Miradas

Los latidos de un corazón enamorado

El corto animado, lanzado en 2017, se convirtió en poco tiempo se convirtió en un fenómeno global.

Sábado 23 de Marzo de 2019

Está a punto de sonar el timbre para empezar a clases y el tímido Sherwin entra presuroso al parque delantero de la escuela. Se esconde. Desde lejos, trepado a un árbol, observa el ingreso de Jonathan a las instalaciones escolares. Lo espía como embelesado. Sherwin está enamorado y su corazón indómito quiere saltar en busca del chico de sus sueños.

Así arranca In a Heartbeat, el corto animado de cuatro minutos producido por el mexicano Esteban Bravo y la estadounidense Beth David lanzado en julio de 2017 y que en poco tiempo se convirtió en un fenómeno global, al punto que en sus primeras 24 horas alcanzó 2,5 millones de reproducciones en la plataforma de YouTube. Hoy ese video ya supera las 39 millones de visitas.

El corto fue el proyecto de tesis debut de la dupla de jóvenes cineastas, que lo presentaron como tesis en el Ringling College de Arte y Diseño (Florida), en donde se graduaron. Beth y Esteban arrancaron con el proyecto del corto en 2015, cuando organizaron una campaña de crowfunding para recaudar los tres mil dólares necesarios para producirlo. Según dicen, ni ellos mismos esperaban una respuesta tan increíble cuando en pocos meses lograron recaudar más de 14 mil dólares.

Estalla de amor

El video muestra cómo el chico de cabellos colorados como el fuego intenta sin éxito dominar a su corazón.

Pero todo esfuerzo es en vano. Su expresivo y simpático corazón de ojos saltones estalla de felicidad y amor cuando lo ve a Jonathan. Aún con el riesgo latente que ese amor de un chico hacia otro salga a la luz. Cuando lo hace, y ante la mirada extrañada de los otros compañeros, el adolescente enamorado prefiere tirar hasta romper su corazón. Guardar sus sentimientos hacia ese compañero de la escuela. Para otra vez ocultarse y suspirar detrás de un árbol por ese amor que siente imposible, casi prohibido.

Embed

"Buscamos que las personas puedan cambiar su manera de ver la homosexualidad, que ha sido hipersexualizada y nosotros queremos mostrar el otro lado: que el amor que se puede sentir por un niño es exactamente el mismo que el de un niño por una niña ", dijo al mes del estreno el realizador mexicano a El Heraldo.

En otra nota, el joven revela que la idea original era mostrar a un niño al que "se le sale el corazón" para perseguir a una niña. Pero que decidieron intentarlo entre dos chicos. "Se sentía desde un principio diferente a cualquier otra historia que había hecho. Era más personal, social. Y ojalá muchas personas puedan verse reflejadas en estos personajes".

Bravo también dijo que se buscó abordar la historia "de una manera y desde un ángulo más enfocado en la parte romántica", porque entiende que es "una representación más pura e inocente que se necesita en los medios de comunicación".

La producción cosechó numerosos premios en festivales de cine y estuvo prenominada al Oscar en el rubro mejor cortometraje animado. También figura en el puesto número 9 en la lista de YouTube de los videos virales de 2017.

Los elogios llegaron de todos lados, incluso de destacados cineastas como el español Juan Antonio Bayona, director de El Orfanato, Un monstruo viene a verme y Jurassic World: el reino caído, quien tras ver el video lo compartió en su cuenta de Twitter con la pregunta: "¿Es el mejor corto de animación del año?"

Pero también cosechó críticas incluso en la tierra natal del joven realizador. "En México está muy presente la idea del machismo y qué es lo que debería ser un hombre, y dentro eso queda afuera lo que podría ser considerado como gay".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});