educación

Voces estudiantiles que construyen memoria

Secundarios de Rosario participaron de un conversatorio con Irene Strauss, responsable de educación de Abuelas de Plaza de Mayo.

Sábado 14 de Noviembre de 2020

¿Por qué seguir hablando sobre la dictadura en las escuelas, por qué los juicios de lesa humanidad son importantes, cómo encontrar continuidades con las juventudes protagonistas? Con estas preguntas como disparadores fluyó el conversatorio que esta semana mantuvo la educadora Irene Strauss —responsable de Educación de Abuelas de Plaza de Mayo— con representantes de centros de estudiantes secundarios de Rosario.

Irene Strauss abrió la charla con una invitación a los chicos y chicas a hablar de la importancia de estos juicios históricos por delitos de lesa humanidad y el necesario debate en las escuelas sobre estos temas vinculados a la memoria y la identidad. Dejó un mensaje que quedó resonando a lo largo del conversatorio: “En derechos humanos no hay debates saldados y las conquistas hay que sostenerlas”.

La escuela y los juicios

El conversatorio “Juventudes, identidad y política” se transmitió esta semana por el Facebook de Abuelas Rosario y por el Instagram de la Federación de Secundarios Rosario (@feserrosario), en el marco del programa “ La escuela y los juicios ”, una iniciativa conjunta de la filial local de Abuelas y la regional Rosario de Hijos que se propone acercar a docentes y estudiantes herramientas para posibilitar aprendizajes en torno al pasado reciente, tomando como recurso pedagógico el juicio que se lleva adelante en Rosario conocido como causa Klotzman.

Irene el legado de lucha

Agustín Herrera (Complejo Gurruchaga) habló de las deudas de la democracia y cómo los juicios dan cuenta de una discusión no saldada, por lo que rescató la necesidad de sostener la “pelea cultural cotidiana” y “ver hoy los vestigios de la dictadura”. Juana Moyano (Nigelia Soria) destacó a la Argentina como pionera en restablecer la justicia por los derechos humanos. Y dijo que sin la lucha de Madres, Abuelas e Hijos “no podríamos estar sentados hablando de esto” y que “muchos pudimos construir una historia a partir de los que nos hablaron nuestras familiares o desde la escuela”. También resaltó el protagonismo de chicos y chicas que año a año se incorporan a la militancia a partir de fechas trascendentes como el 16 de septiembre (Noche de los Lápices). Al respecto, Irene Strauss destacó que los organismos de derechos humanos —como Madres y Abuelas— “desafiaron el disciplinamiento y dieron el ejemplo de que se podía quebrar de modo pacífico”. Y que revisitar la dictadura permite también “aprender a leer la nuevas formas de disciplinamiento”.

Agustín Dictadura civico militar

Lua Conechny (Politécnico) sostuvo que si bien pasaron 44 años del 76, la dictadura “sigue siendo un pasado reciente” y que hablar de los derechos humanos en las escuelas “es seguir construyendo la historia de un país”.

“La memoria no solo tiene que ver con lo pasado sino con lo pendiente y la construimos día a día”, reflexionó Iván Salcedo Brull, de la Técnica 467 (ExTécnica 5). Y Uriel Cavazza (Superior de Comercio) sostuvo que cuando el expresidente Néstor Kirchner bajó los cuadros de los represores Videla y Bignone del Colegio Militar de la Nación “empezó un nuevo proceso, que incluyó que en la escuela se empiece a hablar de esto —la ley de educación nacional de 2006 establece que la construcción de la memoria colectiva y el Terrorismo de Estado formarán parte de los contenidos curriculares— y que nosotros tengamos más presente el concepto de derechos humanos, democracia y militancia”. “Está en nosotros —dijo— la responsabilidad histórica de seguir luchando en todos los ámbitos y que el tema de los derechos humanos sea transversal “en el club, en el barrio y en la charla amistosa”.

Lua Conechny (Politécnico), destacó el impulso de chicos y chicas que ingresan a la militancia porque aportan nuevas miradas. Por eso los y las convocó a que se sumen a los centros de estudiantes. Desde el Colegio del Sol, Valentina Terrazzino, propuso promover la participación “para construir y moldear la historia”. Y agregó: “No estamos solos, vivimos en un colectivo, nuestra voz vale y somos protagonistas”.

Valen conquistar derechos

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS