Educación

El Principito y un mensaje al corazón

La idea fue leer y compartir El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, debatir y empezar a conocerse mejor.

Sábado 17 de Noviembre de 2018

"Nosotros no nos llevábamos tan bien, pero a través de este proyecto nos juntamos los 6º con los 7º grados, nos mezclamos y pudimos compartir opiniones". Quienes hablan son Rocío Cano y Luna Escalante, alumnas de 6º grado de la Escuela Nº 119 Coronel Ortiz de Ocampo. Se entusiasman contando detalles de una propuesta que les hicieron sus maestras a los dos cursos para mejorar la convivencia. La idea fue leer y compartir El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, debatir y empezar a conocerse mejor. La tarea terminó con canciones, una muestra interactiva y la superación de las diferencias a partir del valor de las palabras.

Rocío y Luna cuentan que "antes se llevaban super mal" entre los grados, y que por ejemplo, cuando les tocaba jugar al metegol "si te acercabas te sacaban al vuelo"; en cambio ahora "estamos más conectados". Dicen que sienten que pueden ser parte del mismo juego y hasta ya saben que van a extrañarse cuando llegue fin de año y los de 7º grado pasen a la secundaria. Una y otra nena intercambian frases que les dejó la lectura de El Principito, una que habla del valor de la niñez y otra más divulgada: "He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: solo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos".

El día que se presentó la muestra, al escenario subieron los 6º y 7º grados. Cantaron y fueron aplaudidos por sus maestras, el director y autoridades invitadas. La muestra interactiva incluyó desde una versión digital del cuento que podía escucharse y mirar en las netbooks dispuestas en el salón, una invitación a armar con distintos materiales el propio Zorro, a diseñar una rosa y a descubrir mensajes que dejó la lectura de esta historia, entre otras ideas a las que convocaron a recorrer a toda la escuela.

"A principio de año vimos que había tensión entre estos grados. Buscamos un libro con enseñanzas, valores, que pudiéramos trabajarlo juntos. Al momento de leer y hacer los trabajos aprendieron a conocerse, a respetarse, tanto fuera como dentro del aula", cuentan la bibliotecaria Micaela Bernachini; una de las maestra de 6º, Aneley Ruani y la profesora de tecnología Alicia Vezzani. Chicas y chicos tuvieron su ejemplar de El Principito gracias a una oferta que apareció en los kioscos de revistas y una compra comunitaria que organizaron las docentes.

"Tenemos las mejores conclusiones de este proyecto, porque también a nosotras nos sirvió para unirnos y valorar el compañerismo", confiaron las maestras. También estuvieron al frente de esta tarea conjunta, las docentes de 7º grado Gladys Mascali y Pamela Duarte, y de 6º Claudia Urbaneja.

No es la primera vez que desde la Escuela 119 encaran iniciativas conjuntas, que unen los grados y las distintas disciplinas: el año pasado a partir de la lectura de El grito de la grulla, de Samuel Omeñaca, llevaron al Hospital de Niños grullas construidas por las alumnas y alumnos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});