Educación

Una empresa privada gestiona la vida de las escuelas

Administran desde las notas hasta el ausentismo docente. El Ministerio de Educación dice que no tienen autorización en la provincia.

Sábado 24 de Marzo de 2018

Una empresa privada ofrece a las escuelas hacerse cargo de la gestión educativa: desde reportar la asistencia de los estudiantes, las calificaciones y hasta el ausentismo docente. Tiene su fuerte de actividad en Mendoza, pero ya se extiende por otras provincias, incluida Santa Fe. Un ejemplo de cómo el mercado llega al ámbito escolar. Desde el Ministerio de Educación de la provincia advierten que no tienen autorización para ingresar a los establecimientos educativos (públicos y privados) ni disponer de información sensible, como son los datos de menores de edad. Además de subrayar que esa es una tarea propia del Estado.

La empresa es Go School (GS) y se presenta en su página (www.goschool.com.ar) como "un servicio para mejorar y agilizar la gestión académica, la comunicación y el acceso a la información de la comunidad educativa". También que permite acceder "a la información académica instantáneamente desde cualquier dispositivo".

Así la empresa mendocina gestiona desde mensajes propios de la vida escolar, las notas de los estudiantes, la asistencia, estadísticas, las trayectorias escolares y el ausentismo docente, entre otras tareas. Ya cuentan con "más de 120 mil usuarios en todo el país", de unas 150 escuelas mitad públicas, mitad privadas. Y si bien la mayoría son de Mendoza, GS ya tiene representantes de ventas en Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Córdoba, Tucumán y desde este mes en Rosario.

Uno de los fundadores de GS es el ingeniero técnico en electrónica Lisandro Rábida —el otro fundador es Ezequiel Prieto—. Consultado por La Capital sobre cómo llega GS a las escuelas, Rábida cuenta que primero funcionaron como un servicio más bien de información; eso fue en 2009 y con dos colegios. A partir de 2011 se volcaron "hacia un modelo de negocios de comunicación a uno de gestión". "Así, un directivo que tiene Go School entra a las 8 de la mañana, hace un click y tiene el indicador de porcentaje de chicos ausentes, la cantidad de horas libres, o los docentes avisan cuándo habrá un examen", describe sobre lo ofrecido.

¿Y quién carga la información para esta empresa? "El propio responsable de la información", responde el empresario. En la práctica son los propios docentes, los auxiliares administrativos y los preceptores.

A este servicio acceden chicos, familias, docentes y directivos. Trabajan desde jardín al secundario, y tienen en sus planes avanzar en el nivel superior. "No es un mercado muy grande —se corrige, y dice que no le gusta hablar de mercado...— pero sí es el lugar donde se forma mucha gente dentro del sistema educativo", admite Rábida.

En un inicio (año 2011) la mayoría de las escuelas contratadas eran privadas. Ahora están en un 50 y 50 por ciento entre éstas y las públicas. Fue en 2015 cuando sumaron a las públicas. "En mayo del año pasado (2017) teníamos 45 escuelas trabajando con nosotros, hoy son más de 150. Hemos tenido un crecimiento explosivo", celebra.

Obviamente se trata de un servicio arancelado. El empresario cuenta que las escuelas públicas lo abonan "con la cooperadora, con el alquiler del buffet, de los kioscos, a través de programas que tienen que ver con la mejora de la calidad educativa".

Sociedad anónima

El año pasado GS recibió una inversión económica de la Asociación Endeavor, que fomenta el emprendedorismo. Fue ahí cuando GS se transformó en una sociedad anónima. Rábida anticipa que así como en su momento pasaron de un modelo de comunicación a otro de gestión, la idea del negocio es mutar ahora a "un concepto de data-driven, que es de toma de decisiones basado en datos". Es decir "que esos datos estén abiertos y que esa información la compartan con la comunidad para entender cuáles son los objetivos de la gestión educativa".

Rábida asegura que la información que manejan está protegida, que como empresa trabajan "bajo la ley de protección de datos personales": "En el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos registramos nuestro modelo de base de datos y nuestro modelo de negocio".

Una marca

¿Por qué Go School, por qué un nombre en inglés? "Uno de los objetivos del proyecto es que sea regional, que podamos ir desde México a Tierra del Fuego. Y si bien el nombre está en inglés vendría a ser «Vamos escuela, dale, vamos para adelante...». La idea es que suene como una arenga... «que realmente se puede, que no es nada difícil...». Y la verdad es que los colegios lo terminan adoptando como una marca".

Rábida dice que hace poco que caminan la provincia de Santa Fe. Arrancaron por Rosario, donde el Colegio Stella Maris (en sus tres niveles) es el primero en contratarlos: "Estamos visitando a razón de seis escuelas privadas por día, pero eso no quiere decir que no visitemos las públicas". Añade que por el momento no han tenido ninguna reunión con el Ministerio de Educación provincial.

Qué dicen desde el Ministerio

"No estaba en conocimiento de esta empresa y nosotros nunca autorizamos a ninguna a plantear este tipo de oferta, en cuanto al uso de información de las instituciones educativas", responde categórico el secretario de Educación provincial, Oscar Di Paolo, ante la consulta de este medio.

"Se trata —alerta Di Paolo— del manejo de información sensible, en la que corre la ley de protección de datos. Y particularmente en el caso de los menores de edad deben tener el consentimiento y autorización de los padres, de los responsables adultos. Además, por tratarse de instituciones dependientes del Ministerio de Educación, también tener la autorización del Ministerio. Nosotros nunca avalamos el manejo de la información sensible por parte de terceros, porque es nuestra responsabilidad. Nunca autorizamos a estas empresas a trabajar ni en escuelas de gestión estatal ni privada".

Libreta digital

Di Paolo recordó que el año pasado fue presentada oficialmente la libreta digital. Se trata de una articulación, de una organización de una cantidad de sistemas de información digital disponibles que va a permitir seguir la trayectoria de los estudiantes con el propósito de garantizar el curso en el sistema educativo y la finalización.

Primero se empezó a aplicar en forma de experiencia piloto y ahora se implementa en 50 escuelas que están trabajando con proyectos pedagógicos innovadores. "Queremos ver a través de la libreta digital cómo es el sostenimiento y el seguimiento de estos chicos", dijo el funcionario y estimó que la implementación de la libreta digital llegará a toda la provincia para fin de este año.

En la libreta digital se ven lo antiguo de la libreta en papel (calificaciones, por ejemplo), pero de manera más directa, con información cualitativa y de carácter preventivo. "Queremos involucrar a las familias en la trayectoria escolar de los chicos, es una herramienta de fácil acceso. Supera ampliamente la libreta papel que conocíamos. La idea es que los padres tengan un incremento en su responsabilidad de los chicos, que se genere un vínculo más sólido con los estudiantes", agrega el secretario provincial.

Oferta y demanda

—Distintos especialistas en educación vienen advirtiendo que ya no es un problema de "escuela pública o privada" sino de la creciente mercantilización educativa, cómo el mercado se mete en las escuelas. ¿Qué opina Di Paolo?

—Que hay una avanzada que entiende que algunos derechos se pueden sustituir con la oferta y la demanda. Obviamente nosotros no acordamos con eso. El Estado es un garante de derechos, es responsable del ejercicio de ese derecho, por tanto asumimos la responsabilidad plenamente. Las empresas no pueden ingresar a las escuelas a realizar este tipo de ofertas. El Estado debe responsabilizarse por eso.

De docentes y estudiantes a usuarios

"Hola Ezequiel, este es el desempeño semanal de tu hijo: Esta semana no faltó, no tuvo sanciones, lo calificaron en lengua y literatura, biología y la semana que viene tiene examen de teatro, química y biología. Para ver la información detallada ingresá a Go School...". El ejemplo es de un alumno ficticio y se publica en el portal de la empresa mendocina para graficar uno de los servicios que ofrecen. Lo presentan de esta manera: "Actualmente muchos de nosotros nos vemos desbordados por toda la información que consumimos todos los días. Basados en esto, decidimos elaborar un comunicado semanal en el que con un simple vistazo los padres puedan tener información sobre el progreso de sus hijos".

La información cuantitativa y cualitativa (como por ejemplo seguimientos psicopedagógicos de los chicos y las chicas) para ese resumen semanal o informe la provee la propia escuela que contrata a la empresa y ésta se encarga de transmitirla a las familias. Luego los "usuarios" (estudiantes, docentes, directivos, familias...) ingresan a la plataforma a través de una contraseña.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario