El Mundo

Al final Merkel y los socialdemócratas formaron gobierno

Cuatro meses después de las elecciones, la líder germana se abrió paso a su cuarto mandato aunque a cambio de grandes concesiones

Jueves 08 de Febrero de 2018

El bloque conservador de Angela Merkel y el Partido Socialdemócrata (SPD) de Alemania alcanzaron ayer un acuerdo de gobierno en el que la canciller aceptó hacer "grandes concesiones" para poner fin al periodo más extenso para formar un Ejecutivo de la historia moderna del país, más de cuatro meses después de las elecciones.

El pacto para gobierno de la principal economía europea hasta 2021, negociado intensamente durante los últimos 12 días, se selló en un documento de 170 páginas en las que se trazaron las líneas que regirán la futura administración, en la que el SPD de Martin Schulz tomará el timón de la estratégica cartera de Finanzas.

El entendimiento sienta las bases para el gobierno "estable" que necesita Alemania y que "muchos en el mundo esperan", subrayó Merkel, en el poder desde 2005 y a las puertas de ser investida jefa del Ejecutivo por cuarto mandato consecutivo.

No obstante, para que se haga efectivo, el SPD todavía debe refrendar el acuerdo en un congreso en el que votarán cerca de 460.000 afiliados temerosos de que las promesas de campaña de sus líderes se diluyan en una gran coalición con los conservadores.

Aunque el SPD no ha conseguido incluir en el acuerdo todas sus reivindicaciones, muchos puntos llevan su sello, como las multimillonarias inversiones en educación, vivienda y digitalización, el refuerzo de la atención a la dependencia o la apuesta por reforzar la Unión Europea (UE) y la eurozona de la mano de Francia.

El pacto, aseguró Schulz, marca un "cambio de rumbo" en la política europea de la gran coalición alemana, a favor de aumentar sus contribuciones al presupuesto comunitario y de crear un fondo monetario europeo.

De aceptar, el SPD, que en las elecciones de septiembre pasado obtuvo el 20,5 por ciento de los votos, se quedará con algunos ministerios clave: Relaciones Exteriores, que estará a cargo de Shculz; Finanzas, Trabajo y Desarrollo Social, informó la agencia de noticias alemana DPA.

Tras la firma del acuerdo, Schulz anunció su esperada renuncia al liderazgo del SPD y dijo que lo hacía para permitir la renovación de la fuerza y para dedicarse por entero a su nuevo puesto de jefe de la diplomacia alemana.

Si bien la canciller aseguró el martes que estaba dispuesta hacer "grandes concesiones", el SPD se hará cargo de seis de los 14 ministerios, al igual que en la pasada legislatura.

La clave del acuerdo es que los socialdemócratas cambiarán Economía por Finanzas, lo que supondría "el fin del dictado de la austeridad" impuesto a la UE por el gobierno saliente de Merkel tras la crisis financiera de la eurozona de 2008 y 2009, como aseguró el propio Schulz días atrás.

El ala bávara de la Unión Demócrata Cristiana (CDU), la conservadora Unión Social Cristiana (CSU) controlará tres ministerios: Cooperación y Desarrollo, Transporte y el más importante: Interior.

Desde esta cartera, se sentarán en primera fila a negociar la cuestión de los refugiados, un tema especialmente sensible en Alemania, donde en los últimos años 1,5 millones de personas solicitaron asilo.

La CDU de Merkel, que ganó las elecciones con el 33 por ciento, se quedará con la Cancillería y con cinco ministerios: Economía, Defensa, Agricultura, Salud y Educación.

Desde las elecciones del 24 de septiembre, Merkel buscaba sin descanso cerrar acuerdo para formar un nuevo gabinete.

La negativa inicial de Schulz a reeditar, por tercera vez desde 2005, la "gran coalición" para pasarse a las filas de la oposición obligó a la canciller a sentarse a negociar con el Partido Liberal y con Los Verdes, con los que no pudo alcanzar un acuerdo.

Finalmente, el llamado del presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, a evitar la repetición de las elecciones ablandó a Schulz, quien accedió a negociar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario