Educación

Taller de género para secundarios, contra el odio y la discriminación

La UES Rosario arranca hoy con una propuesta de debates sobre el feminismo coordinada por adolescentes.

Sábado 10 de Agosto de 2019

Por tercer año consecutivo, se desarrollará en Rosario el taller de género "Micaela García". Organizado por la Unión de Estudiantes Secundario de Rosario (UES), se trata de un espacio de "debate, información y deconstrucción" para alumnas y alumnos de secundaria, que nació como respuesta política "a una sociedad que enseña a discriminar y odiar", señalan los organizadores. La propuesta —agregan— apunta también a "transformar de apoco a la sociedad, como nuestra compañera Micaela lo soñó". Micaela García fue una joven militante del Movimiento Evita que en abril de 2017 fue víctima de un femicidio en Gualeguay (Entre Ríos).

La iniciativa de la UES arranca hoy 10 de agosto a las 14 con un taller sobre "feminismo y redes sociales" y continuará el 24 de agosto (a la misma hora) con el eje "feminismo en las instituciones". Las actividades serán en la sede de ATE Rosario, San Lorenzo 1879.

El taller surgió en 2017 tras el femicidio de Micaela García. "Era una compañera que si bien la mayoría no la conocíamos, era militante que llevaba la bandera del feminismo y de los más humildes, que es lo que nosotros reivindicamos", cuenta Victoria Millán, alumna de quinto año del colegio Verbo Encarnado e integrante de la UES Rosario. La estudiante destaca que aquel crimen que conmovió a todo el país gestó también la idea de plasmar la lucha de Micaela en una propuesta para las y los secundarios.

En las anteriores ediciones, el taller convocó cada año a unos 50 o 60 chicos y chicas de distintas escuelas de la ciudad, abordando en cada convocatoria diferentes temas. En 2017 estuvo centrado en la educación sexual integral (ESI), en un momento que, como recuerda Victoria, "no se hablaba tanto del tema". En 2018 los ejes fueron diversidad, disidencias y cuerpos gestantes.

Los talleres son coordinados íntegramente por estudiantes secundarios, que se ponen al hombro esta propuesta, dividiendo el trabajo en comisiones más pequeñas, una actividad principal para entrar en confianza y un momento de discusión en base a un documento que sirve de disparador para el debate.

"Fueron encuentros muy emocionantes, porque venía gente que tal vez no estaba muy metida en centros de estudiantes y podía tener un espacio nuevo donde había mucha confianza para hablar relajados, compartir experiencias y hablar de algunos temas que no estamos acostumbrados a debatir en los espacios cotidianos", cuenta Millán a La Capital.

—¿Qué temas concretos surgieron en esos debates?

—El año pasado tratamos sobre la diversidad, que si bien es súper amplio, pudimos hablar del tema del aborto, porque el cuerpo gestante no necesariamente tiene que ser el de una mujer, pueden ser hombres trans también. Y darnos una discusión en base a cómo también a la diversidad la atravesaban ciertas complicaciones como los abortos clandestinos o las muertes por la violencia que sufren.

—¿Creés que las escuelas habilitan este tipo de espacios?

—La verdad que actualmente se abrieron un poco más las discusiones dentro de las escuelas. En base también a una lucha que tenemos los secundarios de poder implementar la ESI y dar discusiones que son difíciles en algunos ámbitos. Pero se debería charlar, porque es algo que nos va a atravesar en algún momento de conocer a alguien o uno mismo pertenecer a un colectivo. Son un montón de temas que nos van atravesar. O mismo la ESI, que es un tema súper importante y que nos ayuda a poder crecer como personas.

—Hay sectores que se niegan a este tipo de debates por considerarlos "ideología de género" ¿Qué responden desde el movimiento estudiantil?

—Esto no es eso, es poder aprender a respetarnos entre todos y aceptar que la otra persona es o puede llegar a ser diferente. Poder salir un poco del estereotipo que tenemos, con cosas que nos están encasillando y no nos dejan ser libres a la hora de expresarnos.

—¿Los chicos también se suman al debate sobre el feminismo?

—En los últimos dos encuentros la verdad que tuvimos una cantidad de varones pareja con respecto a las mujeres. Y está abierto totalmente a que venga cualquier persona que quiera participar, porque la idea, y cómo pensamos nosotros los talleres de género, es que sea un espacio de deconstrucción tanto para las pibas como para los pibes. Porque es necesario tener ese espacio. Queremos que las cosas se sigan transformando y por eso es importante integrar a los varones, para ayudar en el proceso de la deconstrucción. Y pesando también que estos espacios no los tenemos habitualmente si no participamos de algún espacio político. Entonces, poder brindarlo y pensándolo para que no sea incómodo para ninguna persona.

Para mayores informes sobre el taller de genero, visitar las redes sociales de la UES: en Twitter @UESRosario, Instagram @UESRosarioOk y Facebook /UESRosarioOk

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario