El Mundo

Abatieron al autor de lamasacre en un mercado de Estrasburgo

Tras una espectacular operación de caza y captura, en Francia y Alemania, en la «banlieue», los suburbios multiculturales de Estrasburgo, la policía abatió a tiros al joven Chérif Chekatt, el asesino islamista que mató a tres personas e hirió gravemente a otras doce, la noche del martes, muy cerca de la legendaria catedral gótica, uno de los monumentos más emblemáticos de la Europa cristiana.

Viernes 14 de Diciembre de 2018

Tras una espectacular operación de caza y captura, en Francia y Alemania, en la «banlieue», los suburbios multiculturales de Estrasburgo, la policía abatió a tiros al joven Chérif Chekatt, el asesino islamista que mató a tres personas e hirió gravemente a otras doce, la noche del martes, muy cerca de la legendaria catedral gótica, uno de los monumentos más emblemáticos de la Europa cristiana. Tras la matanza, en el corazón de Estrasburgo, los servicios de seguridad franceses pensaron que el delincuente, islamista radicalizado, había huido a algún pueblo alemán próximo. Pronto se puso en evidencia que el criminal encontró refugio en los suburbios de su ciudad natal, Estrasburgo.

Más de 700 soldados, gendarmes y policías comenzaron la mañana de ayer un «peinado» en los barrios de Neuhof, Meinau, Hautepierre Cronenbourg, Koenigshoffen y Elsau. Se trató de una operación delicada, sensible y compleja: son barrios muy multiculturales, pudrideros del tejido social de la gran ciudad europea que es Estrasburgo. La policía detuvo a los padres y dos hermanos del criminal, de 29 años. El domicilio de una hermana, en París, fue registrado, igualmente. Anoche, poco antes de las 9, los vecinos del barrio de Meinau escucharon tiroteos muy llamativos. Perseguido, acorralado, Chekatt se atrincheró en la calle Lazaret de un barrio con un índice excepcional de desempleo y delincuencia. Y comenzó a disparar contra los gendarmes y policías que lo habían cercado. Las fuerzas de seguridad respondieron con precisión: el criminal murió pocos minutos más tarde, acribillado a balazos.

El martes, Chekatt huyó a bordo de un taxi que secuestró tras su sangriento ataque. Por el taxista secuestrado la policía supo que estaba herido en un brazo y que justificaba su acción en "la muerte de los hermanos en Siria". Los testigos lo oyeron gritar "Alá es grande" durante su sangriento recorrido por las callejuelas de Estrasburgo donde se celebra un mercado de navidad que atrae a miles de personas.

Isis reivindica el ataque

Tras la muerte del criminal, el grupo extremista Estado Islámico (Isis) reivindicó el atentado terrorista en el mercado navideño de Estrasburgo. La reivindicación de la matanza fue difundida por la agencia Amaq, vinculada al grupo yihadista, según la cual el ataque fue perpetrado por un "soldado" del Isis.

Horas antes de la operación, Benjamin Griveaux, vocero del gobierno, participaba en un programa de televisión y alguien le preguntó: "¿Cómo será detenido el asesino, vivo o muerto?". Sin vacilar, Griveaux respondió: "Poco importa. Se trata de un asesino radicalizado. Lo urgente es que sea neutralizado con rapidez".

Chérif Chekatt, hijo de migrantes argelinos, tenía un historial delictivo excepcional: a sus 29 años, fue condenado en 27 ocasiones por delitos muy diversos, hurtos, atracos a mano armado, intentos de asesinatos, hasta que, radicalizado, decidió emprender su crimen último: irrumpir a tiros en un mercado de Navidad. Los especialistas insisten en varios puntos esenciales. Los mercados navideños y las iglesias son lugares que corren riesgos elevados o relativamente altos: los asesinos islamistas consideran esos lugares, tan esenciales en la cultura cristiana, como "blancos" privilegiados por "impíos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});