#YoLeo / chicos y chicas que leen

El perro callejero que fue un ícono de Resistencia

Victoria Garay (9 años) sostiene entre sus manos una bella edición de la historia de El Perro Fernando, del escritor chaqueño Mempo Giardinelli.

Sábado 02 de Junio de 2018

Victoria Garay (9 años) sostiene entre sus manos una bella edición de la historia de El Perro Fernando, del escritor chaqueño Mempo Giardinelli. Fernando fue un perro que vagabundeaba por las calles de Resistencia (Chaco) entre los años 50 y principios de los 60 del siglo pasado. Era tan querido que era uno más entre los habitantes de la capital chaqueña.

Pero además, el can tenía un oído privilegiado que le permitía saber si alguien erraba una nota cuando cantaba o ejecutaba un instrumento. Así, cada vez que iba a una fiesta, se sentaba cerca de los músicos para darles su aprobación o hacerles notar su desagrado. "Si le gustaba meneaba la cola y si no levantaba la cola y les gruñía", cuenta Victoria sobre el texto.

"Es un libro muy lindo que trata sobre un perro que vivía en las calles y le gustaba la música. Yo lo recomendaría", afirma Victoria. El perro Fernando de carne y hueso murió a fines de mayo de 1963. Sus restos fueron enterrados en un museo de la ciudad, donde se puede leer como epitafio: "Fernando, un perrito blanco que, errando por las calles de la ciudad, despertó en infinidad de corazones un hermoso sentimiento",

Pero además de la historia de Fernando, Victoria dice que le gustó el libro porque el callejero chaqueño era blanco como su perro Olaf, a quien le pusieron ese nombre por un personaje de la película Frozen. Describe a su perro como "medio cargoso" y cuenta que se pone "medio loquito" cuando vienen visitas a su casa o alguien golpea la puerta.

Victoria / Yo leo


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});