Educación

Hacia una educación libre de violencias

Recomendaciones de un encuentro latinoamericano sobre igualdad de género y discriminación.

Sábado 21 de Julio de 2018

"Es primordial que se considere el potencial transformador de la escuela hacia sociedades más justas e igualitarias", afirma la declaración final del encuentro Igualdad de Género, Violencia y Educación promovido por la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (Clade), con apoyo de Unicef y la Red Salvadoreña por el Derecho a la Educación (Resalde), anfitriona del evento.

Luego de tres jornadas de deliberaciones —fue a fines de mayo pasado—, los representantes educativos de más de 17 países, entre los que se encontraban estudiantes, acordaron una declaración final con recomendaciones y aportes para las políticas públicas. El tema convocante fue trazar un panorama sobre la discriminación y violencia por razón de género contra niñas, mujeres y personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex (LGBTI) en los espacios educativos, para formular recomendaciones al respecto.

"Apostamos en el fortalecimiento de sistemas educativos públicos y laicos, donde se garantice una educación emancipadora y garante de derechos, que permita cuestionar los actuales patrones sociales, de distribución desigual de poder entre hombres y mujeres, para impulsar una transformación", enfatizó la coordinadora general de la Clade, Camilla Croso.

El documento acordado presenta los retos para el enfrentamiento de la violencia y discriminación de género a nivel regional, subraya instrumentos de derechos humanos relevantes y señala recomendaciones a las autoridades, en lo que toca a los frentes: cambio de patrones socioculturales; realización de una educación emancipadora y garante de derechos; marcos legales, políticos e institucionales. Respecto a este punto, se señaló el rol de los Estados como garantes de derechos, que deben poner en marcha políticas públicas intersectoriales de enfrentamiento a las desigualdades y la violencia en la educación, asignando y ejecutando para ello un presupuesto suficiente y transparente.

Recomendaciones

Entre otras conclusiones reunidas en el texto, se leen:

•Se destaca el avance alcanzado en los últimos 40 años, en materia de normas relacionadas con la protección de los DDHH y lo que refiere a la igualdad de género, la superación de discriminaciones y violencia de género y su relación con el derecho a la educación. A pesar de esos logros, se señala que ningún país ha logrado eliminar la desigualdad de género en todos los aspectos de la vida social, lo que incluye el derecho a la educación, y que por el contrario además se ha incrementado.

•La desigualdad y la violencia de género tienen múltiples expresiones en los sistemas educativos: van desde la exclusión y discriminación de niñas, adolescentes y población LGBTI en las escuelas hasta métodos pedagógicos, planes de estudio e infraestructura que refuerzan los estereotipos y roles de género, manteniendo el status quo.

•Se asiste al crecimiento de agendas regresivas de derechos humanos en América Latina y el Caribe, que van en contra de la igualdad de género, la diversidad sexual, el derecho a la identidad de género, la educación con enfoque de género, la educación laica y la educación sexual integral.

•Respecto de la promoción de patrones socioculturales que favorezcan la igualdad de género y la superación de la violencia, la declaración marca la necesidad de aumentar los esfuerzos para una mayor sensibilización alrededor de la igualdad de género a la ciudadanía en general, incluyendo campañas y materiales en lenguajes diversos, estrategias de arte y cultura, además de ejercicios de debate y dialogo que promuevan concienciación y busquen superar problemáticas de discriminación, estereotipos y desinformación.

•Es imperativo que se promueva la deconstrucción de masculinidades hegemónicas para la reconstrucción de modelos de feminidad y masculinidad en condiciones de igualdad, hacia la superación de roles estereotipados, sexistas y heteronormados bien como la desnaturalización de la violencia de género.

•Se debe despertar la recepción crítica de los medios de comunicación, de manera que se cuestione los contenidos y las malas prácticas mediáticas.

•El fortalecimiento de los sistemas de educación laicos, públicos, gratuitos y de calidad, configura la principal estrategia por la igualdad de género, por una educación no sexista y la superación de la violencia en y desde la educación, pues conlleva a mayores niveles de igualdad social y hace frente a causas estructurales de la problemática.

•El principio de la laicidad de la educación pública debe ser respetado y practicado, acorde con el principio de libertad de conciencia y el principio constitucional de separación entre iglesia y Estado, para evitar que se socave el carácter deliberativo y plural de la escuela, y la consolidación de sociedades democráticas. Aquellos marcos legales y políticos, así como prácticas que tienen lugar a nivel de las escuelas, que contradigan el principio de la laicidad deben de ser revertidos.

•Es necesario reconocer las niñas, niños, adolescentes y jóvenes como sujetos de derechos y sujetos transformadores, siendo imprescindible fortalecer espacios de diálogo y toma de decisión con los y las estudiantes, incentivando activamente la participación de niñas y jóvenes adolescentes en la gestión democrática de las escuelas.

•La igualdad de género y la superación de la violencia de género en y desde la educación son componentes fundamentales que deben de ser trabajados desde la educación en la primera infancia hasta la universidad y más allá, incluso con incremente de investigaciones académicas. Asimismo, la adolescencia configura una etapa especialmente importante, que demanda de los sistemas educativos particular atención.

•La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) ha destacado la relevancia de la educación sexual integral en los currículos educativos, siendo "imperativo para la protección de los niños, niñas y adolescentes", la prevención de la violencia y del embarazo infantil y adolescente.

A pesar de los avances en materia de normativas, en ningún país se ha logrado eliminar la violencia de género"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});