Educación

Los martes verdes y una escuela sin armarios

Apenas se ingresa a la Técnica 550 unos cartelitos colgados en las columnas de la galería y otros afiches más visibles en colores ganan la atención.

Sábado 04 de Agosto de 2018

Apenas se ingresa a la Técnica 550 unos cartelitos colgados en las columnas de la galería y otros afiches más visibles en colores ganan la atención. Se lee: "Una escuela sin armarios", "ESI para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir" y "A los derechos los construimos entre todes". La vicedirectora Mariana Rossi habla con satisfacción de cómo llegaron esos carteles al patio de la escuela: "Un día vinieron varias nenas y me preguntaron si podían hacer y colgar unos carteles. A mí me encantaron". La iniciativa la atribuye a un trabajo planificado, ajustado a lo que marcan leyes como la de Educación Sexual Integral (ESI, 26.150).

En esa tarea que enumera figuran actividades para abordar qué es la transfobia o iniciativas como las de colgar la bandera de la diversidad sexual en el Día internacional de lucha contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género (el 17 de mayo). Y también "Los martes verdes", por el debate llevado a las aulas sobre el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo que se debate en el congreso."Tratamos de instalar el tema de la ley. No es «aborto sí» o «aborto no», sino la necesidad de la despenalización, la protección integral de la salud de la mujer; de darles toda la información y después puedan decidir", detalla la docente sobre los contenidos de esos encuentros.

En la práctica, las charlas de "Los martes verdes" las encabezan ella y el profesor de formación ética y ciudadana, Hernán Allo. "Pasamos por los cursos, donde permanecen todos, porque es una actividad enmarcada en la ESI. Charlamos, preguntamos, pedimos opiniones. Yo aclaro que me interesa más la opinión de la mujer porque es quien interrumpe voluntariamente el embarazo", amplía Rossi. En esos debates aparecen posiciones muy cerradas, que por lo general responden más a quienes profesan alguna religión evangélica, pero también animan a muchas a mostrar libremente lo que piensan. La prueba está que regresan a las clases con los pañuelos verdes en sus mochilas".

Estos debates son desafíos diarios, que incluso deben alcanzar a los propios docentes que aún resisten a aplicar las leyes vigentes. Mariana Rossi acerca el testimonio de un alumno trans que no es aceptado en su familia, pero sí en la escuela, donde se le respeta su identidad de género más allá del retaceo de algunos profesores. "Hay una ley de identidad de género (26.743) y se debe respetar", enfatiza. Las chicas y los chicos expresan estos cambios significativos que se construyen en sus aulas, con un hashtag: #Unaescuelasinarmario.

Rossi valora el trabajo con otros organismos, como el centro de salud y el Area de Género. Más en tiempos en que la ESI ha sido recortada desde el Estado Nacional y se han caído los programas para implementarla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});