En cambio, otra silla lanzada después, con mayor vehemencia, que iba dirigida hacia el ex presidente, pegó en el borde de la mesa, dejando sin reacción a los improvisados custodios de Morales.

Antes del incidente, Morales, con un mensaje en Twitter, acusó a la “prensa de derecha” de tergiversar lo que sucede en las reuniones partidarias en las que se menciona el “dedazo”, o decisión supuestamente unilateral del ex mandatario para definir las candidaturas.

Embed

Morales rechazó las versiones que difundieron los principales medios informativos argumentando que los publicaron eso “no les interesa la verdad” y defendió que el MAS “tiene diversas formas de elegir candidatos”.

Lo ocurrido en esta jornada se suma a otros casos recientes en los que se ve un aparente malestar dentro del partido de gobierno, como el viernes pasado, cuando otro escándalo se desató en una población del departamento de Potosí, al extremo de que Morales tuvo que ocultarse y algún otro colaborador suyo tuvo que disfrazarse para evitar agresiones.

Tras la crisis política y social que vivió Bolivia el año pasado y la victoria electoral del presidente Luis Arce, algunos sectores del MAS pidieron un proceso de renovación sin desconocer el liderazgo de Morales dentro de la organización.

El ex mandatario se mostró activo desde su regreso a Bolivia el pasado 9 de noviembre y participó en ruedas de prensa y encuentros partidarios. En varias regiones del país el MAS no consiguió consensos para elegir candidaturas entre varios postulantes a los que se les exige respaldo popular, compromiso y trayectoria política dentro del partido, mientras que otros sectores son insistentes en rechazar a invitados o viejos allegados a Morales.

Bolivia celebrará elecciones para gobernadores y alcaldías el primer fin de semana de marzo del próximo año.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario