Educación

Teatro por la Identidad, un puente en la búsqueda de vida

Como cada año, el brazo artístico de Abuelas organiza junto al Museo de la Memoria un ciclo pensado para las escuelas.

Sábado 24 de Agosto de 2019

Por decimocuarto año consecutivo, Teatro por la Identidad Rosario propone una serie de obras destinadas a las escuelas. Para abrir un espacio de reflexión desde el arte sobre la identidad y la memoria, y tender así un puente con la búsqueda de Abuelas de Plaza de Mayo de las nietas y nietos apropiados durante la dictadura. Las funciones serán durante las dos primeras semanas de octubre y la convocatoria está abierta para estudiantes de primarias, secundarias y Eempas, además de terciarios, universitarios.

Romina Bozzini es actriz e integrante de la filial Rosario de Abuelas y destaca que el ciclo está instalado no solo en la ciudad, sino en el ámbito de lo educativo, al punto que hay docentes que ya a fin de año quieren reservar lugar para el año que viene.

Teatro por la Identidad Rosario es un ciclo que nace para colaborar con la lucha que desarrollan las Abuelas desde 1977. Coordinado por Abuelas y el Museo de la Memoria, la iniciativa también convoca a artistas que están comprometidos con la sociedad a través de la militancia de su arte. “Desde su hábitat natural, el escenario, teatro por la identidad se construye a sí mismo como un puente necesario que une las voces con el público y con cada persona que duda, o que aún habiendo recuperado su identidad, es partícipe involuntario de una historia”, señalan desde Abuelas. El año pasado participaron de la convocatoria 30 actores, 1059 alumnos, 108 docentes y 300 personas más de público en general que acompañaron la propuesta.

El objetivo es, desde cada obra, trabajar la temática de la identidad de manera amplia, a fin de que los chicos y chicas puedan reflexionar y preguntarse acerca de la libertad, la verdad y la memoria. “La identidad es una construcción, un organismo vivo en permanente transformación. Uno permanentemente se interpela quién es, qué desea, con quiénes construye”, señala Bozzini.

Cuarta generación

La edición de este año coincide además con el 30° aniversario de la Convención sobre los derechos del niño, cuyos artículos 7, 8 y 11 —promovidos por Abuelas— están referidos al derecho a la identidad.

“La de Abuelas es la historia de una búsqueda de vida. Son ellas buscando a sus nietos bebés, que después fueron niños, adolescentes, adultos y ahora padres. Ellas están buscando vida, gente que está viva. Reivindican la memoria, la verdad y la justicia a partir de una búsqueda que tiene que ver con la vida”, apunta Bozzini.

En este sentido, agrega que el mensaje de Abuelas ahora llega a esa cuarta generación de los hijos de los hombres y mujeres en edad de ser esos nietos apropiados. Por eso, cuenta que desde hace algunos años jóvenes que se acercan a Abuelas con dudas sobre su identidad llegan acompañados de sus hijos e hijas. “Es lo que siempre dicen las Abuelas, que ahora ya le hablan a sus biznietos. Por eso el haber incursionado en el ámbito escolar tiene que ver un poco con interpelar a esa cuarta generación”, señala la integrante de la filial local de Abuelas.

Aquellas personas nacidas entre 1975 y 1980 que tengan dudas sobre su identidad —o conozcan algún dato que pueda aportar a la búsqueda de Abuelas— pueden comunicarse al 4476776, los días lunes, miércoles y viernes de 10 a 14, y martes y jueves de 10 a 19. Informes en www.abuelas.org.ar

txi3.jpg

Funciones

Teatro por la identidad propone año a año dos instancias. Una en la que son las obras las que van a las escuelas. Y otra pensada para que los cursos, acompañados por sus docentes, visiten las salas de la ciudad. En ambos casos, cada función abre con la lectura de un testimonio del archivo biográfico familiar, que reconstruye la historia de vida de los desaparecidos para transmitírsela a sus hijos, los nietos apropiados. Después continúa con la obra en cuestión y cierra con una charla entre el público, los actores y representantes de Abuelas.

En el marco del proyecto “El teatro va a la escuela”, el martes 1º de octubre a las 14 se presentará la obra "Nana Patria", dirigida a estudiantes de 5º, 6º y 7º grado de la primaria. Se trata de un recorrido teatral y musical por paisajes de Latinoamérica, relatos, anécdotas y ritmos que acercan las voces de diferentes protagonistas en busca de la libertad.

Pero el ciclo también propone que sean los chicos y chicas quienes visiten las salas de teatro. La primera función será con la obra "Obsidemus", dirigida por Alejandro Leguizamón y destinada a secundarios. Será el miércoles 2 de octubre a las 10 en la sala de Empleados de Comercio, un espacio que se sumó al año pasado a la propuesta de Teatro por la Identidad, históricamente desarrollada solo en salas provinciales y municipales.

El jueves 3 de octubre a las 14, la Sala Vigil recibirá a la obra “El tiempo de las mandarinas”, pensada para secundarios. “El tiempo de las mandarinas relata historias de mujeres, que no están pero que se las espera, se las busca, se las recuerda o quizás se olvidan. Son relatos, como gajos fragmentados, que intentan visibilizar y sensibilizar el secuestro y la explotación sexual que sufren muchas jóvenes y mujeres”, destacan los convocantes al ciclo.

La Sala Lavardén será escenario el martes 8 de octubre a las 19 de la obra “Cuna de lobos”, dirigida a terciarios, universitarios y Eempas. “A mediados de la década del 90 y principios de 2000 el boom de los countries se instaló en Rosario. Los barrios cerrados aparecieron como nuevas formas de vivir para la clase media, alejadas de la ciudad y sus peligros. Desde entonces, en el imaginario colectivo la figura del country se asocia con la de seguridad. Pasar las vallas del predio residencial es estar seguros y seguras. Pero, ¿qué pasa cuando el peligro del afuera está adentro?”, explican como sinopsis de la obra.

txi.jpg

Payasos por la identidad

En el mismo lugar, pero el miércoles 9 a las 10, se presentará la obra “Cenizas quedan siempre”, para chicos y chicas de primaria, y a cargo del grupo Payasos x la identidad. Se trata de un espectáculo de clown que aborda, desde el humor, una historia dolorosa y una lucha que necesariamente debe ser “encarada con alegría”. Desde este lugar, los payasos buscan multiplicar la búsqueda, llevando el teatro y el circo a todos los lugares donde sea posible.

“Cenizas quedan siempre fue para nosotros un antes y un después. Ellos todos los años se hacen un lugar para hacer una función, que la hicieron para colaborar con la filial Rosario de Abuelas, pero que la presentan en otros ámbitos. Y a donde van llevan siempre el mensaje de Abuelas”, rescata Bozzini.

Finalmente, el jueves 10 de octubre a las 14, se presentará en el Cine Lumiere la obra “Apululú”, para estudiantes secundarios. Se trata de un unipersonal de clown destinado a adultos y adolescentes. “Después de andariegos viajes —explican— Apululu revela sus secretos más preciados; sus encuentros y desencuentros, sus alegrías y tristezas…Ahora atraviesa una nueva mudanza y encontrándose en un hábitat desconocido, comienza a limpiar desencajando y encajando su ropa, libros, fotos e ideas”.

Las escuelas interesadas en participar de la propuesta de Teatro por la Identidad deben comunicarse con el Departamento de Educación del Museo de la Memoria: educamemoria@gmail.com, 4802060 interno 200.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS