Miradas

El abrazo colectivo del mate y el fuego

En primer plano un grupo de nenitos juegan en la hamaca de la plaza Pocho Lepratti. Una mujer está con ellos, los cuida.

Sábado 29 de Junio de 2019

En primer plano un grupo de nenitos juegan en la hamaca de la plaza Pocho Lepratti. Una mujer está con ellos, los cuida. En el fondo, un paredón con una frase que se repite por decenas en barrio Ludueña: "Pocho Vive. La lucha sigue". La imagen es una de las primeras que se ven en Mate y fuego, el documental que construye, mediante un coro de voces, los significados que se ponen en juego en los carnavales que se desarrollan cada año en Ludueña para festejan el cumpleaños de Claudio Lepratti, el militante social y político nacido en Concepción del Uruguay el 27 de febrero de 1966 y asesinado durante la represión policial de diciembre de 2001.

El material producido por el colectivo audiovisual Andamio registra testimonios para el 16º Carnaval Cumple de Pocho realizado en febrero de 2017, apenas meses después de la muerte del cura Edgardo Montaldo, otro de los grandes referentes del noroeste rosarino y, al igual que Lepratti, un promotor de proyectos e ideales junto a los más necesitados.

Los testimonios hacen foco en Lepratti y su compromiso con la pibada de la zona. "Él siempre luchó por los chicos" dice Graciela en el video, una de las vecinas de Ludueña. Laura, una de las hermanas de Pocho, recuerda el día que visitó a su hermano y éste, tras reparar el techo del ranchito donde vivía, se puso a cocinar. Pero la comida que estaba preparando era mucha. Cuando ella le preguntó el por qué de esa cantidad, su hermano le contestó que seguro "algunos chicos" iban a ir a comer. Cuando empezaron a llegar ella se dio cuenta que esos "algunos" eran un montón que comían con su hermano Claudio, aunque para los pibes ya era Pocho. El del mate del compartir y el fuego que abriga.

"Pocho Vive —dice Vanesa— tiene que ver con proyectos de vida, porque su trabajo con los jóvenes no era a corto plazo, siempre una transformación profunda salía". Y más adelante agrega: "Pareciera que el problema en esta sociedad son los pibes. Por eso nosotros no acordamos (con eso) y el debate que nos tenemos que empezar a dar tiene que ver con el trasfondo político. El peligroso anda de traje y corbata".

Los protagonistas

Pero los chicos y chicas del barrio son los grandes protagonistas de Mate y fuego, ya sea bailando, jugando a la pelota, corriendo o simplemente paseando en bicicleta. En ellos radica el significado del "Pocho Vive" que se hace carne en cada carnaval de febrero. Por eso Erica afirma: "Si pienso en el Pocho y en el Carnaval los pienso como una hermosa expresión de lucha, desde la alegría, con la frente bien en el alto y los cuerpos convencidos, porque los tenemos curtidos y muy cagados a palos. Hoy nos podemos parar y decir que Ludueña no se calla, se planta con carnaval (...) que es motor, escenario político de una construcción amplia donde estamos de fiesta con nuestra sangre". Junto a las imágenes del barrio suena potente la chacarerra "La Ludueñita", en la guitarra y voz de Varón Fernández, amigo de Pocho y músico de la zona. En su letra, habla de los pibes y pibas del barrio, del mate y la torta asada, de Pocho y el padre Edgardo, de la Murga de los Trapos y las guitarras, de los murales y las leyendas. Una pintura perfecta de Ludueña. En una charla con La Capital en febrero de 2017, Varón Fernández dijo que "al pensar en Edgardo (Montaldo) o en las madres que tienen que enterrar a sus hijos tenemos que ver la vida y no quedarnos en la muerte". Y agregó: "Todo esto nos tiene que servir para algo, para ser mejores personas, para organizarnos y que las cosas salgan cada vez mejor".

El documental cierra con una bellísima imagen de noche, donde solo se alcanza a distinguir dos bombos marcando el ritmo a un grupo de siluetas de chicas que bailan murga en la puertas de la casita donde vivía Pocho, hoy convertido en un Bodegón Cultural.

>> En el marco del 20º Festival nacional de cine y video documental, "Mate y fuego" se proyecta el próximo viernes 5 de julio a las 18.20 en la Biblioteca Popular Pocho Lepratti (Chacabuco 3085).

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario