Educación

Un espacio de inclusión para todas las edades

Solana da clases en dos escuelas y en el Club de Ajedrez QTP, que ahora propone llevar los tableros a las plazas y parques.

Sábado 13 de Abril de 2019

Cuando tenía 8 años, a Solana Gómez Reyes le regalaron para un Día del Niño un bolso con muchos juegos. Entre ellos estaba el ajedrez y el flechazo fue inmediato. "Las piezas eran muy vistosas, me enseñaron las reglas básicas y me enamoré", revela. Un año después, cuando ya estaba en cuarto grado, tuvo esta materia en clases y a partir de ahí comenzó a participar en torneos a nivel nacional. "Fue amor a primera vista", cuenta Solana, una de las coordinadores del Club de Ajedrez QTP, con sede en el Centro Cultural "Qué te pasa", de Riccheri 340. Allí dan clases de ajedrez con chicos desde los 6 años hasta adultos. "Es un lugar que funciona todos los días y tipo escuela, donde los seis docentes planifican las clases y se dedican a la enseñanza del ajedrez en tres niveles: inicial, intermedio y avanzado", dice la docente.

Pero además de este espacio, Solana tiene horas de ajedrez con cuarto y quinto grado en la Escuela Fundación San Cristóbal Nº 658, de Garay y Laprida, en el sur rosarino. "Ahora está un poco de moda decir que el ajedrez previene el alzheimer o a tomar decisiones, pero considero que eso lo tiene cualquier deporte que un chico practique", dice la docente, y agrega: "Lo que tiene el ajedrez, a diferencia de otras actividades, es que es un juego inclusivo, que puede ser practicado por un ciego, un sordo, un anciano o un niño. No tiene distinción de sexos y se puede jugar en cualquier lado".

Sostiene además que el ajedrez "puede tener independencia de otras disciplinas, como cuando se la vincula con las matemáticas". Sobre esto reflexiona que "es muy pobre el ajedrez que se puede lograr si tenés que dar matemática. Porque tranquilamente puede tener independencia de otras materias". Menciona además que otro de los aspectos positivos que se de ajedrez en las aulas es que de esta manera las chicas no quedan afuera.

Distensión

"En general a los chicos les fascina el ajedrez. Es un momento de distensión y además salen un rato de la computadora", destaca la docente, quien también dicta clases en la primaria Nº 518, de Larrea y Garay.

Para la profesora, este juego para muchos chicos también es un espacio de contención: "No puedo pretender que un chico dé un jaque mate en tres jugadas, pero pueden sentarse a jugar, respetarse y aprender normas de convivencia, para que la competencia no sea insana. Si ellos se divierten y lo disfrutan es fantástico, porque lo incluye al chico".

ingenia1.jpg

Ajedrez en la plaza

El Club de Ajedrez QTP nació en noviembre del 2016. Durante 2017 y 2018 organizaron desde este espacio numerosos torneos y eventos abiertos a la comunidad, convocando a gente de diferentes edades y generaciones. El año pasado presentaron el proyecto en Ingenia, en el cual solicitaron un monto para conseguir lo necesario para poder crecer y ganaron. Así, compraron gran parte del material de trabajo y se consolidaron como un club importante de la ciudad en esta disciplina.

Pero ahora, la intención es llevar el ajedrez a los espacios públicos, como sucede en muchas partes del mundo, donde en plazas, parques y paseos públicos existen mesas para que quienes lo deseen lo puedan practicar. Con este objetivo, este año presentaron esta nueva propuesta en Ingenia, para la compra de tablones, bancos plegables y gazebos. "Actualmente, somos un grupo grande y heterogéneo de ajedrecistas que nos reunimos diariamente para practicar y estudiar nuestro amado deporte. Ahora, queremos que todo Rosario conozca nuestro trabajo para ser cada vez más los que compartimos esta pasión", afirman desde el club. Para conocer la iniciativa y sumarse, ingresar a ingenia.virtuagora.org/proyecto/673

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});