Ovación

EEUU le avisó al COI que apoyará a los atletas que se manifiesten políticamente en los Juegos Olímpicos

Lo hizo a través de John Carlos y Tommie Smith, los protagonistas del Black Power. El COI no muestra demasiada voluntad de querer eliminar la polémica Regla 50, que prohíbe las expresiones políticas.

Viernes 11 de Diciembre de 2020

Casi desde el comienzo mismo de la historia de los Juegos es que el Comité Olímpico Internacional (COI) sabía exactamente dónde buscar el respaldo crucial para prohibir las protestas durante la cita más grande del deporte mundial. Es por eso, que en 1968, fue el propio Comité Olímpico de Estados Unidos el que envió a casa a sus atletas Tommie Smith y John Carlos, luego de que alzaran sus puños durante la ceremonia de premiación en los Juegos Olímpicos de México. Fueron expulsados, pero su gesto inmortalizó al Black Power. En 2019, el comité estadounidense puso en período de prueba a la atleta Gwen Berry por hacer lo mismo después de su triunfo en los Juegos Panamericanos de Lima. Sin embargo, esta semana, la federación de Estados Unidos avisó al COI que ya no lo apoyará en la aplicación de la polémica Regla 50, que prohíbe las manifestaciones políticas de los atletas.

Finalmente, el Comité Olímpico y Paralímpico Estadounidense (USOPC, por sus siglas en inglés) atendió los pedidos de los deportistas y dejará de sancionarlos por arrodillarse o alzar sus puños durante la entonación del himno nacional o cuando realicen cualquier otro tipo de manifestación, ahora considerada aceptable, en los Juegos Olímpicos. "Cuando una asume este cargo debe tomar decisiones sobre lo que piensa que es el lado correcto de la historia. Y yo creo que estamos del lado correcto de la historia", declaró la directora ejecutiva del USOPC, Sarah Hirshland.

Sin embargo, aún quedan detalles por afinar y éstos apuntan a qué tanto cambio es realmente posible de cara a julio del año próximo, cuando den inicio (si la pandemia por el Covid-19 lo permite) los Juegos Olímpicos de Tokio. Encabezando la lista está la duda de sobre qué asuntos podrán los deportistas manifestarse y en qué consistirá una manifestación "aceptable''.

"Eso se torna en una situación difícil", señaló Harry Edwards, el activista que ayudó a planear los gestos de Smith y Carlos hace 52 años. "Porque uno podría fácilmente caer en tratar de hacerlo mejor que otros y terminar haciendo algo que no tenga nada que ver con el espíritu del problema"'. Esa confusión ayuda a explicar la calculada respuesta al USOPC que provino del COI en la forma de un breve comunicado de la presidenta de la Comisión de Atletas, la nadadora zimbabuense Kirsty Coventry.

76742838.jpeg

Conscientes que la regla contra las protestas no puede mantenerse en un futuro cercano, Coventry y el COI están en proceso de realizar un sondeo entre deportistas en todo el mundo en busca de sus opiniones respecto a posibles cambios. La presidenta señaló que la mayoría de los encuestados está a favor del derecho a la libertad de expresión, que, de acuerdo con ella, es "respetado"' en los Juegos Olímpicos y "manifestaron su respaldo para preservar las ceremonias, el podio y el campo de juego"'.

Si bien el comité de Coventry sigue recibiendo respuestas y no tomará ninguna decisión final hasta inicios del próximo año, ella predice que la Regla 50 tendrá ajustes mucho menos radicales que los que pretende la federación de Estados Unidos. En los últimos meses los deportistas norteamericanos vivieron con mucho malestar la violencia policial contra miembros de comunidades de raza negra en el país, así como un racismo sistémico. Todas las ligas deportivas profesionales se vieron presionadas para aceptar cambios en sus políticas a fin de dar a los deportistas una mayor plataforma para hablar sobre el racismo y la injusticia social, algo que solían rechazar. El movimiento #BlackLivesMatter cobró aún más fuerza y grandísimas figuras del deporte se plegaron a él.

>> Leer más: #BlackLivesMatter, esa fuerza que no para y las manifestaciones históricas en los Juegos

Si bien ahora son el Comité Paralímico y Olímpico de EEUU los que apoyan a sus atletas, en julio, Tommie Smith y John Carlos, como miembros activos del Movimiento Olímpico llamaron la atención del COI para que revise y "actualice" esa polémica regla de antaño que prohíbe las manifestaciones políticas. El conservadurismo aún es grande, pese a que el mundo se mueve, cambia y necesita repensarse.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS