Educación

Las profesoras que llevaron sus clases a la escuela de la isla

En 2000 se implementa el régimen de docentes "itinerantes" en la Escuela Marcos Sastre de El Espinillo.

Sábado 25 de Agosto de 2018

En abril de 2000 por primera vez un grupo de profesoras y profesores "itinerantes" llegaban a la Escuela Marcos Sastre de la isla El Espinillo, para dar clases a un puñado alumnas y alumnos. La crónica publicada en La Capital el 25 de abril de ese año ("La escuela de la isla inauguró las clases del tercer ciclo de la EGB") relata cómo desde entonces este grupo de docentes comenzaría a cruzar desde Rosario todas las semanas para impartir lengua, ciencias, tecnología, inglés y matemática a las siete chicas y chicos que iniciaban la última etapa de la escuela obligatoria.

El sistema organizaba a los docentes para alternar su presencia, en tanto que el trabajo cotidiano en el aula se realizaba como un verdadero plurigrado: chicas y chicos de diferentes edades conviviendo en un mismo espacio, pero cada uno aprendiendo lo propio a su curso.

"Solo hace falta que las partidas lleguen mensualmente", pedía en aquella entrevista quien era la directora de la Escuela Marcos Sastre, Liliana Scavuzzo. La educadora llevaba para entonces 25 años de docencia en el lugar y como nadie conocía de las necesidades de sus alumnas y alumnos. La llegada de los profesores itinerantes era más que bienvenida por la directiva. "Este es un verdadero desafío", definían a su vez los educadores que desde esa fecha comenzaron a garantizar la educación obligatoria en la isla. "Ayer fue la primera vez que seis docentes especializados cruzaron en una lancha para dar todas las disciplinas de tercer ciclo completo. Por eso se presentaron antes los alumnos y sus madres para darle un inicio más formal a la cuestión", describe el artículo periodístico.

La ley federal de educación (24.195) extendió la obligatoriedad escolar desde los 5 años de jardín a los dos primeros años de lo que es hoy la educación secundaria. Las escuelas debieron acomodarse a la reforma educativa marcada por la estructura del nivel inicial, la Educación General Básica (la famosa EGB) y el polimodal (tres últimos años de la secundaria) una cuestión particular fue aplicar estos cambios en las escuelas rurales y de islas. Para estas realidades se diseñó un sistema de profesoras y profesores itinerantes (conocido como Proyecto VII), quizás una de las pocas iniciativas valoradas de aquella norma. En 2008 el sistema de itinerancia dejó de implementarse en Santa Fe, incluida en la escuela de la isla Marcos Sastre. Los profesores ya no cruzan. Actualmente, una sola alumna viaja desde la isla hasta Rosario para recibir estudios secundarios. Desde 2006 la escuela secundaria completa es obligatoria por ley nacional de educación (26.206).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario