educación

Un proyecto colectivo para trabajar en clases sobre la causa Klotzman

La iniciativa de Abuelas e Hijos Rosario propone recursos pedagógicos para acompañar el juicio desde las escuelas.

Sábado 26 de Septiembre de 2020

Después de años de espera, finalmente esta semana comenzó en Rosario el juicio oral de la causa Klotzman, que se refiere a los casos de 29 víctimas de delitos de lesa humanidad cometidos en la primera quincena de agosto de 1976, entre ellos, el caso de una nieta restituida. Desde la filial local de Abuelas de Plaza de Mayo e Hijos Regional Rosario lanzaron “La escuela y los juicios”, un proyecto colectivo que se propone trabajar como recurso pedagógico la causa Klotzman.

Un video de Ana Lina Klotzman sobre el inicio de la causa y la búsqueda de su hermana, el audio de Celeste Montechiarini donde habla de la militancia y la clandestinidad, y el de Mariana Hernández Larguía sobre la larga lucha de los organismos de derechos humanos son algunos de los recursos que se encuentran en el sitio laescuelaylosjuicios.com.ar. También hay actividades concretas que se proponen para trabajar desde los ejes memoria, verdad y justicia, tanto del pasado reciente como de temáticas como las desapariciones forzadas en democracia, la violencia institucional y los feminismos. El proyecto fue declarado de interés por el Ministerio de Educación de Santa Fe (resolución 0550/20).

“La escuela y los juicios” está pensado para trabajar con estudiantes de los últimos grados de la primara (sexto y séptimo), de secundaria y de los institutos de formación docente de la región. Entre sus propósitos, el proyecto busca promover el trabajo pedagógico de reflexión sobre los juicios de lesa humanidad desde una perspectiva local, entendiéndolos como procesos colectivos de construcción de memoria, verdad y justicia. Desde esta perspectiva, apunta a acercar a las y los docentes una propuesta educativa para posibilitar aprendizajes en torno al pasado reciente tomando como recurso pedagógico el juicio que arrancó el miércoles en Rosario.

La propuesta comenzó a gestarse este año en el marco de una charla virtual con el Complejo Educativo Alberdi del que participó Ana Lina Klotzman. A partir de allí, desde Abuelas Rosario e Hijos Rosario se dieron a la tarea de producir un material desde el territorio y con una memoria situada, pensando a los juicios a los genocidas como herramientas para reflexionar sobre el pasado reciente y forjar “un puente intergeneracional de construcción de memoria colectiva”. La idea se inscribe también en un conjunto de acciones que tanto desde Abuelas como de Hijos se vienen llevando adelante desde hace años. “Siempre apuntamos a que los juicios no transcurran entre cuatro paredes, por eso la intención de trabajar para que llegue a la mayor cantidad de gente posible”, destaca a La Capital Ingrid Schegtel, docente de primaria en la Escuela Nº 128 Congreso de Tucumán e integrante de la Regional Rosario de Hijos.

juicios11.jpg

Caja de herramientas

El miércoles comenzó ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 el juicio oral de la causa conocida como Klotzman. Allí se congregan los hechos ocurridos en agosto de 1976 donde fueron secuestrados militantes del PRT-ERP. Las víctimas en su mayoría pasaron por el centro clandestino de detención Quinta Operacional de Fisherton. Se juzgan homicidios, privaciones ilegítimas de la libertad, tormentos y asociación ilícita, y la sustracción y supresión de identidad de una menor nacida durante el cautiverio de su madre. Abuelas de Plaza de Mayo se constituyó como querellante por la sustracción y sustitución de identidad de la hija de Cecilia Beatriz Barral y Ricardo Horacio Klotzman. Cecilia estaba embarazada de nueve meses y esa hija recién recuperó si identidad en 2011. Abuelas también busca a los hijos o hijas de Isabel Angela Carlucci, María Laura González y Liliana Beatriz Girardi, víctimas de esta causa y embarazadas al momento de sus secuestros.

maciel9.jpg

“Esta es una oportunidad histórica para que desde las escuelas se pueda laburar estos productos sociales que son resultado de una lucha de tantos años contra la impunidad, desde los organismos de derechos humanos y a los que se fueron sumando cada vez más otros sectores de la sociedad”, dice Sabrina Gullino Valenzuela Negro, integrante de Abuelas Rosario e Hijos Rosario.

Apostando a la construcción de una sociedad más justa basada en los valores de memoria, verdad y justicia, es que ponemos en marcha esta propuesta: la confección de una Caja de Herramientas para que docentes, en la medida de sus posibilidades, puedan generar espacios de reflexión y conocimiento, usando uno de los productos sociales más importantes que tenemos las y los argentinos: los juicios por delitos de lesa humanidad”, señalan desde la convocatoria.

Además de los recursos para el aula, habrá charlas con Estela de Carlotto, con integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) y con Irene Strauss, responsable de educación de Abuelas de Plaza de Mayo. “Este proyecto surge en medio de la pandemia, entonces tratamos de facilitarle al estudiante el acceso a estos recursos”, apunta Sabrina Gullino Valenzuela Negro. En su artículo 92, la ley de educación nacional sostiene que formarán parte de los contenidos curriculares “el ejercicio y construcción de la memoria colectiva sobre los procesos históricos y políticos que quebraron el orden constitucional y terminaron instaurando el terrorismo de Estado, con el objeto de generar en los/as alumnos/as reflexiones y sentimientos democráticos y de defensa del estado de derecho y la plena vigencia de los derechos humanos”.

"El proyecto busca promover el trabajo pedagógico de reflexión sobre los juicios de lesa humanidad desde una perspectiva local"

“Los juicios —agrega Schegtel— no solo están construyendo memoria, sino que también verdad. Pero a su vez por la pandemia no podemos convocar a que la gente vaya a las audiencias, por eso damos estas herramientas de utilizar una página para proponer distintas actividades”. Conforme avance el juicio, la intención es enriquecer el sitio con las producciones que envíen los y las estudiantes.

Otro de los materiales que el programa propone para trabajan en clases es una emotiva carta de Noemí, hermana de Liliana Girardi, una de las víctimas de la causa, quien al momento de su secuestro estaba embarazada. En el texto, presentado como una bitácora donde relata la historia de militancia, secuestro y desaparición de su hermana, Noemí escribe: “ 44 años es quizás demasiado para padres que llevaron consigo hasta la muerte la extrema desesperación de no encontrar a su amada hija. No es ya por ellos, quizás sea por nuestros hijos, quizás sea por nuestros nietos, pero sobre todo y ante debe ser por esta sociedad que debe tener muy en claro quiénes son los responsables de protegernos y no desaparecernos, más que nunca y ahora, que se haga justicia”.

“La escuela y los juicios” cuenta con el aval del Área de Derechos Humanos de la UNR, y de las secretarías de Derechos Humanos del municipio, la provincia y la Nación. Para mayor información, visitar el sitio laescuelaylosjuicios.com.ar o escribir al email: escuelayjuicios@gmail.com

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS