Educación

Imitan reconocidas obras de arte en una divertida propuesta escolar

La docente de plástica Josefina Rodríguez les propuso a sus alumnos y alumnas de 5º, 6º y 7º grado de la escuela Gurruchaga, recrear famosos cuadros.

Lunes 19 de Octubre de 2020

“Como dibujar en la arena a orillas del mar hasta que llega la ola y lo borra todo”. Así la profe de plástica Josefina Rodríguez les explicó a sus alumnos de primaria el concepto de arte efímero, un tema que la condujo a proponerles a los chicos de 5º, 6º y 7º grado de la escuela Gurruchaga la consigna de divertirse imitando obras de arte.

Josefina es profesora de Bellas Artes, maestra de nivel inicial y de Plástica. En diálogo con La Capital cuenta que hace muchos años trabaja en la escuela Gurruchaga como maestra jardinera y también de tecnología, pero este año con el inicio de la cuarentena asumió el cargo en el área de Plástica. Como les pasó a muchas maestras y maestros, Josefina no conocía a sus alumnos, pero apeló a todos los recursos disponibles y especialmente a la creatividad para que sus clases además de ser un espacio de aprendizaje fueran un motivo para pasarla bien. Y lo logró, por eso creó una galería de arte virtual dentro de la cuenta de Facebook de la escuela como un reconocimiento a los trabajos realizados por todos sus alumnos.

gurruchaga08.jpg
Valentino Zerga, 5º grado.

Valentino Zerga, 5º grado.

Arte efímero

La docente precisa que comenzó a trabajar con sus alumnos sobre el concepto de arte efímero a partir de la sugerencia de una supervisora. “Empezamos a investigar con los chicos y las chicas cómo era este tipo de arte. Trabajamos con la idea de crear algo, sacarle una foto y desarmarlo dejando solo el registro. Busqué muchas imágenes y ejemplos para proponerles a los chicos trabajar bajo esta idea de expresarse sin conservar el objeto artístico como material”, rememora josefina sobre el comienzo de un proceso de aprendizaje que comparte con los chicos y las chicas de la escuela de Salta y Crespo.

gurruchaga18.jpg
Juan Sebastián Andrada Huss , 6° grado.

Juan Sebastián Andrada Huss , 6° grado.

El primer trabajo que hicieron bajo este concepto fue un monstruario: “Se trataba de armar un monstruo con los objetos que tenían en sus casas”, explica josefina, quien recuerda con satisfacción la activa participación de los chicos y sus familias. “Me di cuenta de que había que seguir trabajando sobre este concepto, porque a los chicos les gustaba abordar está idea del arte”, subraya.

Durante setiembre retomó este tema con 1º ciclo para producir arte efímero bajo la temática de la primavera. “Los chicos hicieron cosas hermosas solo con elementos que encontraban de la naturaleza”, rescata. Entonces, Josefina fue por más, y sobre el mismo concepto invitó a los chicos de 5º, 6º y 7º grado a jugar.

gurruchaga23.jpg
Franco Venticinque,  6° grado.

Franco Venticinque, 6° grado.

Con la consigna de jugar

La propuesta que es furor en la galería de arte de la Gurruchaga se llama “imitemos obras de arte”. La consigna es producir arte efímero a partir de una obra de arte que ellos mismos elijan para imitar. “Los chicos solamente tienen que buscar un cuadro que les guste y les de ganas de imitarlo, con cualquier objeto que tengan en sus casas para poder llevarlo a cabo”, explica la docente. Esta idea -comenta- surgió en Holanda y desde allí se posicionó en las redes sociales a través de una página de Instagram.

Como buena docente, Josefina puso a disposición de sus alumnos un montón de enlaces de museos y galerías del mundo para guiarlos en la búsqueda, y que ellos se animaran a bucear. Entre los espacios destacados les envió links de museos de la ciudad, y les sugirió espacios virtuales donde recurrir para acceder a las obras. “Los chicos se entusiasmaron mucho, sobre todo cuando les dije que también podían participar sus mascotas, que en esta cuarentena pasaron a tener un papel muy importante en sus vidas”, valora.

gurruchaga11.jpg
Kiara Anselmini, 5º grado.

Kiara Anselmini, 5º grado.

Imposible fallar, porque la consigna de la seño consiste en jugar. Cuando planteó el ejercicio, a Josefina le interesaba en particular el primer contacto de sus alumnos con la imagen, y sabía muy bien que si la propuesta era “ver obras de arte” sus alumnos no se iban a entusiasmar. “Quiero que mis alumnos de 5º a 7º grado entren a internet a buscar obras de arte y no se aburran. Ese es el objetivo, no pedirles que hagan una investigación sobre una obra o un artista”, destaca la maestra. La exitosa respuesta a la convocatoria parece indicar que el objetivo se ha logrado.

En los trabajos realizados por los chicos y las chicas tuvieron su lugar desde el arte renacentista hasta el surrealismo, tanto obras europeas como latinoamericanas. Los caniches hicieron de corderos en las obras religiosas y los gatos ocuparon el lugar de los monos en las pinturas de Frida Kahlo. Algunas docentes se sintieron en la edad media y se pusieron baldes en la cabeza para simular extravagantes sombreros, como indicaba la moda de la época. Algunas alumnas se sintieron bailarinas, otros plebeyos, y más de uno posó como miembro de la nobleza europea.

gurruchaga21.jpg
Simón Fabro, 5°grado.

Simón Fabro, 5°grado.

“Como docente de plástica tengo cubierto mi objetivo que era que los chicos miren una obra de arte”, dice Josefina. Sabe que en el marco del juego los chicos tuvieron que elegir entre un montón de opciones y aprendieron muchas cosas. “Para imitar esa obra tuvieron que ver cómo era la figura, cómo era el fondo, cómo eran las texturas de los materiales que tenían que usar”, enumera la docente, quien explica que a través del juego los chicos trabajaron todos los elementos que se estudian en una clase de plástica.

El juego y el humor fueron importantes en este proceso de aprendizaje. Proceso que además fue multitudinario porque de él no solo participaron los alumnos y las alumnas, sino también sus familias y hasta las docentes de la escuela.

Josefina busca acercar el arte a sus alumnos a través del asombro y los encuentros. Solo de este modo sabe que generará respuestas significativas por parte de ellos. Los chicos de 5º, 6º y 7º de la Gurruchaga se divirtieron imitando obras de arte. Pero además de divertirse posando como “El desesperado”, el alumno Fabro de 5º grado sabe ahora, gracias a ese juego, algo más de un pintor francés llamado Gustave Courbet.

gurruchaga04.jpg
Benicio Crespo, 7º grado.

Benicio Crespo, 7º grado.

gurruchaga09.jpg
Tomás Yunes Roveri, 5º grado.

Tomás Yunes Roveri, 5º grado.

gurruchaga26.jpg
Camilo Couso, 7° grado.

Camilo Couso, 7° grado.

gurruchaga27.jpg
Lola masuelli, 6º grado.

Lola masuelli, 6º grado.

gurruchaga02.jpg
Ameli Peroni, 6° grado.

Ameli Peroni, 6° grado.

gurruchaga17.jpg
Florencia Davalle, 6º grado.

Florencia Davalle, 6º grado.

gurruchaga03.jpg
Cintia, señorita de Música.

Cintia, señorita de Música.

gurruchaga05.jpg
Simon Pesca Belizan, 6º grado.

Simon Pesca Belizan, 6º grado.

gurruchaga10.jpg
Maria Corbalan, 5º grado.

Maria Corbalan, 5º grado.

gurruchaga20.jpg
Iván Doba, 5° grado.

Iván Doba, 5° grado.

gurruchaga16.jpg
Selene De Cerchio, 5º grado.

Selene De Cerchio, 5º grado.

gurruchaga07.jpg
Bautista Maluf, 6º grado.

Bautista Maluf, 6º grado.

gurruchaga19.jpg
Malena Liborio, 5º grado.

Malena Liborio, 5º grado.

gurruchaga15.jpg
Alma Bregy, 6º grado.

Alma Bregy, 6º grado.

gurruchaga25.jpg
Fabrizio Tedini, 6º grado.

Fabrizio Tedini, 6º grado.

gurruchaga24.jpg
Guadalupe Zapata, 7º grado.

Guadalupe Zapata, 7º grado.

gurruchaga12.jpg
Maria Sol Venticinque, 7º grado.

Maria Sol Venticinque, 7º grado.

gurruchaga06.jpg
Señorita Romina Paladini.

Señorita Romina Paladini.

gurruchaga22.jpg
Josefina Sánchez, 5º grado.

Josefina Sánchez, 5º grado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS