El archivo

Transferencia de escuelas nacionales a la provincia

En diciembre de 1992, el entonces gobernador Carlos Reutemann firma este convenio con Nación.

Sábado 10 de Marzo de 2018

El 30 de diciembre de 1992, La Capital da cuenta de la firma del pacto de transferencia de escuelas nacionales a la órbita provincial. Un convenio que se suscribió con cada jurisdicción. La crónica de esa fecha repasaba que el entonces gobernador Carlos Reutemann había firmado en Buenos Aires el convenio de transferencia de escuelas nacionales a la provincia. En esa firma había estado acompañado por su ministro de Educación, ingeniero Fernando Bondesío. También que de la rúbrica de ese pacto había participado el titular de Educación de la Nación, ingeniero Jorge Rodríguez.

   De acuerdo a lo convenido, "246 establecimientos educativos nacionales oficiales y privados recibirá la provincia a partir del 1º de febrero próximo y, en esta primera etapa, constituye una matrícula de aproximadamente 90 mil alumnos".

  También se aseguraba que "el convenio contiene cláusulas favorables a la provincia de santa Fe, como la estipulada en el artículo 20 que señala que «las reparaciones indispensables de los establecimientos educativos estarán a cargo de la Nación, financiadas con fondos provenientes del presupuesto nacional»". El capítulo del financiamiento fue acordado por las autoridades de los ministerios de educación y de Hacienda de Santa Fe y sus pares de orden nacional. Se aseguraba "un mecanismo financiero apropiado para garantizar un presupuesto acorde con las necesidades que demanda la transferencia".

   La decisión política de transferir las escuelas fue denunciado desde el primer momento por las organizaciones sindicales. La transferencia sería además uno de los primeros pasos previos a la aprobación de la ley federal de educación (sancionada en 1993).

   Otra nota del 23 de mayo de 1993, advierte sobre el estado de los edificios escolares, ante la falta de financiamiento. "Denuncias sobre edificios escolares transferidos", se titula el artículo que reúne declaraciones del entonces secretario general de Amsafé, Ediberto Sánchez. "Sin el financiamiento correspondiente se tiende, sin lugar a dudas, a que luego transfieran responsabilidades a municipalidades, comunas y, fundamentalmente, al sector privado". También reclamaba: "En este contexto, el presupuesto 1993, debe ser ampliado para cumplir con obligaciones indelegables, como por ejemplo equiparación salarial, porque a igual trabajo, igual remuneración, y para aumentar el presupuesto la imaginación del gobierno de Reutemann es crear nuevos impuestos". Así se denunciaba cómo Reutemann, para cumplir con los pedidos de Nación, no defendía los derechos de la provincia y además originaba mayor carga impositiva para los ciudadanos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario