Educación

El archivo: un cumpleaños sorpresa en la escuela del Negro Fontanarrosa

En un nuevo aniversario de la partida del historietista y escritor, La Capital lo recuerda con la celebración de un cumpleaños sorpresa en su querida Escuela Carrasco.

Sábado 17 de Julio de 2021

El próximo 19 de julio se cumple un nuevo aniversario de la partida del historietista y escritor rosarino Roberto Fontanarrosa. Los archivos de La Capital están plagados de notas que reflejan su trayectoria y protagonismo, pero nada mejor para recordarlo que recurrir a una celebración disfrutada por él mismo en su apreciada Escuela Carrasco.

Un pequeño presente

La nota de archivo se titula “Festejo sorpresa para Fontanarrosa en su cumpleaños”, fue publicada el 28 de noviembre de 1994 y cuenta: “La Escuela Nº 69 Dr. Gabriel Carrasco festejó ayer el cumpleaños del dibujante rosarino Roberto Fontanarrosa, con una fiesta sorpresa en la que participaron unos 150 alumnos y los viejos amigos del homenajeado. El salón de actos del edificio de Agrelo y Larrechea, en la zona norte de Rosario, fue escenario de una fiesta bastante inusual, que difícilmente el historietista pueda olvidar. Lo habían llamado para darle un pequeño presente por su cumpleaños, en virtud de la gran amistad que lo une con la institución, donde asisten sus hijos y con la que colabora en forma permanente”.

Pantalones cortos

El agasajo fue organizado por las maestras de 6º grado Ester, Giorgina, Graciela, Laura y Ana Silvia, quienes fueron las encargadas de organizar la fiesta a partir de una iniciativa que comenzó a tomar cuerpo tres meses antes, y en la que se pensó cómo hacer para brindar un reconocimiento a quien había colaborado siempre con la cooperadora, la escuela y los chicos.

La crónica continúa: “Se lo llamó para brindarle un pequeño presente y buena sorpresa se llevó cuando encontró a toda la institución preparada para recibirlo. Sus viejos amigos lo esperaban vestidos con guardapolvos y pantalones cortos. Félix Reinoso, Aldo Pedro Poy, Chiquito Reyes, el Negro Centurión y Jorge Brisaboa, entre otros, se mezclaban entre los chicos, pero no pasaban desapercibidos”.

Visiblemente emocionado, el querido Negro Fontanarrosa solo atinó a decir a La Capital que “no tenía ni idea de lo que se estaba tramando”, y agradeció a su querida Escuela Carrasco por todo el esfuerzo realizado para homenajearlo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario