educación

La vuelta segura, un desafío para las escuelas

Un informe de Unicef advierte las consecuencias de perder la presencialidad en el aula por la pandemia.

Sábado 28 de Noviembre de 2020

Una generación de niños y niñas en América Latina y el Caribe está perdiendo la escolarización debido al Covid-19, advierte Unicef en el informe “Educación en pausa ”. El documento, publicado este mes por el organismo internacional, señala que a más de siete meses del primer caso reportado en Brasil, la pandemia privó al 97 por ciento de los estudiantes de la región de continuar con la educación presencial. “Para cada niño, niña y adolescente —sostiene—, esta pérdida tiene graves implicaciones para su futuro y cada día que pasa con las escuelas cerradas se va dando forma a una catástrofe generacional, que tendrá profundas consecuencias para la sociedad en su conjunto”. El estudio también insta a los Estados a brindar una vuelta segura a las aulas, con protocolos y medidas básicas de higiene y sanidad. Menciona un indicador preocupante: 4 de cada 10 escuelas de la región carecen de instalaciones adecuadas para lavarse las manos.

Para Unicef, “cuanto más tiempo permanezcan cerradas las instituciones educativas, es menos probable que los estudiantes más vulnerables regresen a clases, incluidos quienes tienen alguna discapacidad, son migrantes o pertenecen a comunidades indígenas”. Ante este escenario, llama a los gobiernos a prepararse “para la reapertura segura y gradual de las escuelas”. Según proyecciones de la Unesco, más de tres millones de niños, niñas y adolescentes en toda la región están en peligro de abandonar la escuela. Datos del Ministerio de Educación nacional afirman que un 10 por ciento de los alumnos y alumnas de primaria y secundaria del país tuvo un contacto esporádico con la escuela durante la pandemia.

El informe también hace foco en un punto que durante estos meses advirtió en más de una ocasión el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta: que la pandemia dejará una sociedad más desigual y que habrá una caída en la matrícula de la educación obligatoria. “El cierre de escuelas afecta a todos los estudiantes, pero no todos se ven afectados por igual. Aquellos que viven en entornos más pobres tendrán mayores dificultades si no tienen acceso a una computadora, a internet o incluso a un escritorio”, agrega el informe de Unicef.

Una encuesta coordinada por el organismo internacional junto al Ministerio de Educación nacional reveló que 1,3 millones de niños, niñas y adolescentes de la Argentina tuvieron poco o ningún contacto con sus maestros durante el aislamiento. También que solo la mitad de los hogares con estudiantes tiene acceso a internet de buena calidad o a una computadora disponible con fines educativos.

Embed

Una vuelta segura

Si bien “Educación en pausa ” advierte sobre las consecuencias negativas de la interrupción prolongada de la escolaridad presencial producto de la pandemia, también sostiene que “a fin de proteger el aprendizaje y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes, deben establecerse protocolos de salud y seguridad, así como de limpieza y desinfección, y se deben establecer, por lo menos, instalaciones básicas para lavarse las manos con agua y jabón”.

“El desafío para las escuelas es enorme”, apunta Unicef. Y a modo de ejemplo, toma un indicador que es revelador: cuatro de cada diez escuelas de la región carecen de instalaciones básicas adecuadas para lavarse las manos. Algo clave si se quiere pensar en un retorno seguro a las aulas.

Por eso, afirma que la preparación para una reapertura escolar segura y eficaz “requiere de una estrecha coordinación entre los ministerios de diferentes sectores”. Y que las políticas, estrategias, procedimientos y protocolos —apuntalados por un financiamiento adecuado— “también son necesarios para preparar e implementar la reapertura segura de las escuelas y salvaguardar el derecho de todo niño, niña y adolescente a la educación y protección, con un enfoque especial en los menos favorecidos”. Tal como publicó esta semana La Capital, el último informe del Fondo de Asistencia Educativa (FAE) señala que dos de cada diez edificios escolares de Rosario tienen inconvenientes en la provisión del servicio de agua. Tendidos sanitarios viejos, baja presión y robo de sanitarios, algunos de los problemas más comunes.

Retorno gradual en Santa Fe

Tras una primera etapa de apertura en un reducido número de escuelas rurales del centro y norte provincial, el próximo martes 1º de diciembre todas las escuelas de Santa Fe abrirán las puertas para sus estudiantes. El retorno será gradual, en grupos que no superarán los ocho alumnos por curso y para primaria y secundaria, hasta el 11 de diciembre. Cuando les toque ir —que lo decidirá cada institución— no estarán toda la jornada escolar. Docentes, no docentes y alumnos deberán cumplir con los protocolos de distanciamiento social y uso del barbijo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS