Mi anécdota

Una enseñanza para toda la vida

Hacía poco habían comenzado las clases y el calor se sentía en el patio del colegio María Madre de La Iglesia, en la zona sur de Rosario.

Sábado 28 de Octubre de 2017

Sonó el timbre que indicaba el fin del recreo y volvimos al salón. Hacía poco habían comenzado las clases y el calor se sentía en el patio del colegio María Madre de La Iglesia, en la zona sur de Rosario. Al entrar al aula, nos esperaba Ani, nuestra maestra de 3er. grado.

Comenzó la clase y la "seño" nos dijo que no saquemos nuestros cuadernos porque no los íbamos a utilizar. Ante nuestra sorpresa, propuso hablar sobre una problemática que es muy común en los chicos de la primaria: los padres separados.

Quizás, la iniciativa surgió porque una compañera estaba viviendo esa situación. Pero éramos varios los que necesitábamos hablar sobre algo que nadie quería hacerlo. Sobre algo que te acostumbrás y lo entendés, pero sobre todo, lo absorbés. Y ahí radica la importancia de sacarlo afuera.

Los míos se separaron cuando yo tenía 6 años. Dos años después, en esa charla, en ese salón, pude descargar todos los sentimientos que guardaba, pude hablar sobre el tema como nunca lo había hecho. Fue la única vez en mi vida que lloré por la separación de mis padres. No faltaron mis compañeros para abrazarme y contenerme.

Ani nos habrá enseñado un montón de cosas mientras estuvimos con ella. Seguramente aprendimos a multiplicar o a usar los signos de puntuación. Pero nos dejó algo mucho más importante que eso. Algo que el tiempo no pudo borrar de mi memoria. Que me marcó y lo recuerdo hasta hoy. Que me sirvió para poder liberarme de algo que inconscientemente evitaba pensar.

La escuela se trata de eso. Es ese paso en la vida que todos tenemos en común. Donde cada día descubrimos algo nuevo, conocemos amigos, nos divertimos y jugamos. Ese lugar que siempre recordamos con una sonrisa. No solo es un establecimiento donde aprendemos matemática y lengua, sino también es un espacio donde nos formamos como personas. En ese camino que recorremos, hay un montón de cuestiones humanas que nos atraviesan. Abordarlas es entender la función social y formadora que cumple la educación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario