Literatura

Un certamen del Normal 2 que promueve la escritura

Un tradicional concurso literario convocó a secundarios de la escuela a escribir originales cuentos y poesías.

Sábado 24 de Octubre de 2020

A pesar de la distancia necesaria que caracterizó el año lectivo, docentes y alumnos lograron concretar múltiples proyectos de aprendizaje. Tal es el caso de la secundaria del Normal Nº 2, que pese a la pandemia realizó su tradicional concurso literario con el que convocó a la escritura creativa a los y las adolescentes. Ciencia ficción, romance y finales inesperados fueron parte de las producciones premiadas.

El certamen, que este año contó con seis producciones destacadas, forma parte del proyecto institucional de la escuela de Córdoba y Balcarce. Años de trayectoria promovidos por el departamento de lengua y literatura de la institución. Está organizado en dos categorías (ciclo básico y ciclo orientado), en la producción de cuentos o poemas bajo temática libre.

En diálogo con La Capital, la profesora de literatura Marcela Flury destacó que el objetivo del concurso literario es habilitar la palabra del alumno y estimularlo a expresar a través de la escritura todo aquello que lo interpele. En este proceso, el trabajo docente no solo se concentra en animar estos espacios, sino también en promover en los alumnos la confianza en sí mismos.

“Hay mucha inquietud por parte de los alumnos en la escritura”, dijo la docente, quien reconoció que en estos procesos el estímulo que brindan los profesores y profesoras en la previa constituye un factor fundamental. “No acuerdo con la idea de que a los adolescentes no les interese la literatura. Hay una búsqueda personal respecto a sus lecturas, y está en nosotros como adultos incentivarlos y enamorarlos de la literatura”, dijo Flury. Sobre los intereses literarios de los chicos y las chicas, explicó que los consumos literarios dependen mucho de las edades: “La ciencia ficción es un género que gusta mucho, los más chicos apuestan más por los cuentos y los más grandes empiezan a incursionar en las novelas”. También propuso habilitar nuevas lecturas y permitir que el alumno pueda bucear y encontrar aquello que le interese o le conmueve leer. Y señaló que así como los profesores tienen que dar autores que pertenecen al canon, también pueden dar lugar a otros textos que a los alumnos les puedan interesar.

   

Jóvenes escritoras

Laura Isabela está en 1º año y fue la ganadora del primer premio en la categoría cuento del ciclo básico por “El destierro de la luz”, un inquietante relato de ciencia ficción. A Laura siempre le gustó la literatura y para ella el concurso fue una buena oportunidad para expresarse. Sobre la idea que circula de que a los chicos no les interesa la literatura, cree que las personas que la sostienen posiblemente no tengan contacto con muchos adolescentes.

A María Victoria Avila —también de 1º año— le gusta escribir desde hace mucho tiempo. En el certamen obtuvo una mención especial en cuento del ciclo básico por “Una luz en el muelle”, una historia que expresa sentimientos y emociones a flor de piel. Ya había participado en otros concursos, pero ésta es la primera vez que fue distinguida. “Desde chica existe ese ser inquieto dentro de mí llamado escritura —dijo— que suele canalizar mis sentimientos en una hoja o Word”. La adolescente contó que percibe que muchos adultos tienen la idea errónea de que por la existencia de internet los chicos y chicas no leen. “Sí lo hacemos. Tal vez no de las maneras tradicionales, pero nos interesamos por la literatura tanto como otras generaciones”, afirmó.

"Nos faltan más instancias como este concurso, para poder fomentar que pibes y pibas se muevan más dentro del mundo de la literatura" "Nos faltan más instancias como este concurso, para poder fomentar que pibes y pibas se muevan más dentro del mundo de la literatura"

En la categoría cuento del ciclo orientado la ganadora fue Antonella Spitale (5º año) con “Descuidado”, sobre un macabro hallazgo. Antonella dijo que si hay jóvenes que no se interesan por la lectura, tal vez sea porque muchos adultos no se han ocupado de transmitir esa pasión. “Nos faltan más instancias de participación como este concurso literario, para poder fomentar que los pibes y las pibas se muevan más dentro del mundo de la literatura. Algo que me copa mucho y me da ánimo es que personas que estudiaron y leyeron mucho me hagan comentarios y críticas. Que esas personas hayan considerado que mi cuento era bueno me dio aires para seguir escribiendo”, afirmó. Destacó también el trabajo de sus docentes Gastón Daix, Fernando Mut, Vanesa Magioli y Gabriela Raful, a quienes dijo admirar y les agradeció la dedicación en este aprendizaje porque eso la inspiró a participar.

La poesía fue la otra categoría que congregó escritos en el concurso del Normal 2. Francesca Blunda, de 2º año, salió ganadora en la categoría de ciclo básico por su poema “Dicen que”, una obra en la que se destaca la capacidad expresiva de sus emociones. En su caso, fue una de sus amigas —conocedora de sus escritos— quien la alentó a participar del certamen. “Una vez que encontrás el libro indicado —dijo— no hay nada que te aparte o te aburra de la literatura, es cuestión de buscar”.

Francisca Cava está en 5º año y participó con “Noche de invierno”, un poema con el que ganó en la categoría de ciclo orientado. Un dulce texto sobre “los sentimientos que dan calor”. Francisca tiene diarios llenos de historias sobre su vida y decenas de notas en el celular con ideas para nuevos textos. En la mayoría de sus escritos, la inspiraron sus emociones, especialmente el amor, y la posibilidad de poner en palabras lo que percibe del mundo y su reflejo en su interior. “Escribir me ofrece la posibilidad de acercarme a entender lo que siento y de poder (o por lo menos intentar) contárselo y explicárselo a los demás”, dijo. No está de acuerdo con las generalizaciones que se hacen sobre los adolescentes y sostuvo: “Una enorme parte de esta generación vive entre hojas repletas de palabras y libros releídos, porque las acciones de leer y escribir se convirtieron en lugares seguros que contienen y enseñan a cada lector/a o escritor/a. Aunque es una realidad que no a toda la juventud le gusta la literatura, la misma resulta sustancial en la vida de muchxs de nosotros/as”.

Irina Godocik se quedó con la mención especial en la categoría de ciclo orientado por su poema “Veintiocho”. Está en 4º año y se destacó en el certamen con un relato tan original como romántico. En su caso, la alentaron a participar del concurso las personas que la rodean, el encierro y la virtualidad obligatoria. Sobre la idea de que a los chicos y chicas no les interesa la literatura apuntó: “Me parece algo antiguo tener ese pensamiento de que a las generaciones actuales no les interesa la escritura. La tecnología que existe hoy en día ayuda a que la cultura pueda extenderse mucho mas rápido y con más herramientas”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS