Educación

Un taller para aprender a desaprender los prejuicios

Por segundo año consecutivo, estudiantes secundarios promueven el debate sobre educación sexual integral

Sábado 30 de Junio de 2018

Luego de la gran participación de jóvenes que hubo el año pasado y a partir de nuevas demandas para seguir el debate, la Unión de Estudiantes Secundarios (UES) volvió a organizar este mes el Taller de género "Micaela García", para promover un espacio de aprendizaje entre pares sobre educación sexual, género y diversidad.

Desde la primera edición del taller en 2017 hasta acá, hubo muchas novedades en esa materia: la Organización Mundial de la Salud quitó a la transexualidad de la lista de enfermedades mentales y la marea verde, el activismo político de las mujeres, logró la media sanción del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Congreso Nacional. La Cámara de Diputados de Santa Fe aprobó y giró al Senado la iniciativa para la implementación de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas y en un fallo inédito se usó por primera vez la figura de travesticidio —homicidio que tiene como causal el odio a la identidad de género— para condenar el asesinato de la militante trans Diana Sacayán. Mientras todos esos avances suceden, muchas escuelas de la ciudad siguen sin brindar un espacio formal a sus estudiantes para hablar de estos temas sobre los que los jóvenes se interrogan y, como consecuencia, generan huecos hondos de silencio y vacío de información. Para desafiar ese mutismo, es que los estudiantes de la UES se organizan y reeditan otra vez el taller de género, para que chicos y chicas puedan reflexionar sobre lo que pasa en la sociedad, contar sus propias experiencias e intentar construir caminos para desandar los prejuicios y aprender el respeto a la diversidad. "En la escuela no nos enseñan cuáles son los métodos anticonceptivos, cuáles las enfermedades de transmisión sexual, menos aún nos hablan de los estereotipos de género o de las relaciones que no son heterosexuales. No tenemos ni en la escuela ni en nuestras casas un lugar donde tener estas discusiones, que son re importantes para nuestra vida, por eso está este espacio para dar esos debates y poder plantear los puntos de vista de cada uno", dice Renata Labrador, integrante de la UES que cursa 5º año en el Normal Nº 1.

El taller, que lleva el nombre de Micaela García para recordar a la militante del Movimiento Evita víctima de femicidio en abril de 2017 en Gualeguay (Entre Ríos), comenzó la semana pasada abordando el tema "Diversidad y disidencias" y continúa este sábado a las 14 en el local de ATE (San Lorenzo 1879) para profundizar sobre "La decisión de los cuerpos gestantes".

Educar para la diversidad

Más de 60 jóvenes de escuelas públicas, privadas y religiosas participaron del primer encuentro del taller en un salón adornado con banderines de colores y carteles con leyendas no sexistas con la que los chicos y las chicas se sacaron fotos. Música de Miss Bolivia para dar la bienvenida, estudiantes con las mejillas pintadas con brillos plateados y violetas, mates y galletitas y muchos pañuelos verdes en los cuellos o colgando de las mochilas, fueron la escenografía en la que transcurrió una jornada marcada por el entusiasmo y la expectativa. Antes del trabajo en comisiones, donde suceden los debates y el intercambio entre pares, hubo una charla introductoria a cargo de Julián Fernández, activista LGBTI, y de la militante por los derechos de la comunidad trans, Michelle Vargas, quienes con gracia y mucha empatía con los chicos se explayaron sobre las diferencias entre sexo, género y orientación sexual y remarcaron la importancia de pensar la identidad de género como una construcción social que se desarrolla a lo largo del tiempo. Siempre transitando el camino del humor y la ironía, Michelle contó su historia de vida y habló sobre lo difícil que fue para ella soportar la discriminación de la sociedad por el sólo hecho de ser trans. "Nunca imaginé en mi vida que nosotras íbamos a tener una ley que nos ampare", dijo en un momento de la charla haciendo referencia a la ley de Identidad de Género sancionada en 2012.

Más tarde llegó el momento de las charlas en grupo que empezó con un disparador intenso: "¿Alguna vez tuvimos miedo o dudamos de nuestra identidad de género o de nuestra orientación sexual?". En la ronda fueron varias las chicas que hablaron de su bisexualidad y contaron que en algunos casos hasta llegaron a tener novias de manera clandestina por sentir que lo que estaban haciendo estaba mal. "Si desde el jardín nos explicaran que no hay una única forma de vivir la sexualidad, nos sentiríamos menos confusas, yo no hubiera pasado tanta angustia, no la hubiera pasado tan mal", dijo una joven estudiante y agregó: "Si tuviéramos educación sexual integral en la escuela, una se sentiría más cómoda, no habría padres tan homofóbicos ni tantos pibes que sufran por sentirse diferentes".

En la ronda de debate también se preguntaron cómo hacer en los colegios para dialogar e interpelar a aquellos docentes que aún condenan la homosexualidad o consideran anormal a todos aquellos jóvenes que se escapan de la heteronorma. Una situación que según los alumnos se repite a diario, sobretodo en los colegios católicos, y que es difícil de desandar dentro del aula debido a la asimetría de poder que existe entre las partes.

"Sobre diversidad y disidencia no se habla en la escuela", dice Mateo Pehar del Normal Nº 1 y por eso recuerda como un hito lo que pasó hace unos días en ese establecimiento educativo, cuando el centro de estudiantes —con el apoyo de las autoridades— izó junto con la bandera argentina, la insignia multicolor del arcoiris para celebrar el mes de la diversidad sexual. "Lo hicimos para levantar el símbolo de la lucha de un colectivo que viene desde hace años peleando por sus derechos. Dentro del Normal los alumnos y las alumnas lo tomaron muy bien, llegaron muchos mensajes de chicos que se sintieron aliviados, al saber que hay un centro de estudiantes que está presente y acompañando a esos pibes y pibas que tienen miedo de decir quienes son y expresarse libremente", cuenta Mateo orgulloso. Sin embargo, los jóvenes saben que muchos padres y madres no lo vivieron de igual forma. "En la Argentina existe la ley de Matrimonio Igualitario, pero después izás la bandera de la diversidad en la escuela y se te arma todo un lío de padres indignados. Poder empezar a repensar todas esas cosas desde el lugar que nos toca y cómo hacer para cambiarlo es parte de lo que buscamos con el taller", señala Renata.

Mejor hablar de ciertas cosas

El segundo encuentro de este sábado será sobre "La decisión de los cuerpos gestantes". En el documento elaborado por la UES para los participantes del taller, explican que usan ese término porque "una gran mayoría de las personas que pueden gestar se identifican como hombres intersexuales y trans", es decir no se autoperciben como mujeres pero igual tienen la capacidad embarazarse. Las conversaciones incluirán discusiones sobre el proyecto de ley IVE, un tema vedado en muchos colegios católicos del que no fue posible hablar mientras se desarrollaba el debate en la cámara de Diputados. Victoria Millán, de 4º año del Verbo Encarnado, cuenta que el día en que se trató la iniciativa en el Congreso, fueron varias las chicas que llevaron los pañuelos verdes al colegio y "a un par les dijeron que se lo tenían que sacar porque la postura de la escuela es provida", cuenta. Aún así, la joven celebra que gracias a la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito y al uso extensivo de las redes sociales, sus compañeros empezaron a hablar. "Si bien la escuela no te proporciona el espacio y muchas veces te calla, de los chicos y chicas empieza a salir el tema. Es algo que nos importa porque va a marcar nuestro futuro y nuestras decisiones", opina Victoria, una de las tantas jóvenes que forman parte de esa marea verde que revoluciona las calles y la política. A su lado, Renata asiente: "Estamos haciendo historia, no nos podemos quedar atrás porque con todo esto estamos haciendo una sociedad más justa y más igualitaria para los que vienen después de nosotros y para nosotros mismos".

Para participar: Para inscribirse al taller, escribir a @UESRosario en Twitter uesrosariook en Instagram


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario