..

El gobierno nacional interviene en el conflicto de Paraná Metal

Villa Constitución. — La preocupación por el destino de la autopartista Paraná Metal llegó ayer hasta las más altas esferas del gobierno nacional, donde dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM)...

Viernes 06 de Agosto de 2010

Villa Constitución. — La preocupación por el destino de la autopartista Paraná Metal llegó ayer hasta las más altas esferas del gobierno nacional, donde dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) impusieron de esta situación al ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada.
  Al mismo tiempo, otra delegación de gremialistas logró concretar una entrevista con la subsecretaria de Industria, Mirta Díaz, durante la visita que la funcionaria realizó a la localidad de Alvear. Díaz se comprometió a elevar el planteo a la ministra de la Producción, Débora Giorgi.
  Paralelamente, el letrado de la UOM se reunió con la jueza Agueda Orsaria, quien entiende en el concurso preventivo en que se encuentra la autopartista, que anteayer quedó a un paso de la quiebra luego de que sus propietarios comunicaran que se retiran del negocio porque Paraná Metal “es inviable”.
  En tanto, los 900 trabajadores de la firma continuaban ayer una desesperada vigilia para conocer los resultados de estas febriles reuniones, y se estima que esta mañana confluyan en una asamblea en las puertas del ingreso fabril.
  Tras una reunión reservada con Díaz, el delegado de los trabajadores de Paraná Metal, Claudio Rivas, reveló: “Planteamos la actual situación de la empresa y nuestra preocupación por la posible quiebra, y en ese sentido le pedimos que el gobierno nos ayude si decidimos hacernos cargo los trabajadores”.
  “La subsecretaria nos dijo que en el gobierno tienen conocimiento de lo que está pasando, y tras explicarle la situación a la ministra Giorgi se abocarían al tema, para ver cómo se puede resolver”, señaló el sindicalista.
  La expectativa de los trabajadores pasa por estas horas por la posibilidad de que la justicia resuelva convocar a un crown down, esto es una especie de salvataje donde se convoque a interesados en invertir en la autopartista.
  En ese marco, el abogado de la UOM la comunicó a la jueza Orsaria “la firme decisión de este sindicato de realizar todas las accionas necesarias para mantener esta fuente de trabajo y garantizar que no quede desierta la presentación de nuevos oferentes para hacerse cargo de Paraná Metal”, según revelaron desde el gremio.
  “No dejaremos que el proceso desemboque en la quiebra. Si no hay interesados estamos dispuestos a autogestionar, sabemos que será difícil pero no queremos ni un trabajador en la calle”, insistieron.
  A última hora de ayer había sido convocada una asamblea de delegados metalúrgicos para conocer las novedades de las reuniones del día y, fundamentalmente, los resultados obtenidos tras el encuentro de los sindicalistas villenses con funcionarios del Ministerio de Trabajo de la Nación.
  “No vamos a informar a la prensa de estos resultados hasta tanto no le comuniquemos primero a los compañeros trabajadores, cuestión que estimamos será mañana (por hoy) durante una asamblea”, se excusaron desde la UOM.
  La difícil situación de Paraná Metal se precipitó anteayer, cuando su propietaria, Oil M&S del grupo comandado por Cristóbal López, comunicó a la justicia y a la UOM local su decisión de abandonar la empresa, que había adquirido a principios de este año. Precisamente, anteayer vencía el plazo para que los dueños de la autopartista presentaran el plan de negocios y su propuesta de pago en el concurso de acreedores convocado en diciembre de 2008.
  Lejos de ello, los empresarios alegaron que su gestión comercial “no es viable” con el actual nivel de producción y falta de clientes, y comunicaron su decisión de abandonar el negocio. De esta manera, Paraná Metal quedó a un paso de la quiebra.l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS