Carreras

La oferta académica verde gana terreno

El interés por los temas ambientales también ha crecido en las propuestas de estudio de grado y posgrados.

Sábado 24 de Febrero de 2018

El interés creciente por los temas ambientales no solo se refleja en la multiplicación de organizaciones sociales que defienden causas ecológicas. La academia, bajo muy diversas formas, se ha adaptado a la nueva agenda social y ha incorporado en los últimos años muchas opciones de estudios que se enfocan en áreas tan amplias como la ecología, la biodiversidad, las energías sustentables y la conservación.

   Aún con el déficit de partida que significa no tener una Facultad de Biología en Rosario (una oferta que no suplen ni la universidad pública ni las privadas) existe en la ciudad y en la región un abanico interesante de licenciaturas, posgrados, profesorados, cursos y cátedras libres que abordan desde diferentes ángulos la temática ambiental.

   En la Universidad Nacional de Rosario (UNR) puede cursarse la licenciatura en recursos naturales en la Facultad de Ciencias Agrarias con sede en Zavalla, donde también se dicta un posgrado en manejo y conservación de recursos naturales.

   En Ciencias Exactas hay otro posgrado especializado en energía para el desarrollo sostenible, y en el CEI (Centro de Estudios Interdisciplinarios) se puede optar por una maestría en sistemas ambientales humanos, mientras que la Universidad Tecnológica (UTN) también ofrece especializaciones en energías renovables e ingeniería ambiental.

   En el sector privado puede cursarse la carrera de ingeniería ambiental, enfocada más que nada en gestión de residuos, en la Universidad Católica (UCA). A continuación un repaso (no exhaustivo) de algunas de las opciones para adentrarse en los estudios ambientales.

Oferta pública

En la UNR hay una licenciatura y varios posgrados con enfoque ambiental (se pueden consultar en www.unr.edu.ar/oferta-academica) repartidos entre varias facultades, aunque la que mayor oferta concentra es la de Agrarias. En el hermoso predio que esa facultad tiene en el parque Villarino de Zavalla se dicta desde 2010 una licenciatura en recursos naturales (www.fcagr.unr.edu.ar) enfocada en el análisis y el funcionamiento de los recursos naturales y el impacto de la actividad humana sobre los mismos.

   Graciela Klekailo, que es docente de ecología y miembro de la comisión de la carrera de esa licenciatura, explicó que tras ocho años de existencia la carrera ya tiene 14 egresados. Muchos trabajan con investigaciones en el Conicet, otros en reservas privadas en diferentes provincias, y otra egresada está en Dinamarca con un doctorado que investiga la reintroducción de animales en la reserva Iberá de Corrientes. "Es bastante variada la salida laboral", sintetizó la docente.

   Si bien la licenciatura se pensó en un primer momento como biología, luego se orientó más hacia la conservación de los recursos naturales. "Los primeros egresados tenían una fuerte visión hacia la conservación mientras que ahora buscamos darle una impronta más social", dijo Klekailo, quien resaltó que en la actualidad están revisando el plan de estudios para orientar la carrera hacia las nuevas demandas sociales en relación al cuidado del ambiente. "Creo que se viene un cambio hacia un manejo más integrado de los recursos naturales, lo cual es clave en una Facultad de Agronomía porque nos permite brindar una respuesta interesante a la sociedad", concluyó.

   Además de la licenciatura existe en Agrarias un posgrado en manejo y conservación de recursos naturales, una carrera que busca profundizar los conocimientos sobre la estructura y la dinámica de los procesos de los recursos naturales para su mejor manejo y conservación evitando su deterioro y su transformación en no renovables.

Posgrados y cátedras

En la Facultad de Ciencias Exactas hay una especialización en energía para el desarrollo sostenible (www.posgrado.fceia.unr.edu.ar) que apunta a formar graduados capaces de trabajar en un nuevo modelo de desarrollo energético sostenible donde el uso racional de la energía y el aprovechamiento de fuentes renovables serán ejes fundamentales. Por su lado el CEI (Centro de Estudios Interdisciplinarios, www.cei.unr.edu.ar) ofrece una maestría en sistemas ambientales humanos "destinada a la comprensión y análisis del universo complejo y dinámico que resulta el ambiente humano como relación sociedad?naturaleza".

   Por el lado de la Facultad de Bioquímicas también hay opciones: si bien no hay una carrera específica relacionada con lo ambiental, en todas las licenciaturas (bioquímica, farmacia, química, biotecnología y alimentos) aparecen estas problemáticas. Existe además un menú grande de asignaturas electivas que pueden tomarse en el último año de las carreras, como salud y medioambiente, química ambiental, introducción a la química verde, educación para la sustentabilidad del desarrollo humano y otros. Además se aprobó una especialización en ciencias ambientales, y existen varios proyectos de investigación de Conicet en relación con el ambiente.

   La Facultad de Veterinaria, con sede en Casilda, permite que los estudiantes interesados en ampliar su horizonte académico opten por una cátedra libre de fauna silvestre (en facebook aparece con ese nombre).

   La cátedra fue creada hace varios años como respuesta a la demanda de un sector del estudiantado "preocupado por la conservación del patrimonio natural de Argentina". Posteriormente se introdujo una nueva materia en el quinto año de la carrera con un perfil similar.

Menú privado

La Universidad Católica Argentina ofrece una licenciatura en ingeniería ambiental (www.uca.edu.ar) de 5 años de duración dentro de la Facultad de Química e Ingeniería.

   Stella Maris Andretich, directora de esa carrera, explicó que si bien se dicta desde 1997, el año pasado el plan de estudio se modificó para actualizar las temáticas vinculadas a energías a partir de fuentes renovables, riesgo ambiental, cambio climático y sustentabilidad. "La carrera tiene una fuerte orientación para la resolución de los desafíos asociados al desarrollo industrial así como también para el crecimiento de las actividades agropecuarias. La investigación aplicada juega un rol muy importante en la transferencia de conocimientos para la sociedad, al igual que para las actividades industriales y de servicio. Nuestra carrera fue concebida con el rigor de las ciencias duras, pero incorporando la mirada de la dimensión social", dijo.

   Andretich agregó que durante los últimos años se ha evidenciado una mayor demanda de profesionales expertos en ciencias del ambiente para el desarrollo de programas —tanto nacionales como internacionales— en materia de sustentabilidad. Además ratificó que en los últimos años el interés por la carrera es creciente "probablemente a causa de una mayor formación, espíritu crítico y de la preexistencia de una conciencia ambiental inédita hace algunos años atrás".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario