Educación

Sala Rubén Naranjo para una biblioteca

Se inaugura el sábado 21 con una mesa de lecturas. Un homenaje al artista plástico y militante de los DDHH

Sábado 14 de Julio de 2018

La Biblioteca Popular Pocho Lepratti se trasladó a su casa propia en Chacabuco 3085, siempre en Tablada. Para celebrarlo el sábado próximo (21 de julio) habrá una mesa de lectura, y además se volverá a bautizar su sala central con el nombre de Rubén Naranjo. Los narradores rosarinos Federico Ferrogiaro, Pablo Colacrai y Javier Nuñez compartirán textos propios y dialogarán con los asistentes sobre la escritura creativa y el panorama de la narrativa actual. La mesa estará coordinada por Paula Turina y con intervenciones musicales a cargo de Mariano Ruggieri.

El 18 de octubre de 2005 la sala principal de la Biblioteca Pocho Lepratti —por entonces ubicada en Virasoro 39 bis— pasó a llevar el nombre Rubén Naranjo. Naranjo (1929-2005) fue el primer director de la entidad y miembro de la comisión directiva de aquella época, además de artista y reconocido militante por los derechos humanos.

Uno de los primeros sueños de la Biblioteca Pocho Lepratti —cuenta el director de este espacio Carlos Nuñez— fue realizar un libro sobre el militante cristiano, asesinado en el 2001, de quien tomó su nombre este espacio. "También fue uno de los últimos trabajos como editor que encontró a Rubén, con un máximo de entrega y dedicación", dice Nuñez y comparte un fragmento del libro Pocho Vive!, finalmente impreso en 2004: "Pocho fue un educador que vivió fundando escuelas. Escuelas sin techo y sin escudos. Adonde llegaba, no solo dejaba su palabra sino que posibilitaba la vida propia del grupo humano que lo rodeaba. No articuló un grupo, sino varios. Subsisten. Pocho posibilitaba el crecimiento de sus integrantes, más allá de su tarea. Para los humildes barrios que supieron de su entrega absoluta a los marginados, Pocho fue el maestro que atendió a quienes casi nadie escuchaba y os impulsó a desarrollar la autoestima imprescindible para ubicarse en la vida, a tomar conciencia de sus potencialidades y de sus saberes forjados en el barro de las impiadosas calles de la pobreza sin horizonte. Pocho fue un maestro reconocido por la indisoluble unidad de sus actos y sus palabras. Vivió posibilitando la reflexión de personas castigadas por las adversas condiciones sociales, pero aún más, exaltó el valor de la rebeldía y acompañó cada palabra con su entrega vital. Por eso increpó a la policía, sabiendo que es una institución instruida para matar a las víctimas del sistema. Y cayó. En una escuela. Fue maestro".

En la sala que recupera el nombre de Naranjo funcionará el servicio de atención y préstamos a socios y la sala de lectura, donde también estarán abiertos al público otros espacios como los talleres de ajedrez, arte, apoyo escolar, circo, guitarra y hip hop. También en la misma dirección funcionan el Jardín de Infantes y la Radio Comunitaria FM La Hormiga. La Biblioteca Popular de Tablada se encamina este año a festejar su 16 aniversario.

Rubén Naranjo dirigió la Escuela de Artes Visuales de la Biblioteca Vigil y la Editorial Biblioteca, además de haber sido rector del Instituto Secundario de la Biblioteca Vigil, director de la Escuela de Bellas Artes de la Facultad de Humanidades y Artes (UNR), colaborador activo de la Asociación Chicos y editor de innumerables libros y revistas culturales y de educación. También, un emblemático militante en el campo de los derechos humanos, compañero permanente de las Madres de Plaza 25 de Mayo, integrante de la Asamblea Permanente por los DDHH, Miembro fundador de Foro Memoria y Sociedad y de la Comisión Investigadora No Gubernamental de los Crímenes del 19 y 20 de diciembre 2001. Y formó parte de la Asamblea de Socios por la Recuperación de la Biblioteca Vigil y fue nombrado Ciudadano Ilustre de la ciudad de Rosario en 2004.

teatro, dibujo y música

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});