..

El flamante abogado de la madre fustigó a la jueza del caso de los mellizos

Carlos Varela cuestionó a la magistrada del caso haber dejado en libertad a los dos matrimonios imputados. Por el caso, cuatro personas estuvieron 40 días bajo prisión domiciliaria, que concluyó.  

Miércoles 17 de Septiembre de 2014

El sonado caso de los mellizos desaparecidos y la causa que se inició a partir de su investigación inauguró un nuevo capítulo con la entrada en escena de nuevos protagonistas. El estudio del abogado penalista rosarino Carlos Varela asumió la defensa de Liliana Montenegro, la madre de los bebés, y no dudó en cuestionar severamente las decisiones adoptadas por la jueza Mariel Minetti, al tiempo que esperan que las fiscales de la causa apelen la libertad de los cuatro imputados.

"Nuestro estudio decidió representar pro bono (sin retribución económica) a la señora Liliana Montenegro en esta causa al darnos cuenta que está desamparada, más allá de los ingentes esfuerzos iniciales de la Fiscalía de Casilda en procura de avanzar con el esclarecimiento de lo acontecido. Creo que la resolución liberatoria de los señalados por la madre como apropiadores de sus bebés, es un absurdo jurídico", dijo el profesional a La Capital en alusión a los matrimonios casildenses Andrea N., y Germán S.; y Mariana N., y Luis J., quienes están imputados por el presunto delito de sustracción, ocultamiento y retención de menores que prevé una pena de 5 a 15 años de prisión.

Libres. Las fiscales Lorena Aronne y Marianela Luna habían pedido la semana pasada la prórroga de la prisión domiciliaria que los acusados cumplieron por 40 días y que venció el sábado último, pero la jueza Mariel Minetti no hizo lugar al considerar que "no existe peligro de entorpecimiento procesal ni de fuga" de los imputados.

Para Varela, la liberación de éstos "es un desatino jurídico que sólo puede ser consecuencia del desconocimiento supino del derecho o por obedecer a directivas del poder político. Es no comprender ni saber que este tipo de delito es continuado, aún no ha cesado (como lo es la desaparición de los mellizos), y no advertir que al concederles la libertad se permitiría que los acusados continúen cometiendo el ilícito imputado", consideró el abogado.

Al respecto, agregó que en el caso "no sólo se debió evaluar, atento a los enormes medios económicos y lazos sociales de los matrimonios, la posibilidad de fuga o entorpecimiento probatorio de éstos sino de advertir que el secuestro es un delito que se sigue cometiendo: La jueza Minetti se olvidó que existe aún por parte del poder que ella misma integra, la presunción de autoría respecto de los matrimonios acusados por Montenegro ya que no descartó los elementos de convicción de cargo, por lo que al darles el beneficio excarcelatorio, la magistrada pareciera que se transforma en cómplice de los acusados en la desaparición y secuestro de los menores. No advierte que las características de los ilícitos imputados presupone la libertad de quien es acusado, sólo por ausencia de pruebas o absolución, no por falta de riesgo procesal".

En consecuencia, "nunca debió resolver como lo hizo pues es una absoluta contradicción jurídica, ya que por un lado la Justicia presume que los matrimonios son sospechosos de los delitos de sustracción, retención y ocultamiento de menores y, por el otro, los libera para que potencialmente puedan seguir cometiendo los mismos. Más aún, ni siquiera debieron ser beneficiados con la prisión domiciliaria. Estoy seguro que se ha aplicado un derecho penal de autor inverso; si los sospechosos no fueran de la clase social que son y fueran pobres como Montenegro, estarían en Coronda. Incluso creo que si no hubiera aparecido nombrado el hermano del candidato presidencial Hermes Binner por parte de mi representada, el tratamiento de la causa y de la noticia habría sido diferente".

Hasta mañana. "Espero que la Fiscalía muestre su independencia del poder político, apele el disparatado decisorio y demuestre que no ha perdido aquel legitimo y positivo impulso inicial", concluyó Varela, y advirtió que las fiscales Aronne y Luna tienen tiempo hasta mañana para apelar la liberación de los imputados, en caso de que estén decididas a hacerlo.

En cuanto al pedido de la defensa de los acusados de una nueva pericia médica que permita conocer si Montenegro estuvo fehacientemente embarazada —la cual ya se realizó días atrás en Córdoba y corroboró que gestó y dio a luz vía vaginal—, el abogado dijo no entender "qué se pretende" con esta estrategia, y adelantó que junto a su equipo de profesionales se constituirá como querellante en la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario