..

El joven de Sastre trasplantado del corazón recibió el alta

La rápida recuperación de Leandro Espinosa, de 24 años, sorprendió hasta al equipo de profesionales del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (Icba) que lo intervino el 7 de mayo pasado.

Domingo 02 de Junio de 2013

Eran las 17.30 del viernes pasado cuando los médicos del Instituto Cardiovascular Buenos Aires (Icba) decidieron dar el alta a Leandro Espinosa, el joven sastrense de 24 años que fue sometido a un trasplante de corazón el 7 de mayo pasado. Su rápida recuperación, que sorprendió hasta al equipo de profesionales que lo intervinieron, le da la posibilidad de vivir con su familia en un departamento ubicado a tres cuadras del centro de salud, al que deberá recurrir con frecuencia durante el período de seguimiento.

"En una escala de cero a cinco, el resultado de las tres biopsias semanales realizadas sobre el nuevo corazón de Leandro dieron 0", explicó su papá Juan. "Ahora comienza otra etapa de la recuperación, con muchos cuidados pero con la posibilidad de retomar lentamente una vida normal", agregó.

Desde la tarde del viernes, los familiares y amigos de Leandro se despojaron de los temores y celebran la salida del centro médico de alta complejidad que fue su hogar durante el último semestre. Ahora sí festejan y agradecen, a través de las redes sociales, la generosidad de la familia del donante que permitió al joven sastrense sobreponerse a la miocarditis que lo afectó y le comprometió seriamente el corazón.

"Ahora está muy bien de ánimo, con todas las ganas de cuidarse y, según lo que nos dijo, el hecho de retomar el ritmo habitual le cambió la cabeza", contó Juan.

Leandro permanecerá ahora bajo la asistencia de un monitor a quien puede recurrir en cualquier momento y al que le debe informar sobre su estado. El próximo jueves deberá someterse a la cuarta biopsia, estudio que ahora es semanal y que luego se irá espaciando con el correr del tiempo.

Provisto con un inseparable barbijo, Leandro puede ahora salir a caminar por las calles porteñas, siempre con el cuidado de no frecuentar sitios concurridos y disfrutar de la vida en familia junto a su papá y a su mamá, María Isabel.

Leandro sufrió una miocarditis que le dejó solo el 15 por ciento de su capacidad cardíaca, por lo que debió ser sometido a un trasplante de corazón. El origen de la enfermedad no pudo ser establecido. El 25 de marzo último, el joven ingresó al nosocomio donde permaneció bajo estrictos cuidados a la espera de la intervención. Luego ingresó en emergencia nacional en el listado de receptores del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) y el 7 de mayo fue trasplantado en una operación calificada por los médicos como altamente exitosa.

La movilización que generó la situación de Leandro en su ciudad de origen, en Monticello D?Alba —la ciudad italiana hermanada con Sastre, donde también organizaron actividades para recaudar fondos—, y en colaboradores solidarios de todo el país, hoy se transformó en alegría. Ahora festejan y comparten a la distancia la satisfacción de que la recuperación de Leandro fue mejor de lo esperado.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario