La Región

El boxeador Baldomir seguirá preso y con una imputación ampliada

Acusado de abusar sexualmente de su hija, la Fiscalía le atribuyó ahora el delito de "corrupción de menores". Está preso desde 2016.

Miércoles 27 de Diciembre de 2017

Por tercera vez, la Justicia provincial le rechazó al ex campeón del mundo de box, Carlos Tata Baldomir, la posibilidad de ser excarcelado mediante el pago de una fianza. Ayer, en la Sala 2 del subsuelo de los Tribunales santafesinos, el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Nicolás Falkenberg, resolvió confirmar la prisión preventiva para el boxeador hasta que llegue el juicio oral. Y al mismo tiempo, la Fiscalía le agravó la imputación y le atribuyó "corrupción de menores".

Baldomir se encuentra detenido desde noviembre de 2016 luego de haber sido denunciado como el autor de una serie de abusos sexuales que sufrió una de sus hijas cuando esta era menor de edad. La causa fue instruida por el fiscal Omar De Pedro e impulsada por el querellante, Alejandro Otte, los cuales solicitaron la medida cautelar de prisión preventiva.

Quien primero resolvió enviar a prisión al ex pugilista fue la jueza de Primera Instancia Sandra Valenti. Posteriormente, el fallo fue apelado y la defensa del ex boxeador recurrió a la Cámara de Apelaciones. Allí, el camarista Jorge Andrés ratificó el dictamen de Valenti.

Un año después, el flamante defensor de Baldomir, Martín Durando, solicitó una nueva audiencia en el marco del artículo 225 del Código Procesal Penal que establece revisar el estado de la causa. La audiencia comenzó ayer a las 8.30 y concluyó cerca de las 11.30 con el fallo del juez Falkenberg, que resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía y la querella, las que solicitaron que el imputado continúe en prisión. A su vez, también le agravaron la imputación tras atribuirle "corrupción de menores".

En contraposición, la defensa había propuesto la excarcelación mediante el pago de una caución real y también una persona que se ofreció como guardadora de Baldomir.

Volverán a apelar

Tras la resolución, el abogado de Baldomir consideró que correspondía hacer lugar al pedido de excarcelación. "Las medidas probatorias se han hecho en su totalidad, nosotros propusimos garantizar el proceso y que mi defendido no lo iba a entorpecer, pero bueno, el juez no nos hizo lugar", explicó Durando en rueda de prensa. "Nosotros ofrecimos una caución personal, un guardador y que transcurra el proceso en libertad dado que permanecer en prisión es una medida cautelar que debe estar orientada nomás en caso de excepción", agregó el letrado, en declaraciones reproducidas por el diario digital UNO Santa Fe.

En tanto, anticipó que la medida nuevamente volverá a ser apelada. "Hay antecedentes sobre situaciones así, que han transcurrido el proceso en libertad", explicó Durando. Por último se refirió a la nueva imputación que le atribuyó la Fiscalía —la de corrupción de menores— y sostuvo que "de ningún modo corresponden".

Pidió la prisión

Satisfecho por la resolución del juez Falkenberg, el abogado querellante que representa a la madre de la víctima, Alejandro Otte, indicó a los medios que el requerimiento para que la medida cautelar siga firme es en razón de que todavía quedan elementos para analizar en relación a la causa.

De todos modos, aclaró que ya se encuentra la querella y la Fiscalía en vías de acusar en el marco de una audiencia preliminar de juicio donde las partes exponen sus pruebas.

En torno a la ampliación de hechos, Otte sostuvo que se dieron a raíz de nuevos episodios que se develaron a partir de la cámara Gesell que se le practicó a la víctima del caso. "Ha habido un cambio de calificación legal que ha agravado la situación de Baldomir", precisó el letrado.

El proceso

Baldomir fue detenido el 18 de noviembre de 2016 en la ciudad de Junín, provincia de Buenos Aires, lugar donde residía desde 2010 junto a su pareja. Su detención se dio en el marco de la causa que instruye el fiscal Omar De Pedro, el cual pidió su captura por medio de agentes de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), las que lo trasladaron a la capital provincial para ser imputado.

El 24 de noviembre, el caso llegó a debatirse en una audiencia de prisión preventiva donde el entonces abogado defensor de Baldomir, Luis Hilber, calificó la situación como una "pandemia judicial".

En aquella jornada, la jueza Sandra Valenti resolvió que el imputado permaneciera en prisión al existir un claro riesgo procesal: perjudicar a la menor víctima del presunto abuso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario