Educación

Qué tienen en común la ciencia y los monstruos

Luis Javier Plata Rosas editó un libro por la Colección Ciencia que ladra de Siglo Veintiuno.

Sábado 09 de Diciembre de 2017

"La ciencia y los monstruos. Ttodo lo que la ciencia tiene para decir sobre zombis, vampiros, brujas y otros seres horripilantes", tal el nombre del libro de Luis Javier Plata Rosas, editado por la Colección Ciencia que ladra de Siglo Veintiuno.

   "¿Qué tiene la ciencia para decir sobre los monstruos que nos han aterrado por generaciones, desde los clásicos Frankenstein y Drácula hasta los vampiros enamorados de la saga Crepúsculo...? En la variedad está el susto: bajo el ropaje de malvadas brujas en los cuentos infantiles o como muertos vivos que acechan a la vuelta de la esquina, los monstruos viven con nosotros, nos atraen, nos espantan, nos reafirman como humanos. Es que, justamente, lo monstruoso es lo diferente, lo que no alcanzamos a comprender", se lee en la contratapa de "La ciencia y los monstruos".

   Su autor, Luis Javier Plata Rosas, es un docente e investigador mexicano, doctor en oceanografía costera y profesor de la Universidad de Guadalajara. Es autor de varios libros, entre ellos: "La física y el Coyote y el Correcaminos"; "Mitos del siglo XXI: charlatanes, gurús y pseudociencia"; "Mitos de la ciencia: millones de personas sí pueden estar equivocadas" y "El teorema del Patito Feo".

    ¿Qué tienen para decir la astronomía y la meteorología sobre el misterio de la creación de Frankenstein? ¿Qué relación hay entre el pez globo, la hechicería y los zombis? ¿Qué tienen que ver el pan de centeno o la cerveza con la proliferación de brujas en remotos pueblos de Noruega? El autor incursiona en estos temas y también en la psicología evolutiva para dejar en claro que las películas de terror son la versión moderna de aquellos ritos ancestrales que incentivaban a los jóvenes a dominar el miedo.

   En las páginas del libro de Siglo XXI "conviven los más grandes y pesadillescos monstruos de la fantasía con auténticos monstruos de la investigación científica —algunos no tan afamados, aunque trascendentes en la historia de nuestra especie—. Mientras las recorremos, tal vez no esté de más tomar como guía las palabras de Marie Curie: «En la vida no hay cosas que temer, sólo cosas por entender»".

La lectura del libro de divulgación científica está planteada de una manera lúdica. Una razón que explica los nombres de cada capítulo: Astronomía tenebrosa, Psicología hórrida, Medicina sepulcral, Matemática pavorosa y Biología aberrante.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario