educación

El archivo: una campaña para combatir la epidemia de la viruela

El archivo fotográfico retrata una crisis sanitaria de hace 116 años atrás, y las repercusiones sociales ante las medidas implementadas por el Estado nacional.

Sábado 20 de Febrero de 2021

La instantánea data de 1905 y aunque retrata una crisis sanitaria de otra época resulta inevitable no asociarla con los tiempos presentes. La foto muestra decenas de niños y adolescentes reunidos en el patio de un conventillo mientras esperan ser vacunados para prevenir la epidemia de viruela. La pieza fotográfica corresponde al fondo de la Revista Caras y Caretas que integra el archivo documental del diario La Capital, y aunque fue tomada en la ciudad de Buenos Aires es representativa del proceso vacunatorio que se replicó en todo el territorio nacional en aquel momento.

La epidemia de viruela hizo estragos a lo largo y ancho de todo el país desde la llegada de los primeros europeos en el siglo XVI, pero fue a inicios de siglo XIX que se expandió la inoculación y variolización, al menos en las principales ciudades del entonces Virreinato del Río de La Plata, donde el territorio de la actual Rosario no estuvo exento.

En 1796 las investigaciones del británico Edgard Jenner darían lugar a la vacuna contra la viruela, un acontecimiento que cambiaría al mundo. En el país, las campañas de vacunación tomaron importancia recién a partir de la segunda presidencia de Julio Argentino Roca. La ley 1.420 de educación primaria, laica y obligatoria extensiva a todo el territorio nacional sumaba en 1886 un articulado para Buenos Aires que establecía que los niños y niñas que ingresen al primer curso escolar debían llevar obligatoriamente un certificado de vacunación. Una disposición que evidenciaba el peso del movimiento higienista tanto en materia educativa como en el escenario político de la época.

La vacunación obligatoria y generalizada no se produjo sin obstáculos. Fue una medida resistida desde ámbitos disímiles, ya que se opusieron a ella tanto los sectores populares como académicos y autoridades eclesiásticas. La obligatoriedad fue aprobada en 1886 en el territorio porteño y en 1904 para el resto del país.

En su obra Marcados en la piel: vacunación y viruela en Argentina (1870-1910), María Silva Di Licia —doctora en historia y profesora de la Universidad Nacional de La Pampa— analizó el impacto social de tuvo la epidemia en el país durante décadas, dejando un tendal de muertos y convalecientes con graves consecuencias, como la ceguera y las marcas que para siempre quedaron en rostros y cuerpos. De acuerdo a este estudio, desde abril de 1901 la viruela se impuso en el país con características alarmantes, lo que obligó a las autoridades a implementar un plan inmediato de vacunación domiciliaria. “Entre niños y adultos, se inmunizó a unas mil personas por día. Conventillos y edificios donde se hacinaban los inmigrantes fueron el principal foco de atención. (...) Las campañas —que constituyeron verdaderas política de Estado— fueron efectivas en la concientización de la población. La vacuna que era gratuita debía llegar además a los inmigrantes llegados al país, para lo cual se apersonaban a la llegada de los barcos en el puerto o bien, en el Hotel de Inmigrantes y a los niños en escuelas y colegios”, cita el estudio.

Según los registros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la viruela fue declarada oficialmente erradicada en 1980, y es considerada la primera enfermedad combatida a escala mundial a partir de la vacunación masiva. A 116 años de la escena retratada, la pandemia de coronavirus pone en riesgo a los adultos mayores de toda la población mundial. Al igual que en el siglo pasado, el éxito en la erradicación de la enfermedad vendrá de la mano de las campañas de vacunación que asuman los Estados nacionales, las tareas de vigilancia sanitaria y las medidas de prevención emprendidas para contener los focos epidémicos. Estrategias que tanto ayer como hoy continúan resultando eficaces para combatir y erradicar este tipo de padecimiento global.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS