..

El agua socavó el terraplén de la autopista a Córdoba

Fue entre Cañada de Gómez y Armstrong. La cinta asfáltica quedó suspendida. El orificio abarca toda una mano de la doble traza a Córdoba. Lo advirtió un conductor.

Jueves 01 de Noviembre de 2012

Cañada de Gómez.— Las fuertes lluvias que se precipitaron en la región siguen causando inconvenientes. La mano sur del tramo Armstrong-Rosario de la autopista a Córdoba tuvo que ser interrumpida al tránsito como consecuencia de haberse socavado parte del terraplén a la altura del kilómetro 363. La empresa que explota el peaje, Cincovial, inició ayer mismo las reparaciones e informó que recién el viernes se habilitará el tránsito con normalidad.

El agua, con su fuerza y erosión implacable se abrió camino. Y la abertura que se formó debajo del terraplén se transformó en una especie de túnel, comunicando ambos extremos de la cinta asfáltica. El orificio ayer tenía unos tres metros de ancho, 70 centímetros de profundidad, y el largo abarca la totalidad de la calzada sur. La interrupción del tránsito fue una medida que se tomó en conjunto entre personal policial de la Unidad Regional X, personal de Protección Civil, técnicos de la Municipalidad de Cañada de Gómez y funcionarios de Cincovial ante posibles hundimientos y potenciales accidentes.

Un automovilista. "Un automovilista vio el hueco en la noche del martes e hizo un inmediato llamado de advertencia, el cual evitó que continuara la leve rajadura que se hizo, y posibles accidentes por derrumbe", dijo ayer el jefe de Protección Civil de Cañada de Gómez, Héctor Van Valssenhoff.

En efecto, el aviso lo dio un conductor a la policía de Cañada de Gómez en momentos en que viajaba, y de inmediato se dio comunicación a Protección Civil de esa ciudad. Una primera evaluación de los ingenieros del municipio local dio la primera advertencia, y posteriormente junto a la concesionaria se resolvió cortar el tránsito y convocar a personal de Gendarmería.

 

Desvío. La fuerza de seguridad y personal de Cincovial a la altura del kilómetro 377 está a cargo de desviar el tránsito tomando ruta nacional Nº 178, luego lo conducen por la vieja ruta nacional Nº 9 hasta la provincial Nº 91, lo que permite nuevamente ingresar a autopista Rosario-Córdoba.

Estas derivaciones provocaron ayer algunas aglomeraciones de vehículos, especialmente en los cruces de calles donde hay semáforos. En el tramo urbano de Cañada de Gómez, por ejemplo, la enorme afluencia de unidades ameritó operativos especiales por parte de efectivos de la Unidad Regional X e inspectores municipales.

Los trabajos de la concesionaria se iniciaron ayer en horas de la mañana. Los técnicos que trabajaban en el lugar explicaron que estaban evaluando el material de relleno, y si iba a ser necesaria la utilización de hormigón para reparar el daño que hicieron las aguas.

"No es un trabajo complicado y esto es más normal de lo que parece", dijo uno de los representantes de la empresa. "El lavado del terraplén fue producto de la lluvia. Podría haber ocurrido en ese kilómetro o en cualquier otro. La rajadura no tiene mucha relevancia", añadió esa misma fuente, buscando restar importancia al hecho.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS