El Mundo

Acuerdos con China y advertencia a Pyongyang

La visita de tres días de Donald Trump a China comenzó ayer con la firma de una serie de acuerdos millonarios y un encuentro con su homólogo Xi Jinping, después de que cerrara su estadía en Corea del Sur con un pedido de mayor presión sobre Corea del Norte.

Jueves 09 de Noviembre de 2017

La visita de tres días de Donald Trump a China comenzó ayer con la firma de una serie de acuerdos millonarios y un encuentro con su homólogo Xi Jinping, después de que cerrara su estadía en Corea del Sur con un pedido de mayor presión sobre Corea del Norte. Mientras Trump y Xi visitaban la Ciudad Prohibida acompañados de su esposas, Melania y Peng Liyuan, funcionarios de ambos países firmaron varios acuerdos económicos por 9.000 millones de dólares en los sectores de la aviación, biotecnología e inteligencia artificial. Se espera que hoy haya nuevos acuerdos, anunció el viceprimer ministro chino, Wang Yang. Lo de hoy (por ayer), dijo, fue sólo para "calentar". La parte china no reparó en esfuerzos para brindarle a Trump un "plus añadido" a su visita oficial. Fuentes conocedoras señalaron que China ha ejercido su máxima influencia para que la visita no se vea torpedeada por el lanzamiento de un misil norcoreano o una prueba nuclear de ese país. Trump quiere apretar más las clavijas de las sanciones y confía en que Xi le apoye para así conseguir "la presión máxima" sobre el líder norcoreano, Kim Jong-un.

China ya hace "mucho más que en el pasado", dijo un funcionario que acompaña a Trump. De todas formas, consideró que pese a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, sigue existiendo actividad comercial en la frontera entre China y Corea del Norte, así como conexiones comerciales que no deberían existir.

Estados Unidos, no obstante, mantiene la puerta de las negociaciones abiertas. Para ello Corea del Norte tiene que "reducir las amenazas, poner fin a la provocación y dar pasos serios hacia una desnuclearización", dijo un funcionario al enumerar las condiciones de Estados Unidos.

Corea del Norte por su parte también impone sus requisitos y rechaza hablar sobre la eliminación de las armas nucleares, algo que Estados Unidos no acepta.

Sin censura

No hay dudas de que Twitter es el canal favorito de comunicación de Trump. Pero la red social está bloqueada en China. Por esto, todas las miradas estaban puestas en si el mandatario podía hacer uso de los 140 caracteres o no. Sin embargo, el misterio se reveló a pocas horas de pisar suelo chino, para una visita oficial. Trump primero agradeció a la pareja presidencial, Xi Jinping y su esposa Peng Liyuan, por la visita a la ciudad prohibida y luego repitió su advertencia a Corea del Norte, liderada por Kim Jong-un. "NoKo (por Norcorea) ha interpretado la moderación pasada de Estados Unidos como una debilidad. Esto sería un error de cálculo fatal. No nos subestimes. Y no nos pongan a prueba", posteó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario