El Mundo

Aislado y sin adversarios creíbles, el chavismo postergó las elecciones

El gobierno firmó un acuerdo con 4 candidatos que se anotaron para enfrentar a Maduro. Pasó los comicios del 22 de abril al 20 de mayo.

Viernes 02 de Marzo de 2018

Bajo el argumento de aceptar las peticiones de un candidato opositor, el régimen chavista pospuso las elecciones presidenciales previstas para el 22 de abril para el 20 de mayo Una de las mayores objeciones contra estas elecciones era que se habían adelantado de manera inconsulta de diciembre, cuando tradicionalmente se vota en Venezuela, al 22 de abril. Una jugada que dejaba a la oposición sin tiempo para hacer sus primarias ni organizar una campaña. Pero aún con una postergación importante como la de ayer, los principales líderes opositores, que estarían en condiciones de vencer al presidente Nicolás Maduro —quien buscará la reelección— están presos, en el exilio o inhabilitados. La oposición igualmente rechazó la postergación de ayer, y ninguno de sus partidos firmó el texto.

El anuncio lo hizo el Consejo Nacional Electoral (CNE) y se basó en el acuerdo firmado en su sede entre el ministro de Comunicación Jorge Rodríguez y los cuatro candidatos menores, de los que ademas sólo uno es de oposición. Para competir con Maduro sólo se habían inscripto tres figuras desconocidas y, a último momento, un ex gobernador opositor, Henri Falcón, quien rompió con la coalición Mesa de Unidad Democrática (MUD). Esta fue la amplia ganadora de las últimas elecciones competitivas realizadas en Venezuela, las parlamentarias de diciembre de 2015. La inscripción de Falcón fue condicional: hizo una serie de peticiones, como postergar la fecha de los comicios, para no retirar su postulación. Ayer estas exigencias fueron aceptadas por el chavismo. El pacto anunciado incluye la elección de los consejos legislativos estatales y municipales del país y excluye elegir una nueva Asamblea Nacional, como había adelantado el propio Nicolás Maduro. El chavismo perdió las últimas parlamentarias y por ello no domina el Legislativo, pero lo ha anulado mediante sentencias del Tribunal Supremo y resoluciones de la Asamblea Constituyente, elegida el año pasado en unos comicios muy cuestionados, con un padrón electoral recortado. Esa Constituyente se arrogó poderes ilimitados, y quitó al Legislativo su capacidad para legislar.

La postergación evidencia que el régimen ha sentido la falta de legitimación que tendría un triunfo amplio o incluso arrasador de Maduro, pero sin verdaderos adversarios en las urnas. El fantasma de una abstención récord también debe haber pesado en esta decisión. Además de Falcón, por ahora Maduro sólo competirá contra dos pastores evangélicos y un ex chavista, los tres desconocidos para el gran público. El convenio contempla que las partes propondrán a Naciones Unidas que envíe nuna delegación de observación, que se "garantizará la equidad" en el acceso a los medios públicos y privados, la reubicación de los centros de votación en sus puntos originales y la reapertura del registro electoral en el exterior. El acuerdo fue firmado por los partidos oficialistas, el ex gobernador Henri Falcón, y los cuatro candidatos ya inscriptos.

El creciente aislamiento internacional del chavismo sin dudas contribuyó a esta postergación. La Unión Europea había exigido esta semana a Maduro unas elecciones "competitivas, transparentes y creíbles". En la región, el Grupo de Lima, formado por trece naciones, ha negado su reconocimiento al resultado de las futuras elecciones.

Leopoldo López

En tanto, el líder opositor y preso político más notorio de Venezuela, Leopoldo López, no descartó un golpe militar contra Nicolás Maduro, como una de las opciones para el retorno a la democracia, según dijo a The New York Times. "En 1958, hubo un golpe militar que comenzó la transición a la democracia", recordó. "No quiero descartar nada, porque la ventana electoral se ha cerrado". Como reacción, el régimen allanó la casa de López, quien está en arresto domiciliario. El temido Servicio Bolivariano de Inteligencia, Sebin, se llevó detenidos a seis periodistas que habían concurrido para reportar la situación en las inmediaciones del domiciio de López. Luego fueron liberados. El Sindicato Nacional de Trabajadores de Prensa denunció el atropello.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario