Aborto Legal

Derecho a decidir y una agenda que no tiene marcha atrás

La investigadora Carolina Scotto destacó la tarea de militantes de distintas generaciones por la ley del aborto.

Miércoles 13 de Junio de 2018

El salón está casi lleno. Faltan apenas horas para que comience en el Congreso el debate por la ley de interrupción voluntaria del embarazo y en la Universidad Nacional de Córdoba, en el marco de un encuentro regional universitario (Cres 2018), las estudiantes lucen sus pañuelos verdes. En el cuello, atados en la muñeca o en la mochila. Las jóvenes universitarias marcan la agenda.

"Educación superior y perspectiva de género", es el título del debate que las convoca. Lo coordina la investigadora Carolina Scotto, exrectora de la Universidad de Córdoba, la primera mujer en llegar a ese cargo en los más de 400 años de vida de esa institución. Y hasta ahora la única.

En el panel, con representantes de Cuba, Honduras, Brasil y Argentina, se discute acerca de los obstáculos que encuentran las mujeres para acceder a los cargos jerárquicos de investigación. También la inclusión en las universidades del colectivo LGBT. Se escucha desde los alto de la platea a un joven brasileño gritar ¡Marielle Franco, presente! Hay aplausos. Marielle era concejala y militante feminista de Brasil asesinada en marzo pasado, tras denunciar los abusos de policías y paramilitares en las favelas. Diana Sedal Yanes, rectora de la Univeridad de Oriente (Cuba) destaca la tarea de los propios estudiantes en el avance de la perspectiva de género.

"Estamos esperanzadas en que el año 2018 sea el año de la interrupción voluntaria del embarazo".

Una alumna del público toma la palabra y habla del desafío de que se aborde la perspectiva de género en todas las carreras. Y a cien años de la Reforma del 18, propone avanzar en "un Manifiesto Feminista que apunte a la igualdad y a la justicia social". Es entonces cuando hace mención al debate en el Congreso y pide educación sexual integral en todos los espacios educativos, anticonceptivos para no abortar y aborto legal, seguro y gratuito para no morir, tal como expresa el lema de la campaña nacional y al que los rectores de las universidades públicas del país adhirieron en abril pasado.

>> Leer más: Abucheos al gobierno nacional en la Conferencia Regional de Educación Superior

Sobre el final, Carolina Scotto habla de la inminente discusión parlamentaria sobre la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Y dice: "Estamos muy esperanzadas de que por fin este debate tan largamente demorado consiga colocar la discusión en el terreno de las políticas públicas y de los derechos de mujeres y varones a resolver las dificultades que tengan sin sufrir victimización ni riesgos en su salud. Sin la imposición de opiniones, convicciones o credos, a los que cada quien individualmente tiene derecho, pero que el Estado no puede proteger".

"Estamos esperanzadas en que el año 2018 sea el año de la interrupción voluntaria del embarazo", afirma Scotto. Nuevamente el recinto estalla en aplausos. Scotto enmarca la norma en una serie de "progresos legislativos no menores, como la ley de salud sexual y procreación responsable (2003), la de matrimonio igualitario (2010), la de identidad de género (2012) y la de erradicación de la violencia de género (2015). E invita a trabajar para que esta nueva ley que se apresta a discutir el Congreso "tenga plena vigencia y en particular para que cada uno de los universitarios nos convirtamos en agentes activos de la promoción de una cultura igualitaria, dentro y fuera de la universidad".

Desde el escenario la postal de los pañuelos verdes en el público es impactante. Se respira una hora histórica. "Creo que hay una conciencia mayoritaria -dice Carolina Scotto a La Capital-, sobre todo en ambientes universitarios como este foro, que condensa universitarios y universitarias de distintas generaciones y países, de que en materia de derechos e igualdad de género la ley de interrupción voluntaria del embarazo es una deuda pendiente para muchos países de Latinoamérica. Y para el nuestro también. Aún cuando en la Argentina hay muchas leyes que hemos conquistado en estos años, que ha conquistado en realidad el progreso cultural de la sociedad civil más que los gobiernos y poderes políticos. Existen de manera inesperada expectativas favorables de que esa ley se pueda aprobar"

Sin embargo, con gran cantidad de indecisos, la media sanción es aún una incógnita. Pero pase lo que pase entre hoy y la mañana del jueves, para la exrectora de la Universidad Nacional de Córdoba, en este debate ya no hay marcha atrás: "De eso no tengo dudas. Si no se aprobara no tengo dudas de que la insistencia de muchas militantes de todos los espacios, formales e informales, institucionales o no, sectores de la actividad, jóvenes y militantes de hace varias generaciones que se está organizado para promover esta legislación, van a continuar trabajando hasta que algunos prejuicios y barreras puedas quebrarse. Y el Poder Legislativo finalmente vote la ley".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario